Grey’s Anatomy Recap (10.15): “Throwing It All Away”

Al igual que lo hizo su esposa, ahora es turno de Arizona Robbins de tener un episodio centrado en ella, o por lo menos una gran parte de él. El juego de este episodio es tomar cada vez que alguien diga “HR (recursos humanos)”.

Comenzamos con Arizona despertando, un lindo día en su nuevo hogar, hasta que voltea a ver su pierna que está llena de comida gracias a Sofia. En el Grey Sloan, la señora de Avery está tratando de revivir a un paciente víctima de un accidente de auto. Por su parte, la ex de Avery sigue haciendo todo lo posible para evitar al susodicho. De vuelta en Calzona’s, Callie entra a la recámara para encontrar a una molesta Arizona limpiando su pierna, le pregunta qué quiere que haga con sus Heelys (oh aquellos hermosos tiempos cuando Arizona patinó directo a nuestros corazones), su esposa le dice que los tire.

A pesar de que April logra reanimar su corazón, el paciente resulta tener muerte cerebral. Karev, Robbins y Wilson están revisando a un paciente que tiene daño severo en el hígado. El niño, al ver la pierna de Arizona, le pregunta si es un robot. No niño, Arizona no es un robot, es un hermoso unicornio, igual de raros pero más hermosos. Al salir del cuarto, Owen le dice a Jo que, gracias al arranque de Alex del episodio pasado, no puede estar en peds esta semana y Karev está suspendido de cirugía por tres días. También le dice a Arizona que recursos humanos quiere hablar con ella respecto a la queja que puso Leah Murphy.

Callie persigue a Derek por el pasillo para pedirle que la ayude con la investigación de los censores, Derek la batea, casualmente, como solo McDreamy sabe, porque está muy ocupado instalando su oficina donde trabajará en el proyecto de Washington. Por otro lado, Cristina está peleando porque no quiere a Ross en su servicio, porque siente que fue su culpa que tuviera el breakdown. Webber utiliza su carta de “siempre seré el chief” y la obliga.

Steph sigue deprimida, al grado de que se siente capaz de golpear a Jackson si se le pone enfrente. Jo le dice que no se detenga, que a todos les encantaría ver eso. Con toda su ira, Edwards patea una caja y un llanto sale de ella, la abren y encuentran a un hermoso hermoso bebé. Ya dentro del hospital, Steph le pega, accidentalmente, a Arizona con una camilla y le rompe la pierna. Oh Arizona, it’s just one of those days.

Mientras le está colocando su otra pierna, Arizona le dice a Callie sobre recursos humanos y la queja de Leah, su esposa no le dice nada y solo se va. Owen deja a Jo encargada de cuidar los órganos del paciente con muerte cerebral, para que puedan ser donados. Un amigo del paciente, le dice a April que hace tiempo él le donó un riñón y ahora quiere que se lo regresen.

Derek está en conferencia con la gente de Washington, le dice que debe cancelar su investigación con Callie, pues al aceptar trabajar con ellos también cedió los derechos de sus censores, entonces nadie más puede utilizarlos. Cristina está revisando al bebé, pues resulta que ha tenido algunas operaciones en el corazón. Arizona le dice que lo que necesita este bebé es que lo abracen, por supuesto Cristina hace que Ross lo abrace.

Steph y Avery se encuentran en el elevador, (¿por qué ya no hemos visto de esos momentos incómodamente divertidos del elevador que eran característicos de las primeras temporadas?) Jackson le dice que por favor lo escuche, Steph se niega y le dice que si no se quita de su camino lo va a golpear. Meredith y Cristina intercambian los chismes del momento sobre lo que ha sucedido en el hospital, incluyendo el break up de Emma y Owen.

Callie y Arizona están con un paciente que tiene una enfermedad en los huesos. La niña le dice a su papá que ya no quiere más cirugías, que prefiere que le amputen las piernas. Callie le dice que sí, ha sido un largo y doloroso proceso, pero que ahora es el momento de ser valiente pues el tratamiento va a funcionar. Arizona le dice a Callie que no está segura de eso, ahí, enfrente de la niña y su padre. Arizona, ¿no has aprendido la lección?, si Callie dice que va a funcionar, va a funcionar, si Callie dice que existen elefantes rosas que comen arcoiris y cagan confeti, le crees. ¡Deja de hacer enojar a tu esposa!

Por supuesto, Callie se enoja con Arizona por hacer eso. En medio de la discusión, llega Derek, con la intención de decirle acerca de la investigación. Callie le dice a Arizona que no puede pedirle que tire tres años de trabajo a la basura así como si nada. Derek se da cuenta que lo mejor es irse. Arizona le dice que no le está pidiendo que le ampute las piernas a la niña, solo que no descarte la opción.

