AHS Coven Recap (3.13): “The Seven Wonders”

Llega The Seven Wonders y con ello el final de una temporada más de completa locura. La poca expericiencia que tengo con Ryan Murphy (Nip/Tuck y American Horror Story, porque nunca ni de chiste me acercaría a cosas como Eat Pray Love o Glee) me ha enseñado a temer por las conclusiones que el señor suele dar a sus historias.

El último capítulo de Murder House resultó ser una gran decepción para los seguidores. Después de haber creado una historia que capítulo tras capítulo se ponía mejor, Murphy decide entregar un final innecesario  y hasta cierto punto ridículo lleno de awkward moments ( Los fantasmas adornando el árbol de navidad así como Vivien y Ben actuando de perturbadores voyeurs del más allá). Por otro lado, Asylum ofrece una conclusión delirante, pacífica para algunos (Sister Jude, Kit) tortuosa para otros (Lana Winters).

Con Coven parece que los escritores decidieron hacer una extraña y tal vez desafortunada combinación de ambos estilos, que si bien no funciona, para muchos de nosotros al menos parece tener un poco más de lógica en ese extraño universo que es American Horror Story.

The Seven Wonders aprovecha la presencia y referencia de Stevie Nicks para hacer una entrada musical digna de cualquier vídeo de los años ochenta, por momentos incluso sentía que estaba viendo una versión nueva y barata de Total Eclipse of the Heart o algo así ( Conociendo el repentino acto musical de Asylum, esperaba algo igual de electrizante y alucinatorio por parte de Stevie Nicks. Sin embargo obtuvimos una muy cheesy colección de imágenes de las brujas preparándose y Nicks recorriendo la casa…ahh y Myrtle lanzando glitter en el jardín).

El acto musical finaliza y pasamos al inicio de la competencia por el trono de Suprema. Como cualquier competencia digna de la realeza, el evento inicia con una elegante cena preparada por Myrtle quien sirve caviar y champagne mientras las chicas toman sus asientos emulando la última cena de Da Vinci.

Cordelia, acorde a la imagen, recita una frase de la Biblia en la que incita a las chicas a madurar para dejar de ver la vida con una actitud infantil, finalizando con un muy contundente KICK ASS TOMMORROW. El primer poder que tienen que demostrar las chicas es telekinesis, probablemente el más fácil de todos por lo cual las cuatro sin problemas logran realizarlo.

Posteriormente, y aquí viene uno de los episodios por los que vale la pena este no tan afortunado capítulo, viene el control de mente. La prueba es realizada por parejas, Misty contra Queenie y viceversa (ambas logran su cometido provocándose golpes dignos de cualquier pelea adolescente) y por otro lado Madison contra Zoe.

Como era de esperarse la chica Hollywood realiza una dramática escena haciendo que Kyle la bese mientras provoca  a Zoe golpearse a si misma, solo para después poner al perro guardián a que lama sus tacones (God, I need this power). Zoe controla a su bello Frankenstein para que regrese a ella, pero claro que ahí no ha terminado la ira de Madison pues ordena al chico asifixie a Zoe, acto que es detenido por Delia quien lanza volando (al más puro estilo Fiona) a Kyle a la pared.

El pequeño y violento acto de celos termina y continúan con otra de las pruebas más peligrosas, Descencum o el poder viajar al infierno y regresar. Queenie ya lo había logrado en el episodio pasado por lo que ahora no representa ningún problema, Madison es la siguiente y muy asustada asegura que estaba atrapada haciendo una versión en vivo de un musical donde no era la protagonista. Zoe regresa llorando porque su infierno es terminar  una y otra vez con Kyle mientras él le grita que no la ama, porque claro, lo peor que le puede pasar a una chica que despedazó zombies con una motosierra, mató a su anterior novio en un intento de perder la virginidad, vio a su compañera asesinar con detergente a una mujer, y apuñaló a muerte al mayordomo de Miss Robichaux’s (entre otras cosas) es terminar con el amor de su vida.

