Glee Recap (5.12): “100”

Por fin llegamos a este muy esperado episodio de Glee. Durante meses, nuestras expectativas fueron creciendo y creciendo al ver el cast confirmado, las canciones, las storylines, hasta que ya no pudimos más con nuestra ansiedad. Sí, dada la historia de Glee, por supuesto que había mucho temor entre los fans sobre cómo iban a manejar el episodio. Extrañamente, el resultado fue muy positivo y Murphy, Falchuck y Brennan nos regalaron un episodio que nos llevo de vuelta a la temporada uno cuando todos éramos felices.

Abrimos el episodio con uno de los clásicos voice over de Rachel Berry mientras camina por los pasillos de McKinley. Rachel, junto con Mercedes, esperaban que las recibieran con el tratamiento de estrella que merecen, después de sus respectivos éxitos en Broadway y Los Angeles. Al llegar al choir room, Rachel corre para ganarle la silla de en medio a Mercedes. Bajo órdenes de Kurt, se saludan cordialmente y Mercedes se resigna a sentarse atrás. ¿Saben quiénes están sentadas (juntas) a lado de Mercedes? Sí, Brittana.

Will les agradece a todos que hayan podido ir a Lima tan repentinamente y les dice que su tarea de la semana es cantar nuevas versiones de sus canciones favoritas cantadas por el Glee club (o sea, las que eligieron los fans en la votación). Para celebrar al Glee club, Will invitó a una de las tantas personas que ayudaron a salvarlo de sus muchas posibles cancelaciones, the one and only, April Rhodes!

April les cuenta a los chicos que su último lover es tan rico que le compró su propia isla y elige Raise Your Glass como la primera canción de la semana. Aunque, realmente, esta canción nunca la cantaron los New Directions, pero, who cares? Es Kristin Chenoweth y todo lo que haga/cante vale la pena.

Un muy guapo y uniformado Noah Puckerman está recorriendo los pasillos de McKinley recordando sus días de stud. Dice que el pasado está muerto para él, excepto por un pequeño detalle, Quinn Fabray. Quinn, vestida en toda su Yale glory, le dice que se ve muy bien con su uniforme. Su conversación es interrumpida por la llegada de Biff Macintosh (Chace Crawford), el nuevo novio de Quinn, a quien podemos describir como “Nate Archibald con la personalidad de los tres Bass juntos”.

Por otro lado, Santana encuentra a Brittany en uno de los salones haciendo algoritmos, porque, según la gente de MIT, tiene la mejor mente de su generación. Pero lo que Brittany realmente quiere es que su vida vuelva a ser como antes, cuando su única preocupación era tener sexo con Santana y hablar con su gato. Para ayudarla con esto, Santana le hace una oferta que no puede rechazar, revivir a la Unholy Trinity.

A continuación, tenemos uno de esos raros momentos que nos recuerdan por qué vale la pena seguir viendo Glee. The Unholy Trinity cantando una versión tango de Toxic. Las tres bailando en sincronía, con sus uniformes de Cheerios, con sexy outfits, perfección pura. Quien siga diciendo que “el tango no es para tres”, es porque no ha visto este performance.

Durante todo el número, Biff, o Mr Preppy McDimple como lo llama April, se la pasa texteando (o mandando blasts a Gossip Girl) y Quinn lo excusa diciendo que es un hombre súper ocupado. Santana le dice a Brittany que se de cuenta que ama bailar, que esa es ella. Britt le responde que no, que se equivocó al bailar y necesita concentrarse en lo que realmente es buena, los algoritmos y Fondue For Two.

Las invitadas de esta semana son Rachel y Mercedes. Britt le dice a Rachel que si no cree que es irresponsable de su parte dejar su trabajo, el musical y la escuela durante una semana solo porque el Glee club se canceló. Le pregunta cuándo pararán sus mentiras, que no cree que en realidad viva en Nueva York, que ni siquiera cree que alguna vez haya ido a Nueva York. Rachel le recuerda que fueron juntas (cuando Nationals) y Britt le dice que no cambie el tema. Oh Britt, te extrañábamos tanto. Por su parte, a Mercedes le pregunta si es cierto que escondió el hecho de que era buena bailarina para que Mr Schue la dejara “park and bark“, Mercedes prefiere abstenerse de comentar. Esto, claramente, es una referencia al hecho de que Amber ganó la pasada temporada de Dancing with the Stars y vaya que lo merecía. Para finalizar, Britt les pregunta si ya saben qué canción van a cantar en la tarea, ambas eligen Defying Gravity y deciden tener un diva off para, por fin, decidir quién es la mayor estrella de Glee.

