Hannibal Recap (2.02): “Sakizuki”

Es apenas la segunda entrega de la nueva temporada de Hannibal y, si no supiéramos ya como termina esta historia, podríamos dar a Will Graham por muerto, pues parece tener prácticamente todo en contra de él. A pesar de que tiene en contra a toda la fuerza del FBI y a un muy confundido Jack Crawford, Bedelia Du Marier (la psquiatra de Lecter) parece representar su primer única y verdadera esperanza.

Sakizuki comienza justo donde se terminó el anterior episodio, con el perturbador mural  que asemeja a un ojo hecho a base de cadáveres humanos. La última adición, Umber, resulta haber sobrevivido a la sobredosis de heroína, por lo que con mucho dolor logra despegarse de sus compañeros, rompiendo literalmente las ataduras que lo mantenían unido al resto del grupo. El hombre desnudo y con pedazos de piel faltantes, sale huyendo del lugar. El asesino se da cuenta y lo persigue por todo el lugar. Aunque momentáneamente pareciera la victima podría sobrevivir, esta se encuentra con un enorme barranco que no le deja otra salida más que lanzarse al vacío. Creo que cualquier persona preferiría morir en un río a terminar formando parte de un desagradable proyecto “artístico”.

De regreso en Baltimore, Will continúa luchando por aclarar su mente y sus recuerdos. Mientras es entrevistado por Alana Bloom y Hannibal Lecter, Will confiesa haber perdido toda razón, sin embargo, su teoría sobre la manipulación de Hannibal sigue vigente, ya que le asegura que el sentimiento de traición es lo único real que puede sentir por el momento. Hannibal, por su parte, continúa empeñado en tratar a Graham como paciente y amigo, por lo que retoma su papel de psiquiatra cuando Will rompe en llanto pidiendo ayuda.

Por primera vez vemos a Bedelia fuera de su maravilloso hogar. La mujer acude en esta ocasión a la casa de Hannibal para romper la relación psiquiatra-paciente, ya que, según su diagnostico, ha descubierto realmente quién se esconde detrás del hombre educado, amable, inteligente y sofisticado. En una tensa escena, Du Marier retrocede a cada paso que da Hannibal, por un evidente miedo a ser asesinada. Sin embargo, parece que su relación profesional no es lo único que los ataba, ya que según entiendo, un antiguo misterio en el que ambos están involucrados, podría afectar la libertad de Du Maurier, quien se limita a mencionar que en tiempos pasados ella fue atacada por un paciente. Obviamente esto no significa nada bueno para ella, pero logra salir ilesa de su encuentro con el caníbal.

El cuerpo del pobre Umber fue encontrado por el FBI y ahora es analizado.Por el momento, todos creen que se trata de una repetición de los pasados hallazgos. Mientras discuten teorías, Katz lanza repentinamente todo lo que le dijo Will sobre la paleta de colores, cosa que aunque a todos les parece aceptable nadie cree que haya sido producto de su inteligencia.

Crawford inmediatamente la llama a su oficina y aunque al principio se muestra renuente y molesto, al final pide a Beverly que continúe viendo a Will y presentándole archivos de los asesinatos, pues obviamente, el hombre aún posee talento y no hay nadie en la oficina que lo pueda igualar (solamente Lecter, pero como todos sabemos, al igual que Dexter, otro carismático asesino, al doctor le gusta jugar al tonto para divertirse un poco con sus verdaderos colegas).

Usando sus poderosos sentidos, con una simple olfateada al cadáver de Umber, Lecter logra descubrir el lugar donde se esconde el resto de los cuerpos. Después de su descubrimiento, que obviamente dejará para si mismo, Lecter presenta su primer visita como terapeuta a Will Graham. Después de una pequeña discusión sobre su relación actual, Lecter intenta persuadir a Will de que no inserte más pensamientos oscuros en su mente pues es peligroso para su salud mental.

Katz, como prometió, visita a Will para conocer su perspectiva sobre su más reciente hallazgo. Como era de esperarse, Graham descubre la manera en que la victima terminó en el río, siendo este un desafortunado escape y no otro proyecto fallido como lo pensaban los demás. Mientras ambos descubren la manera en que Umber recibió su destino, Lecter les lleva un paso adelante pues se ha dispuesto a conocer en carne propia el gigante mural dibujado con restos humanos. Al llegar al lugar se encuentra con el creador, al que le asegura que es “un gran fan de su trabajo”.