Pero bueno, lo más triste de esta parte no es el patético infierno de Zoe, sino la desgracia de que Misty queda atrapada por siempre en uno de los peores momentos de su vida. Eternamente nuestra chica del pantano favorita tendrá que asesinar y resucitar a un pequeño sapo mientras un salón de biología se burla de ella. Y así es como la bruja que resucitó a prácticamente todo el elenco de la serie, se convierte en un montón de extrañas partículas mientras Delia (y Polea) llora por su  pérdida.

Con todo y su reciente pérdida, el concurso debe continuar, ahora es el turno de transmutation, o la habilidad de teletransportaarse. El curioso poder y la facilidad de llevarlo a cabo, provoca que las chicas comiencen a jugar tag corriendo por toda la casa, y divirtiéndose por primera vez en mucho tiempo. Delia les grita que tengan cuidado, y así repentinamente y sin razón alguna, Zoe acaba atravesada en la puerta de Miss Robichaux’s, para el terror de todas, a excepción de su rival Madison, claro.

La llevan al jardín para intentar resucitarla, aunque Queenie lo intenta (desgraciadamente Misty ya fue sacada del juego) no lo logra. La única que puede continuar intentando es Madison, pero para seguir en la contienda prefiere resucitar a una mosca que a Zoe (lovely), comprobando con un discurso posterior, que fue la que más aprendió de Fiona, la anterior Suprema.

Delia es un mar de lágrimas, pues cree que su madre tenía razón al identificar a Madison como la nueva suprema, (¿Quién no lloraría sabiendo que su próximo líder es la combinación de toda la white trash hollywoodense?). Repentinamente Myrtle la calma sacando al aire una idea que para este momento no suena descabellada y tiene bastante lógica. Ella, Cordelia Foxx inicialmente Goode, también puede ser la nueva Suprema pues tiene sangre real corriendo por sus venas (daaaaaaaaaaaahhhh), sin embargo, la opresión de su madre y, posteriormente, de sus propias teorías han escondido sus poderes, pero siempre han estado y estarán ahí (Fiona le dice algo parecido antes de despedirse).

Y así como si hubieran encendido el switch de TÚ ERES LA SUPREMA, Delia comienza a levantar pianos, viajar de ida y vuelta al infierno (donde se enfrenta con su madre eternamente) encender chimeneas, y hacer que Queenie haga un muy bonito número de baile (creo que el control de mente te puede dar una muy buena idea de qué tipo de Suprema serías).

Madison decide reintegrarse a la competencia con la próxima habilidad, Divination. Cordelia inmediatamente logra llevarla a cabo, sin embargo, Madison por primera vez se ve preocupada, pues parece ser la primera habilidad que ella no tiene. Como la mala perdedora que es, prefiere largarse de la academia para locas, antes que estar bajo el mando de alguien más y correr a TMZ para contarles todo lo que ocurre ahí.

Mientras empaca, desesperada y llorando, se encuentra frente a frente con el mismo Ken Doll de cadáveres que ella armó y que no está muy contento con la idea de que haya dejado morir a su novia. Kyle comienza a asfixiarla y mientras ella pasa al otro mundo lleno de oscuridad en el que alguna vez dijo estar, Zoe regresa gracias a la ayuda de Delia, quien para este momento definitivamente sabemos es la nueva suprema.

La rubia drogadicta muere, Zoe regresa y Delia, después de desmayarse, regresa con ojos nuevos y un jardín resplandeciente hermoso. Madison, por otro lado, parece ser que corre el peligro de volverse a convertir en una muñeca de carne y hueso que acompañará al bebé robado por Laveau (no sé qué ocurrió finalmente con ese bebé, y creo nadie quiere saber), pues Spalding se ofrece ayudar a hacerla desaparecer.

