AHS Coven Recap (3.9): “Head”

¡Que manera de dejar a los fanáticos esperando por el regreso de American Horror Story: Coven!. Head como su nombre lo indica, es un brutal episodio lleno momentos grandiosos que definitivamente llevan la historia a otro nivel que no podemos esperar a conocer.

Un flashback a la infancia de Hank es la introducción al episodio. Nos podemos dar cuenta que la niñez del cazador de brujas no fue menos difícil que la de personajes como Cordelia, pues su padre  (parece ser que en el universo de Coven simplemente no existen los buenos padres) desde muy temprana edad lo presiona a convertirse en una máquina de destrucción. El infante, sin embargo, no está preparado para enfrentarse a su destino, por lo que no se atreve a asesinar a la bruja que estaban casando, la cual quema la mano de su padre, quien, al ser un experto, termina la tarea que su hijo no pudo concluir.

Como los mejores mafiosos de los años de la prohibición, Fiona llega a la estética de Laveau con la cabeza de Lalaurie para empezar a tomar medidas reales en contra de los cazadores de brujas que las acechan. En una misma escena tenemos una increíble discusión entre las divas más poderosas de la serie Fiona, Marie Laveau y la cabeza de Lalaurie, La suprema insiste a la reina vudú que dejen de lado sus diferencias y se unan en contra de un enemigo común. Laveau está convencida de que su alianza secreta con Hank la mantendrá viva pues los cazadores de brujas “son problemas de las blancas”, humilla a Fiona y la incita a salir lo antes posible de su salón de belleza dejando la cabeza de la asesina serial.

En Miss Robichaux’s, Cordelia lidia con su ceguera al momento de intentar hacerse un desayuno, una destrozada y recién resucitada Myrtle observa el momento con una profunda tristeza y compasión. Preocupada de que Delia crea que realmente ella la dejó ciega, le pide que use sus poderes para que vea que no miente y le recuerda aquel momento en que la egoísta de su verdadera madre la dejó en la academia a su cuidado. Myrtle, en una confesión de verdadero amor maternal, asegura le gustaría sacarse sus ojos para dárselos a su hija adoptiva.

Por otro lado en Atlanta, Georgia, conocemos el imperio construido por el padre de Hank, una empresa gigante dedicada al exterminio de las hechiceras. David (a quien podemos recordar por ser el policía con el que fantaseaba Vivien Harmon en Murder House) recibe a Hank, con quien mantiene una conversación sobre los puestos altos en la empresa, donde aparentemente Hank no tiene ningún lugar.

Al ser enfrentado Hank con su padre, descubrimos que fueron ellos quienes dejaron ciega a Cordelia. También nos damos cuenta de que la alianza entre Hank y Marie Laveau era solamente una farsa, pues pensaba terminar con ella y su tribu después de exterminar a las brujas de Salem (Watch Out Voodoo Queen). La presión del padre ejercida de una interesante manera dejándole ver de cerca a Hank la herida en su mano que surgió gracias a su aparente cobardía. La necesidad de sorprender a su padre y su amor por Cordelia, provocan que el confundido cazador tome acciones que tendrán consecuencias terribles.

En Miss Robichaux’s, Myrtle convoca a una muy elegante cena a los dos miembros del consejo que la mandaron a la hoguera. Para cumplir su tierna promesa a Cordelia, Myrtle aprovecha y realiza también una sádica venganza a sus ex compañeros, inmovilizándolos para sacarle un ojo a cada uno y después cortarlos en pedazos para deshacerlos en ácido (por si a Misty se le ocurría aparecerse cerca de ellos probablemente).

Al igual que un gato de angora que poseía Myrtle (y otros personajes como David Bowie y Marilyn Manson) Delia puede ver de nuevo pero con un par de ojos de diferente color. Mientras Myrtle y Delia disfrutan del logro, Fiona llega para tener una de esas escenas de pelea que tanto nos gusta ver entre Jessica Lange y Frances Conroy.

Mientras Fiona amenaza a Myrtle con hacer que la expulsen del aquelarre, Myrtle le recuerda sus atroces crímenes. Delia, harta de la pelea, les recuerda que tienen muchos mayores problemas de los cuales preocuparse. Un poco cansada, Delia decide retirarse, y al abrazar a Myrtle se da cuenta de que su poder de visiones ha desaparecido, algo que al parecer no la tiene muy contenta.

En el hospital, Nan insiste en ver a Luke pero la madre, convencida de la maldad de las chicas vestidas de negro, no la deja pasar. Madison y Zoe llegan por su compañera y de paso a darle una pequeña lección a Joan. Nan comienza a demostrarle sus poderes a Joan, permitiéndole escuchar lo que su hijo en coma tiene que decirle, al descubrir que esto es verdad le pide a la clarividente que se quedé un poco más para escuchar a su adorado hijo.

