Pretty Little Liars Recap (4.15): “Love ShAck, Baby”

el

Esta semana Pretty Little Liars nos regaló un episodio mucho mejor que el anterior, con varios shockers, momentos de tensión y un par de disgustos para los Haleb y Pailey shippers.

Abrimos el episodio donde dejamos el anterior, con Hanna contándole a las otras liars sobre el diario de Ali. En ese pequeño libro, Ali escribió hasta los más profundos secretos de ella y sus amigas, pero se aseguró de cambiarles el nombre y algunos detalles para que nadie supiera de quién estaba hablando. Spencer y Emily le gritan y regañan a Hanna por haberles ocultado el diario durante tanto tiempo, pero ella anda en actitud “mi novio me dejó por su amiga muerta y nada más me importa”.

Emily está pacífica y angelicalmente durmiendo con el diario de Ali a sus pies y la ventana abierta de par en par (en serio, cuatro temporadas y aún no aprenden nada). El no fantasma de Ali aparece y tienen una conversación más o menos así:

  • Ali: Quiero explicarte lo que ha pasado, pero no puedo porque aún nos quedan más temporadas. No tienes idea de todo lo que he sufrido.
  • Emily: ¿Sufrido? ¿Tú? ¡Por favor! Te moriste, Maya se murió, Paige casi se muere, yo casi muero en cada final de temporada, y ahora que por fin era un poco feliz, resulta que no estás muerta y creo que Misty Day ya está pensando en revivir a Maya. Así que no me hables de sufrimiento.
  • Ali: Bueno, ¿no estás feliz porque estoy viva?
  • Emily: Bitch, ya te maté una vez en una alucinación, puedo volver a hacerlo.

Ali ve el diario y recuerda los encuentros que tenían en la kissing rock y como Emily siempre sacaba la “mejor versión de ella”. Em, no caigas, es una línea, todos lo hemos dicho alguna vez, y sí, claramente tú sacas lo mejor de las personas pero dudo que Alison tenga una mejor versión.

En Casa de Marin, Ashley está lista para irse a su nuevo trabajo en Bienes Raíces DiLaurentis donde las casas con sótanos ocultos para que viva tu hija fugitiva siempre están de oferta, pero también está preocupada porque Hanna parece haber tomado con mucha calma lo de Caleb cuando un par de temporadas atrás no hacía más que estar en pants comiendo helado y escuchando Taylor Swift (o quizás esa era yo).

Spencer le lleva su dotación diaria de café a Toby y le dice que no cree que sea buena idea involucrar a su padre con lo de Radley porque los papás en PLL van y vienen y no sabemos cuánto falte para que desaparezca de nuevo. Pero su novio sigue insistente en que quiere cerrar Radley. Vamos Toby, si Lana no pudo cerrar Briarcliff, tú no podrás cerrar Radley.

En la escuela, Emily ha diseñado un sistema de post-its de colores para identificar de quién es cada historia en el diario. Hanna les dice a las demás que Caleb no va a volver porque prefiere ser protagonista en otro programa que secundario en este. En una de las historias descubren que Ali está hablando del Busy Bee Inn, un pequeño hotel cerca de Rosewood. Como todo en esta serie puede ser una pista, deciden que irán ahí por la tarde. Mientras todo esto sucede, Ezra las observa acosadoramente. (Me encanta el leitmotiv que ponen ahora cada vez que sale Ezra)

Emily encuentra en su mochila una nota de Ali que dice “quiero ir a casa, nos vemos en nuestro lugar”. Aria va a buscar a Ezra a su salón (pongan atención en el mensaje del pizarrón) para decirle que no podrá ir a la cabaña con él porque tiene asuntos que atender. Ezra le dice que no hay problema, que él también tiene cosas que hacer. Vuelve a abrir su computadora y a colocarse los audífonos y descubrimos que está escuchando una grabación de Ali pidiendo ayuda.