Para este momento hay un asunto que realmente me molesta y eso que estoy acostumbrado a las incoherencias de AHS. ¿Por qué una bruja como Madison que puede prácticamente destruir toda Nueva Orleans con un chasquido de dedos, muere a manos de un hombre sin poder alguno que simplemente la está asfixiando? Y no es que realmente quisiera que se quedara con vida, o que me pareciera injusto que muriera a manos de Kyle, pero una chica con el poder de viajar al inframundo y hacer estallar un autobús lleno de frat boys, no puede morir asifixiada por un Frankenstein.

Pero bueno, por segunda ocasión Madison es enviada a su peor terror, la oscuridad y el vacío (injustamente lograda, pero bien merecido, al igual que ocurrió con Laveau y Lalaurie).  Posteriormente, comienza el reinado de Cordelia como nueva suprema, quien invita a los medios de comunicación para revelar los secretos de Miss Robichaux’s  (Lana Winters feelings anyone?) e invitar a otras brujas para que se acerquen a ella y con su ayuda puedan descubrir su talento.

Todo va perfecto, la vida ilumina por primera vez en mucho tiempo a las brujas. Sin embargo, Myrtle tiene una pequeña objeción. Como recordaremos Myrtle repentinamente tuvo instinto de asesina serial y decidió eliminar a los otros dos miembros del consejo para darle los ojos a Cordelia. Nuestra adorada y extravagante Myrtle insiste en ser quemada en la hoguera (esta vez por las razones justas), Delia se niega porque hacer esto significaría para ella quemar viva a su propia madre. Sin embargo, Myrtle la convence al asegurarle que no quiere significar un Abscam o un Watergate para su reinado, por lo que con más lágrimas en su rostro, Delia acepta la oferta.

Silver Springs suena, Myrtle viste uno de sus extravagantes vestidos de un curioso color rojo para ser quemada por segunda ocasión. A los ojos de las tres brujas restantes Myrtle grita ¡BALENCIAAAAGA! mientras arde en llamas provocadas por Delia quien se va antes de terminar el espectáculo.

Con toda la generación antigua de viciosas, vanidosas, sádicas y egoístas brujas extinta, el reinado perfecto de Delia puede comenzar. Una enorme cantidad de brujas entre hipsters y góticas esperan a que se abran las puertas de Miss Robichaux’s, para sorpresa de Queenie y Zoe, quienes son nombradas por Delia el nuevo consejo del aquelarre.

Una pequeña risa cínica suena débilmente al parecer solo para Delia, quien antes de abrir las puertas dice tener un último detalle por afinar. La nueva Suprema desciende a la sala llena de los retratos de antiguas supremas para encontrar a su madre moribunda y sorprendida. Así es, como todos lo esperábamos y queríamos, Fiona Goode sigue viva aunque no con su clásico look sexy e imponente.

Prácticamente inválida establece una última conversación con su hija, recordando también al final de Asylum con el enfrentamiento Madre-Hijo, donde una vez más Sarah Paulson tiene al personaje victorioso. Fiona trae consigo la navaja que le dio su reinado y con la que asesinó a Madison. Cordelia, sin embargo, no tiene miedo pues está segura que su madre no viene a terminar con la vida de ella o de alguna de las chicas.

Usando su poder de la visión una vez más, se da cuenta de que el brutal asesinato de su madre que vio no fue más que una mentira de su madre implantada en el cerebro de su novio (por medio de un escupitajo). Pues su plan era que las brujas murieran al intentar ser la nueva suprema. Aunque Delia cree que el hecho de que ella sea la nueva Suprema es la razón del entorpecimiento de los planes de su madre, Fiona con su clásica sonrisa diabólica le asegura que eso no hubiera representado ningún problema.

Esta última escena es la salvación casi absoluta de la conclusión de toda la temporada, pues comprueba el egoísmo del personaje de Fiona, quien como último ataque a su hija le asegura que aunque la amó, siempre vio en ella su peor miedo, la mortalidad, la desaparición de sus poderes, reinado y belleza, además de consolidar el crecimiento del personaje de Cordelia, quien se muestra como el único ser digno de la coronación como nueva Suprema al negarse a cortarle la garganta a su madre y ofrecerle un abrazo para dejarla descansar en paz. No en el sentido estricto de la palabra, pues al igual que a Laveau y Lalaurie a Fiona le espera una terrible eternidad.