Si la escena de la cabeza de Lalaurie con Fiona y Laveau fue tan perturbadora como graciosa y dramática, las clases de Queenie con películas sobre el esclavismo no se quedan atrás. Aprovechando la condición de la torturadora, Queenie planta la cabeza enfrente de un televisor para proyectar películas como Mandingo y The Color Purple (aunque lo esperábamos con ansias, nunca se menciona Precious) para ablandar el corazón de la mujer y enseñarle la atrocidad de sus crímenes. Delphine, sin embargo, se niega cerrando sus ojos por completo.

Nueve episodios tuvieron que pasar para que por fin viéramos algo de vudú real. Mientras Hank disfruta de su cena, sangre inexplicable y movimientos involuntarios violentos lo comienzan a atacar, producto, por supuesto, de la reina vudú y sus agujas, quien, a través de mensajero, amenaza a Hank con ponerle una aguja en la cabeza si no mata a las brujas blancas esa misma noche.

En un adorable momento entre toda la sangre y oscuridad del episodio, Misty y Delia trabajan juntas para crear plantas que cuiden a las brujas de la casa. El tierno momento (algunos por ahí hablan de cierta tensión sexual) es interrumpido por la llegada de Hank borracho, quien es corrido de una excelente manera por su decida ex esposa, quien, aunque no sabe la verdadera naturaleza de su ex marido, hace muy bien en alejarlo por su infidelidad.

Al salir de la casa con sus cosas, Hank se encuentra a Fiona, quien se ha conseguido una perra guardián. Como es costumbre de Fiona, comienza a humillarlo (en esta ocasión con justa razón) por no ser lo suficiente hombre para cuidar a su esposa y sus allegadas, Fiona termina la pelea tirando sus cosas con un movimiento de la mano.

La nueva amiga de Fiona descubre a Kyle quien estaba encerrado en el cuarto de Zoe y Madison. Fiona estaba a punto de correrlo después de que este dijera algo así como su tercer palabra en los últimos episodios (dog), pero cuando éste le rompe, accidentalmente, el cuello al perro, Fiona parece reconsiderar sus acciones.

Nan continua fortaleciendo su amistad con Joan, quien se muestra muy agradecida por su ayuda, sin embargo, una atroz confesión que “Dios” le hace a Luke cambia todo el panorama. Las fuerzas divinas revelan a Luke, que su padre no murió por accidente, pues su enfurecida y celosa madre decidió encerrarlo en un coche lleno de abejas (el hombre era alérgico a las abejas) después de descubrirlo siéndole fiel. Lección de la noche: no se tiene que ser una poderosa bruja para tomar venganza de una forma brutal y silenciosa. Como era de esperarse, esto aterra a Joan, quien termina corriendo a Nan por descubrir la verdad. Un rato después, Luke despierta de su coma y trata de enfrentar a su mamá sobre la verdad de su padre. Joan, de la forma más amorosa posible, termina ahogando al muchacho con una almohada.

Nan, Madison y Zoe se regresan a la Academia para, sorpresivamente, encontrarse a Fiona jugando cartas con su oscuro objeto de deseo casi completamente arreglado, obviamente gracias a los talentos de la suprema.

Lalaurie continua gritando y cerrando los ojos para no tener que ver nada de lo que Queenie pone en la televisión. Pero para finalizar, la muñeca vudú decide poner una canción que su abuela siempre ponía, y que “si no toca su alma es porque no tiene una”, así que la deja con la música e imágenes de archivo de la guerra por los derechos de la gente de color.

Mientras Delphine observa y escucha, abajo se desata una terrible carnicería a manos de Hank, quien, por querer proteger su vida y a su ex esposa, decide acabar con la tribu de Laveau. Después de dispararle a todo lo que se mueve está a punto de eliminar a la reina vudú, sin embargo Queenie se sacrifica disparándose con una de las armas de Hank y terminando con su vida y la del cazador.

La brutal pérdida de la reina la hace ver las cosas tal y como eran, por lo que decide acudir probablemente contra todos sus deseos a Miss Robichaux’s para formar la alianza que Fiona desesperadamente buscaba y ahora ella desesperadamente necesita.

Highlights del episodio:

  • La sangrienta cena de Myrtle.
  • La revelación oscura de Joan Ramsay.
  • La catfight entre la cabeza de Lalaurie, Fiona y Laveau.
  • La matanza en casa de Laveau.

Mejores Frases:

  • Hank: I’m part of a sacred order, a soldier in a shadow war, a war that’s been raging since before the time of Salem; we are a brotherhood pledged in blood, dedicated to stamping out the pestilence of witchery on the North American continent.
  • Joan: (Antes de matar a Luke) Go back to sleep.
  • Myrtle: There are secrets in the flames and I came back with more than a few.
  • Fiona:  One dog moves out, another moves in; it’s the circle of life.

fiona9

Nos vemos en enero para los últimos episodios de la temporada.

Texto por @SantiagoMejia__

Anuncios

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s