Breadsticks. Biff invitó a Puck, Santana, Mike y Artie a cenar para que le cuenten sobre Quinn y su vida en Lima. Mike le dice que Quinn es alguien muy impredecible, porque nunca sabes qué loca storyline le escribirán ahora. Mencionan la vez que se volvió skank con todo y el tatuaje de Ryan Seacrest. Quinn suelta la risa más incómoda del mundo, le dice a Biff que solo están bromeando, y lo manda al auto por su bolsa. Ya solos, le dice a los demás que Biff no sabe nada de su pasado y quiere que siga haciendo así, porque su familia es high society y quiere que la acepten. Esto, obvio, hace enojar a Puck, y peor cuando se entera que ni siquiera le ha contado de Beth.

En un último intento por salvar el Glee club, April le dice a Sue que, como dueña del auditorio, ella puede decidir para qué se utiliza, así que quiere que el club se mueva ahí permanentemente. Sue les dice que, antes de hacer algún anuncio oficial, la dejen investigar un poco. De vuelta en el choir room, es hora del diva off. Mercedes, Kurt y Rachel cantan Defying Gravity (con Kristin Chenoweth presente, que nervios). Al terminar, Will les dice que las votaciones serán hasta el día siguiente porque aún nos queda mucho episodio.

Brittany está en el patio jugando ajedrez humano con el Chess club. Santana le dice que debe dejar de actuar así, pues esa no es ella y se lo quiere demostrar haciendo un número con ella. Por su parte, Mercedes y Rachel están tratando de convencer a los Old New y New New Directions de que voten por ellas. Rachel menciona que sí, Mercedes es una pop star, pero que Broadway sigue siendo más importante. Y Mercedes les dice que el pop es más importante, pues es lo que escuchamos en la radio. Yo, Mercedes, I’m really happy for you, I’ma let you finish, but Rachel has one of the best voices of all time.

Choir room. April felicita a Kurt y Blaine por su compromiso y les regala un flask para que les ayude a superar la noche de bodas y su inevitable divorcio. Definitivamente quiero que April Rhodes sea mi amiga. Santana decide robarle su momento a Puck, ya que quiere hacer un dance number con Brittany. Y qué mejor canción para eso que Valerie. Al principio, Brittany se niega a bailar, pero nadie puede resistirse mucho tiempo a los encantos de Santana. HeMo bailando, HeYa bailando, todos nuestros Brittana feels que habíamos tratado de reprimir por once episodios resurgieron al máximo.

Ahora sí, es turno de Puck, quien decide cantar Keep Holding On dedicada para Quinn y nos pega en los Cory feels, otra vez. Quinn llora y Puck le dice que no tiene que sentirse avergonzada de su pasado, que ellos la quieren por quien realmente es, pero Quinn le dice que ella quiere a Biff.

Ha llegado el momento de la votación, pero, antes de que se lleve a cabo, Santana aprovecha el momento para decir unas cuantas palabras, nada agradables, sobre Rachel. Rachel le dice que solo hace eso porque le tiene envidia porque ella es la protagonista del musical y Santana solo su understudy. Santana remata diciéndole que en realidad no ganó prom queen, que Quinn y ella alteraron la votación. Rachel le dice que solo le dice eso para hacerla sentir mal y que es una horrible persona.

Mercedes encuentra a Rachel llorando en el baño. Rachel le dice que, aún en Nueva York, todavía sigue sintiéndose como en McKinley gracias a todos los problemas que ha tenido con Santana. Mercedes le dice que los de la compañía discográfica también la hacen sentir así a veces, pero que utiliza todo eso para motivarse. Que desea que Rachel sea big, rich y famous, pero ella quiere ser bigger, richer y more famous. Terminan este useless diva off con un abrazo. Me encanta que Mercedes sea la go to person para pedir consejos de vida.