Posteriormente, podemos ver en el mismo lugar que estaba Lecter al FBI, quienes se encuentran recogiendo los cadáveres, descubrimiento que se da gracias a Will y no a Hannibal como hubiéramos podido suponer. Sin embargo, al entrar Lecter al recinto, nos damos cuenta de que el hombre faltante ha sido reemplazado nada más y nada menos que por el mismo creador de tan desagradable composición, al cual le falta extrañamente una pierna.

El hombre que desencaja no solo por su color sino además por su amputación, ha despertado cierta curiosidad entre los investigadores. Al conocer el final de la tan mencionada pierna, vemos también por primera vez a Lecter cocinar un miembro humano (aunque ya se le había visto preparar deliciosos platillos, las partes humanas como tal, nunca se habían mostrado, a excepción de los pulmones de la primera temporada).

Bedelia continúa rompiendo relaciones para preparar su inevitable huída, ya que sabe que se encuentra en peligro. Ahora toca el turno de Jack Crawford, al cual le asegura solamente que por su seguridad propia ha decidido terminar su relación paciente-doctor con Lecter. Crawford desgraciadamente no encuentra nada extraño en esto y en lugar de cuestionarla simplemente le permite irse con una muy educada despedida.

Beverly Katz vuelve a visitar a Will, esta vez acompañada por Hannibal Lecter. Ahora que le muestra el hallazgo, Graham inmediatamente se da cuenta que ese hombre que no encaja en el enorme ojo, sino es el mismo que lo diseño y que este fue atacado por otro brutal asesino, que como trofeo se llevó la pierna.

Ahora  toca el turno del FBI de darle una pequeña visita a Will Graham. La institución no se muestra muy amable con el caso, y al igual que sugirieron a Alana Bloom, persuaden a Graham para que este se declare culpable y el FBI pueda continuar realizando su trabajo sin mayor problema. A cambio prometen hacer de la estadía de Graham en Baltimore lo más agradable posible. Sin embargo al estar él seguro de que no es culpable, rechaza esta oferta.

Finalmente Bedelia es la última en visitar a Will, quien también es el último eslabón del que le falta despedirse. Mientras habla con él al inicio parece estar de lado de Hannibal, sin embargo el hecho de que se acerque a Will con tanta seguridad violando las reglas de Baltimore para confesarle que ella cree completamente en su inocencia, demuestra lo contrario. Es interesante que a lo largo de su plática, Du Maurier confiesa a Will que Hannibal lo metió en ese embrollo porque sabe que él es capaz de salir del mismo.

Como era obvio, Hannibal corre a casa de Bedelia, pues ella representa una gran amenaza para él. Sin embargo, la mujer fue más inteligente y muy acertadamente decidió huir antes de volver a encontrarse con el peligroso hombre. Un movimiento interesante, pues no sabemos si Du Maurier preferirá mantenerse por siempre en el anonimato para salvar su vida, o volverá a aparecer para refundir en la cárcel de una vez por todas a Hannibal y dejar libre a Will.

Gran episodio que rápidamente aumenta la necesidad de Will de recordar cómo terminó en Baltimore, y que además promete nuevos asesinos perturbadoramente ingeniosos, pues ya Hannibal se deshizo del primero.

Highlights del Episodio:

  • El intento de Umber de huir al inicio del episodio, es mucho más aterrador que muchas películas del género completas.
  • Bedelia confrontando a Hannibal.
  • Will Graham haciendo lo que mejor sabe: Resolver misterios.
  • Cuando Katz saca al aire la teoría que le dijo Will pero nadie cree que ella lo haya descubierto (a pesar de lo tenso del momento fue muy gracioso).
  • El final, cuando Hannibal llega dispuesto a asesinar a Bedelia y solamente encuentra su perfume.

Mejores Frases:

  • Hannibal: Hello, I love your work.
  • Bedelia: From what I have patched from the person suit that you wear … you are dangerous.

 

Texto por @SantiagoMejia__

Anuncios

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s