Spencer llega a su casa para encontrar a su papá hablando con Jessica sobre algo que Jason no debe enterarse. Spencer cree que hablan sobre Ali, pero en realidad están hablando sobre el divorcio de Jessica y Kenneth. Hanna está en el Brew esperando a Emily cuando aparece Travis el vaquero y comentan sobre cómo la policía ya confirmó que Cece mató a Wilden bajo las órdenes de alguien más.

Peter le dice a Spencer que descubrió que la muerte de la mamá de Toby fue un accidente, no un suicidio ni homicidio, pero que lo cubrieron para proteger a otro paciente que estaba con ella. Después de horas, Emily se cansa de esperar a Ali en la kissing rock y se va, dejándole su pulsera morada con su nombre.

Spencer se encuentra a Jessica en el Brew y le grita como toda una Alison para advertirle que se aleje de su padre y se busque otro abogado. Las liars van en su road trip al Busy Bee y Hanna sigue con su actitud bitchy, especialmente cuando Aria menciona una historia del diario de Ali llamada The Cradle Robber o, como diríamos nosotros “asaltacunas”.

Mientras las liars están entretenidas en su viaje, Ezra hace una visita a casa de Hanna. Le inventa una historia a Ashley sobre que la depresión está afectando a Hanna en su desempeño, pero es interrumpido, oportunamente, por una llamada de trabajo para Ashley. Ezra aprovecha la “casualidad” para subir al cuarto de Hanna a buscar el diario de Ali. Como no lo encuentra, decide meterse a la computadora de Hanna y poner cosas en su facebook.

Por supuesto, el auto de Emily se descompone a medio camino. Antes de que empiece a llover, Aria les dice que pueden ir a “la cabaña de su tío” en lo que esperan a la grúa. Mientras todas especulan sobre la historia de Ali, Hanna les confiesa que en realidad la historia es sobre ella y Mike, porque se besaron alguna vez cuando ella aún era gorda y Ali los descubrió. ¿Mike? Ah sí, el vándalo adolescente hermano de Aria.

Hanna, aún molesta por todos lo que le ha pasado en estos dos episodios, decide que es muy buena idea internarse en el bosque para buscar señal de celular, y Emily, como ya se le olvidó que justo así intentaron matarla la temporada pasada, decide ir atrás de ella.

Aria sigue actuando shady porque no quiere decirles que la cabaña es de Ezra, Spencer está a punto de sacarle la verdad cuando A las encierra en la bodega. Para cuando Em y Hanna las rescatan, A ya se llevó el diario de Ali y dejó la pulsera de Emily en su lugar.

Alguien toca a la puerta, todas están listas para atacar, pero ven que solo es Travis y su grúa. Ya en su casa, Hanna desahoga todo su dolor con Travis. Peter le pide, otra vez, a Spencer que se aleje de Jessica y los DiLaurentis. Como sabe que no va a poder hacerlo, Spencer decide mejor alejarse de los Hastings e irse a casa de Toby.

Emily le cuenta a Aria sobre su encuentro con Ali, cuando les llega un mensaje de A, quien sí logró llegar al Busy Bee Inn y les agradece el tip sobre el posible paradero de Ali.

Highlights del episodio:

  • Spencer gritándole a Jessica.
  • Spencer mareada en el auto.
  • Las liars armadas cuando Travis toca la puerta.

Peores momentos:

  • Espero que no estén tratando de hacernos creer que Ezra es malo para que después salgan con que solo quiere ayudarlas, la grabación que estaba escuchando me hizo sospecharlo.
  • Extraño cuando los clips de A al final del episodio eran más creepys, ya se le acabó la imAginación.

Mejores frases:

  • Hanna: I don’t know what that means, but yeah.
  • Hanna: I thought this was a road trip.
    Emily: To find our no-longer-dead friend. This isn’t spring break. (Es divertido por la ironía)

Anuncios

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s