Cristina está operando al bebé, empieza a presionar a Ross para que deje su acto de “tengo miedo de hacer algo malo otra vez” y empiece a operar. Karev le sugiere a Robbins y a Bailey que usen el apéndice del paciente con muerte cerebral para ayudar al niño del daño en el hígado, y se freakea un poco cuando ve a Arizona sin pierna porque dice que nunca la había visto así, por favor Alex, tú se la cortaste.

Cristina le dice a Owen que es un tonto por haber terminado con Emma, que ella le iba a dar casa, hijos y todo el paquete, le pregunta si lo que pasó entre ellos tuvo algo que ver. Owen le voltea las cosas preguntándole por qué le importa tanto, que si tiene algo que ver con lo que pasó entre ellos. Cristina, como buena mujer, prefiere huir a tener que responder.

El papá de la niña le dice a Arizona que no puede creer que haya sugerido la amputación, que él no podría concebir el hecho de que su hija fuera una maldita lisiada. “Discapacitada” lo corrige Arizona y le enseña su pierna, le dice que ella nunca pensó que podría volver a caminar o a cargar a su hija, y ahora hay muy pocas cosas que no puede hacer. Le dice que, puede que el tratamiento ayude a su hija a sentirse mejor, pero que el dolor nunca va a desaparecer.

Ahora es turno de Avery de ser atropellado por Steph con una camilla, acto por el cual recibe los aplausos de médicos y enfermeras. Al estar Karev fuera de cirugía, Arizona le pidió ayuda a Bailey, la cual le pide ayuda a Meredith para la operación del niño. April le pregunta a Jackson sobre lo sucedido con Steph, él le dice que cree que no fue a propósito, pero que no ha tenido la oportunidad de hablar con ella. April le dice que Matthew tampoco quiere hablar con ella y que, incluso, ya renunció a su trabajo. Como es un alma caritativa y llena de compasión, le pide a Jackson que haga todo lo posible para hablar y disculparse con Steph.

Arizona le dice a Callie que piensa que tiene miedo de hacer la amputación y cree que es su culpa. Ya saben, por toda la culpa que le hizo pasar después de haber autorizado su amputación. La señora de HR llega para llevarse a Arizona al interrogatorio, al pasar, ve a Leah, a quien también están interrogando y tienen un intercambio de miradas tipo “bitch” y “sorry/not sorry”.

Cristina llega corriendo para atender al bebé que tuvo un problema en el corazón, pero cuando llega ve que Ross ya lo solucionó. Ahora sí, Derek le dice a Callie lo que le dijeron los de Washington, obvio, Callie se enoja. La de recursos humanos le hacen un par de preguntas a Arizona sobre lo sucedido aquella vez que ella, Callie y Leah estaban en la misma operación y Murphy perforó la pierna del paciente con el taladro. Arizona se sorprende de que fueran tan pocas preguntas, entonces la señora le dice que la queja no fue contra ella, fue contra Callie. En serio, ¿qué tienen todos en contra de Callie en este episodio?

Robbins alcanza a Cristina en el OR, antes de que opere de nuevo al bebé (al que ha decidido llamar Oscar, por Oscar the Grouch), le cuenta de lo sucedido en HR y Cristina le dice que no se preocupe, que vaya a arreglar eso y si la necesita le llamará, pero que seguro no sucederá porque tiene a Ross para ayudarla.

Callie y Arizona están de nuevo con la niña, el papá les pregunta si creen que la amputación es la mejor opción para su hija. Callie le dice que sí y el papá acepta. Al salir del cuarto, Arizona le dice a Callie sobre la queja de Leah, de nuevo, Callie se enoja y le dice que no puede creer lo mal que ha ido todo. Que acaba de pasar por el asunto de la demanda y ahora tiene que lidiar con esto, que ya no puede más.

Durante la operación, Cristina, muy sutilmente, le pregunta a Ross si alguna vez se sintió ofendido/acosado por ella, él le dice que no. Meredith y Bailey están operando al niño, mientras Karev observa en la galería y Mer se siente mal por, involuntariamente, robarle su cirugía. Arizona se está preparando para la amputación, cuando entra Leah al scrub room. Arizona le pide que se vaya, pero Leah le dice que ella es la única intern disponible. Claro, en un hospital donde solo hay cinco interns, es entendible. Por cierto, ¿dónde está Ben hoy? Anyway, Leah le dice que nada de esto hubiera pasado si Arizona no hubiera decidido decirle a Callie, que ella tenía claro lo que era su relación (¿segura?), pero que al decirle a Callie puso en riesgo su educación y la vida de un paciente, y eso no puede volver a suceder. Ya dentro del OR, Arizona y su culpa, deja que Leah corte una de las piernas de la niña.

