Glee Recap

Después de un muy merecido break, Glee por fin regresa con nuevos episodios, nuevos dramas, nuevas canciones, y, sobre todo, nuevas formas de hacernos enojar. Como estuvimos casi tres meses sin nuestro desastre favorito, aquí les dejamos un resumen de lo que ha sucedido en lo que va de esta, poco memorable, temporada. (Nota: no mencionaré el episodio homenaje a Cory porque, aunque me pareció el único bueno de la temporada, no tuvo relación con las storylines)

Blaine decidió pedirle matrimonio a Kurt, porque no hay mejor momento para casarse que la adolescencia. Rachel consiguió el único papel que puede definir a Rachel Berry, Fanny Brice de Funny Girl. Mientras que Santana protagonizaba el mejor comercial de hongos vaginales.

Demi Lovato llegó a nuestras Glee lives llenándonos de esperanza e ilusión, sólo para que después la pusieran en el background y le prohibieran decir más de un enunciado por episodio. Se unió a la nueva banda de Kurt, Rachel y Santana, junto con Adam Lambert.

Tina seguía llena de ira, fue nombrada prom queen, Carrie-izada con slushie y se volvió más annoying que Terri Schuester. Sam se enamoró, otra vez, y decidió que su futuro está en ser modelo en NY. Jake, Marley y Ryder volvieron a su triángulo amoroso que a nadie le importa.

Los escritores tuvieron un segundo intento fallido al tratar de darle una storyline a Unique, pero Schue la destruyó con su inapropiado twerkeo, después de suspender a Marley por poner su dignidad y valores antes de su lección semanal.

Sue fue nombrada directora permanente y quería nombrar a Becky su Breckretary vitalicia, hasta que llegó Artie, como un buen hombre de Glee, a rescatarla y convencerla de ir a la universidad.

Blaine inhaló un gas alucinógeno y nos enseñó cómo sería Glee si Jeff Whity lo hubiera creado. Por último, descubrimos que ni Ashley Marin, ni Cece Drake, fue Blaine quien mató al Detective Wilden por hacer nasty things con Kurt en un horrible episodio navideño de un universo alterno.

¿Qué queremos que pase?

Que Rachel tenga el éxito que merece en Broadway sin que le agreguen un nuevo love interest.

Amo a Klaine, pero no quiero que se casen, no aún.

Que la transición a Nueva York sea coherente, aunque sé que es mucho pedir.

Que la salida de Emma sea por algo lógico, no porque huye de Schue de nuevo. Aunque, quizá eso sería lo más lógico que pudiera hacer.

El episodio 100 se acerca peligrosamente y, tantas han sido las ilusiones que nos han dado, que yo sólo espero que me divierta, ya no pido más.

Un love interest para Unique, lo merece. O, por lo menos, una historia interesante.

Que le den un solo, uno nada más, a Dani antes de su inevitable ruptura con Santana. Quizá podrían quitarle un poco de screen time a Sam o aunque sea dos minutos de esos tres episodios que van a dedicar a Tina y su elección de universidad.

Brittana, sólo Brittana.

Por si quieren más detalles en lo que ha sucedido en Glee, denle una leída a nuestros recaps.

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s