Pretty Little Liars Recap (4.16): “Close Encounters”

Después del último mensaje de A en el episodio anterior, las liars deciden irse, en la noche y solas, al Busy Bee Inn a buscar a Alison. Cuando llegan al Inn, armadas con lo que pudieron encontrar en sus casas, descubren que en el cuarto hay ropa y una cama pero no hay nadie, incluso hay una ventana rota. La puerta del cuarto se cierra y hay un mensaje de A diciéndoles que llegaron muy tarde.

A-16

Hanna cree que todo solo fue un truco de A y que Ali nunca estuvo en el Inn. Al parecer Pam Fields no conoce a su hija ni todo lo que le ha pasado, porque la hace ir por la noche a la iglesia, sola, a llevar un pay para la bake sale. Alguien entra a la iglesia detrás de Emily, pero ella no se da cuenta.

A la mañana siguiente, Peter Hastings va a visitar a Toby para hablar sobre Radley, solo para descubrir que Spencer pasó la noche ahí. Peter le dice que se vaya a la casa, pero Spencer le dice que no se irá hasta que le explique a su mamá qué pasa entre él y Jessica DiLaurentis, o ella lo hará. Peter le dice que Jason volvió a tomar y lo arrestaron por tener una pelea en un bar y que, es mejor para Veronica y toda la familia que los DiLaurentis no sean mencionados en su presencia.

Ezra y Aria están pasando un poco de tiempo de calidad juntos, Ezra le dice que tiene que ir a Philadelphia todo el día pero que podrán verse en la noche. Un mensaje de Jake le llega a Aria y ella le dice a Ezra que terminará con Jake porque ya lo eligió a él.

Cuatro temporadas y sigo sin entender cómo pasa el tiempo en Rosewood, porque Emily sigue en la iglesia, prendiendo velas y rezando por los muertos del pueblo. Era Shana quien entró a la iglesia siguiendo a Emily, está ahí para decirle que le tiene un mensaje de Ali. Quiere que dejen de buscarla porque es muy peligroso y casi hacen que la maten en el Inn. Resulta que, Shana es amiga de Ali desde la infancia, porque era vecina de sus abuelos en Georgia y Alison fue la que le pidió que se mudara a Rosewood a descubrir quién la mató.

Peter le dice a Toby que Radley quiere ofrecerle un acuerdo a los Cavanaugh y así poder cerrar el caso, ya que no hay suficiente evidencia para cerrar Radley. Spencer, por supuesto, sospecha que hay algo más detrás de este acuerdo, así que le dice a Toby que antes de firmar investigue bien todo lo que sucede. Mientras tanto, en el centro de Kung Fu, Aria termina con Jake y él sabe que es por Ezra.

Emily está contándole a las liars sobre Shana y que le pidió que le dijera qué le dijo Ali aquella vez que la salvó del granero para comprobar que en realidad habla con ella. Las liars, como nosotros, creen que lo de Shana es puro cuento y que los escritores se lo sacaron de la manga, y que en realidad está trabajando para A y usando a Emily.

Travis va a visitar a Hanna para “recoger su paragüas” (el peor pretexto ever), Hanna lo invita a jugar pool con ella. Shana le dice a Emily, palabra por palabra, lo que le dijo Ali aquel día. Ali quiere ver a Emily, sola, por la noche. ¿Por qué todo tiene que ser por la noche y solas? You should know better by now.

Emily le cuenta a Spencer lo que le dijo Shana y que Ali quiere verla, Spencer aún no confía en ella y le dice a Em que no vaya sola. Aria llega a su casa para encontrar un regalo de Jake. Peter ha organizado una linda cena para cuando regrese Veronica, Spencer sigue sin creerle nada de lo que le dice sobre Radley y los DiLaurentis.

Jake va saliendo del Grill cuando ve a Ezra gritando y violentando un auto con una mujer adentro. En Casa de Marin, Hanna usa el típico pretexto de “no sé jugar pool” que lleva a “yo te enseño” que lleva a “hay que besarnos”. Ashley llega y los encuentra, sutilmente corre a Travis y Hanna adopta una actitud extra bitchy con su mamá.

Spencer aprovecha que Peter está arreglándose para revisar los documentos de su portafolio, y descubre que Jessica DiLaurentis es miembro de la junta de Radley, así que le llama a Toby y le dice que, haga lo que haga, no firme el acuerdo.

Aria va al centro de Kung Fu a devolverle el regalo a Jake, él le cuenta lo que vio de Ezra y le pide que tenga cuidado con él. Hanna está en su cama con actitud de “I just want to listen to Taylor Swift alone, así que Ashley, siendo la mejor mamá del mundo que es, la lleva a romper platos como terapia contra su depresión. ¿Dónde encuentro un lugar así? ¿Por qué Rosewood tiene uno y el D.F. no?

Aria le pregunta a Ezra sobre lo sucedido con la mujer del auto, Fitz le dice que es la abogada de Maggie y que estaba discutiendo con ella porque no quiere dejarle ver a Malcolm. Aria le dice no importa, que lo eligió a él con todo lo que esto implica.

Shana lleva a Emily, y su minifalda, a ver a Alison. Después de un poco de eye fuck, Em le dice a Ali que ella la ayudará para que pueda volver a casa. Ali le dice que sabe que puede confiar en ella porque nunca dejó de preocuparse por ella, pero no está segura de las demás. Le dice que está arrepentida de haberla lastimado y le pide que la ayude a encontrar a A para poder regresar. Oh Em, no caigas, así son todas las exes, inventarán cualquier cosa para que no las olvides.

Se escucha un ruido detrás de ellas, Ali se freakea y huye. Resulta que es Spencer, quien siguió a Emily hasta ahí. Emily se enoja y le grita, porque por su culpa Ali ya no volverá a confiar en ella. Spencer le dice que solo está jugando con ella, que la quiere separar de las demás, pero Emily está demasiado enojada para escucharla.

Spencer va a buscar un poco de consuelo en Toby, pero él está peor que ella, pues escuchó su mensaje sobre el acuerdo muy tarde porque ya había firmado. Toby, su papá, y todos nosotros, decidieron que era lo mejor pues ya no había nada más que hacer y es hora de dejar esta storyline por la paz.

Después de su terapia, Hanna llama a Caleb y le deja el mensaje más triste de la historia, más triste que el video de Maya donde se despide de Emily. Adiós Haleb, fue un placer conocerte.

Mientras Aria y Ezra vuelven a sus costumbres de postres y películas viejas, Jake está desquitando su ira contra un maniquí, pero cuando golpea su saco se corta el pie porque está relleno de cuchillos.

A se pasea por Rosewood High hasta encontrar el locker de Shana, de donde toma una foto de ella con Ali y la quema.

Highlights del episodio:

Hanna con su pesa para defenderse de A.

Spencer y sus bitchslaps contra su papá.

Ojalá, ojalá que por fin se termine esa storyline de Toby y su mamá.

Peores momentos:

No me convence la historia de Shana, siento que fue algo muy improvisado de los escritores.

Emily arreglándose tanto para Ali. O sea, lo agradecemos, pero ¡tienes novia!

Los cuchillos en el saco de Jake, a little too much.

Mejores frases:

Emily: Ali can make someone love her enough to do that.

Spencer: I try to stay away from fungus.

Ashley: You kiss all of your friends like that?

Próximo episodio:

Aria vs Mona.

Emily en peligro, otra vez.

Hanna con mensajes de A en los dientes.

Anuncios

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s