Alex va a visitar al niño, que está bien gracias a su sugerencia del apéndice. Meredith le dice que, como una forma de disculparse por robar su cirugía, le ofrece firmar un acuerdo para que HR reconozca su relación con Jo y así ya no tengan problemas. Alex primero se niega, pero todos sabemos que es difícil decirle que no a Meredith Grey.

Después de mucha y mucha y mucha insistencia para recuperar su riñón y muchos rechazos de April porque, obviamente, lo que pedía es algo ridículo, el amigo del paciente llora desconsoladamente después de enterarse que, ahora sí, su amigo está definitivamente muerto. En un bonito momento de amistad, Cristina le pregunta a Arizona si aún sueña con el plane crash. Arizona le dice que sí, sobre todo cuando está nerviosa, que sueña con Mark y Lexie y el piloto Jerry. Cristina le dice que ella sueña con Arizona gritando, gritando y gritando, así que le agradece por las pesadillas. Me encantan y me duelen estos momentos de Cristina con los demás personajes, por fin estamos viendo a una Yang que puede ser amiga de alguien más que de Mer y nos la van a quitar. Además, creo que nunca habíamos visto una escena entre ellas dos, siempre había sido más amiga de Callie que de Arizona, fue lindo, lo apruebo.

HR llama a Jackson para que explique lo que sucedió con Steph y la camilla. ¿Diez temporadas y recursos humanos apenas empieza a preocuparse sobre las relaciones entre doctores?, muy tarde. Por fin Jackson logra que Steph lo escuche, le pide perdón y le dice que no tenía idea de que iba a hacer eso en la boda, que no lo tenía planeado, solo sucedió. Edwards le dice que jamás la habían tratado con lástima, y eso es lo que no soporta, así que ya no se va a preocupar en lo más mínimo por él.

De vuelta en su casa, Callie sigue enojada después de todo lo sucedido en este día agotador, para rematar, Arizona le dice que Leah tuvo razón al poner la queja. Callie le dice que, sí, por supuesto que Leah tuvo razón porque la ofendió y la trató mal porque se acostó con su esposa. Le dice que piensa que están bien, que hasta compraron una casa, pero que no está segura de que alguna vez puedan estar bien. Arizona le dice que, desde que perdió su pierna, solo ha pensado en si misma y ya sabe por qué. Le dice que antes solía ser una persona que estaba feliz todo el tiempo, despertaba feliz y patinaba por los pasillos. Después todo se volvió difícil y sentía que no encajaba en su vida. Ahora sabe que no necesita muchas cosas, ni siquiera necesita dos piernas, lo único que necesita es a Sofia y a ella y le da miedo que ya haya renunciado a ella. Callie se va sin decir nada. Arizona, y nosotros, piensa que todo está perdido y llora. Pero, Callie vuelve al cuarto con los Heelys de Arizona y le dice que no debe renunciar a nada.

Saliendo del hospital, Cristina alcanza a Owen y le dice que no debe renunciar a Emma, porque era justo lo que él quería. Owen le dice que ella solo quiere que él tenga lo que quiere para ya no sentirse culpable porque no se lo pudo dar. Golpe bajo Hunt. Para cerrar el episodio, nos regalan la escena más hermosa de la temporada, Callie ayudando a Arizona a patinar. Sí, estoy llorando de felicidad.

Highlights del episodio:

  • Como ya lo dije arriba, me encantó la escena de Yang y Robbins.
  • Reía cada vez que Arizona caminaba y su pierna rechinaba, muy buen detalle.
  • Por supuesto, ver a Arizona patinar otra vez llenó de felicidad mi corazón. Ojalá ya nos devuelvan a esa Arizona feliz de la que nos enamoramos.

Peores momentos:

  • Odio/amo que los escritores siempre apliquen la técnica de que te hacen creer que todo va a salir mal y luego te maten con algo súper cursi.
  • Ross, Murphy, Edwards, incluso Wilson ya me está hartando. Shonda, ya es hora de otra muerte, ofrezco a Ross en sacrificio.
  • Creo que deberían empezar a considerar la opción de cambiarle el nombre al programa a algo así como Everyone but Grey’s Anatomy, porque Meredith ya no sale más de cinco minutos. Parece que Calzona ya le robó el protagónico a MerDer, como sucedió en Gossip Girl con Chair y Derena.

Mejores frases:

  • Webber: I am still, and always be, the chief.
  • Avery (a Edwards después de que lo golpea): Was Robbins a warm up?

 

Próximo episodio:

  • Jackson y April vs Catherine Avery
  • Callie vs Derek
Anuncios

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s