En su caso especial, Goode tendrá que despertarse a lado del mismo hombre por siempre (The Axeman)  en una cabaña maloliente para comer bagres (can you imagine?). Un terrible infierno para una mujer que tuvo una vida llena de lujos y excesos.

Y así, teniendo a todos los villanos viviendo en una terrible eternindad u oscuridad, las brujas buenas pueden comenzar el nuevo reinado, para preservar y hacer más que sobrevivir en una sociedad hostil y machista (insertar sonrisa de Sarah Paulson).

Entiendo completamente la lógica y el mensaje detrás de este final, eliminar a los villanos, a las autoridades tiránicas para poder comenzar un nuevo orden en el que realmente se pueda iniciar una nueva forma de vida aceptando y tolerando. Lo entiendo, pero simplemente me niego a aceptarlo, porque este es un SHOW DE TERROR, su nombre lo dice.

La maravilla del final de Asylum radicó en el destino que dio a sus personajes. Aunque se podría decir que algunos tuvieron su justo merecido (Dr. Arden, Sister Mary Eunice) la anti-heroína y protagonista de la historia Lana Winters, se convierte en el ejemplo en carne y hueso de la frase que alguna vez le dice Sister Jude “If you look in the face of evil, evil is gonna look right back at you”, la cual recuerda después de asesinar a su propio hijo, un aborto atrasado, caso completamente contrario a Coven, donde prácticamente se convierte en Dumbledore y Miss Robischaux’s en Hogwarts, un cliché del que habían logrado escapar de una manera excelente en los primeros episodios.

Una lástima que la serie haya tenido esta conclusión, pues sus primeros capítulos pintaban para convertirla en la mejor hasta ahora. Probablemente el principal problema fue que construyeron estos personajes fascinantes, poderosos y los acarrearon a su destino de una forma que, más allá de ser extraña o divertida, resulta tonta. El plan de Fiona para exterminar a sus sucesoras simplemente no tiene sentido alguno y la manera en que se conectan las almas de Lalaurie y Laveau en el infierno, creo que también se pudo haber llevado a cabo de una forma más compleja e interesante.

Supongo que para una segunda temporada no hubiera estado tan mal, sin embargo vivimos según las expectativas de Asylum, por lo que esperamos la próxima entrega logre al menos superar a esta.

Ah y por cierto el spin-off que nos habían prometido de la serie no existirá, porque resulta que a Ryan Murphy repentinamente se le ocurrió que no podía dejar vivo al personaje que lo protagonizaría, porque acabaría con  la esencia del show.

Highlights del Episodio:

  • La competencia de The Seven Wonders, en especial la cruel manera en que Madison demuestra poder controlar la mente.
  • Cordelia siendo toda una badass interpretando los poderes que tanto habían esperado por salir a la luz.
  • La segunda quema en la hoguera de Myrtle.
  • El último momento que comparten juntas Cordelia y Fiona, que también es la primera vez que madre e hija se abrazan.
  • El infierno de Fiona.

Peores momentos:

  • Todo el inicio de la nueva era de las brujas, que aunque obviamente es algo positivo, fue presentado de una manera extremadamente cursi.
  • El infierno de Zoe. LAAAAMEEEEEE.
  • El vídeo musical de Stevie Nicks.

Mejores Frases:

  • Madison:  Either crown me, or kiss my ass.
  • Kyle:  You’re not that good an actress.
  • Myrtle: BALENCIAGAAAAAA!
  • Fiona: A woman becomes a mother, she can’t help but see her mortality in that cherubic little face. Every time I looked at you, I saw my own death.

Texto por @SantiagoMejia__

Nota: las opiniones aquí establecidas son exclusivamente de @SantiagoMejia__ Yo, Polea solo me encargo de publicar el recap, jamás hablaría de Glee con tanto desdén (solo en los recaps de Glee).

Anuncios

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s