Después de una exhaustiva investigación de, aproximadamente, 25 minutos en Wikipedia, Sue descubrió que el dinero con el que April compró el auditorio ya se acabó, gracias a todos los sets, props y vestuarios que ha comprado Will, sobre todo para la jungla que construyeron para cantar Roar solo para él. April le dice que eso no es problema, pues ahora tiene más dinero que antes y puede pagar todas las deudas de Schuester. Sue le dice que en realidad no, ya que su último lover cometió muchos fraudes, así que su dinero está congelado. Will hace su berrinche de quinceañera diciéndole a April que nunca debió confiar en ella y que, lo peor de todo, fue que le dio esperanza y se va a su casa a comer helado y ver The Notebook.

Otro que se está comportando como un a-hole es Biff después de que Quinn le contara toda la verdad sobre su vida en Lima. Puck está en el lugar adecuado, en el momento adecuado, golpea a Biff y lo echa en el contenedor (aquel en el que conocimos a Kurt). Le dice a Quinn que es mejor que él y puede quedarse con él y seguir pretendiendo o volver con sus verdaderos amigos.

Rachel y Mercedes le anuncian a los demás que ya no quieren que se lleve a cabo la votación, Will les dice que la votación ya se hizo y resultó en un empate. April se disculpa con todos por haberles dado falsas esperanzas y les dice que invitó a alguien que puede alegrarlos, Holly Holliday! Resulta que, April y Holly se conocen gracias a una página de Facebook donde están todos los que han sido invitados al Glee club, la mamá de Rachel, el hermano de Blaine, Ricky Martin (ojalá los hubieran invitado a ellos también). Holly les cuenta que inventó su propio sistema de clases, el Holly Holliday teaching pop-ups, y se dedica a aparecer repentinamente en salones de clases, dar una lección sobre algo e irse. Rachel le dice que están cantando sus canciones favoritas, Holly le dice que es una pésima idea, y que, como a ella no le gusta mirar al pasado, van a cantar una canción nueva. Cantan Happy de Pharrell y podemos ver a sweet Marley Rose bailando de la forma más adorable. Creo que será a la única de los New New Directions que extrañaré.

A continuación, tenemos las dos escenas más importantes del episodio, aunque sucedieron de forma simultánea las voy a contar por separado para que no sea tan confuso. Puck y Quinn están en el locker room viendo el jersey de Finn. Puck le pregunta a Quinn si Finn los habrá perdonado, Quinn le dice que sí, que en realidad lo salvaron porque Rachel era su soulmate. Puck le pregunta si Biff es la suya. Quinn le dice que Biff ya va de regreso a Yale, solo. Puck le dice que él también ya se va a regresar, a menos que tenga una razón para quedarse, pues él sabe quién es su soulmate. Quinn le dice que no quiere estar con ella porque es terrible en las relaciones que involucren cualquier nivel de honestidad. Puck le dice que la ama y que siempre ha sido honesta con él, y le pide que le diga que se quede. Quinn no responde y Puck se va. Ya en el pasillo, Quinn alcanza a Puck, lo besa y le dice que se quede.

Por otro lado, en uno de los salones, Brittany y Santana están platican y comiendo churros. Santana le dice a Britt que no es justo que los de MIT la traten como un math monkey, que debería salir, ir a restaurantes, a conciertos y tener citas. Brittany se acerca y besa a Santana, ésta le dice que no, que es una mala idea. Britt le dice que se siente muy bien estar con ella, que la hace sentir como una mujer de nuevo, como si su cuerpo despertara. Santana le dice que no le haga esto, que le costó demasiado trabajo superarla. Britt le dice que en verdad quiere estar con ella, que ya ha visto el mundo y ahora está más segura que nunca de que pertenece con Santana. Le dice que está segura de que su novia es increíble, pero nunca podrá recrear lo que ellas tienen, que es su decisión y, si la quiere, ahí estará. ¿Ven? Justo por esto es por lo que ya casi no regreso a mi ciudad, el pasado siempre te persigue.

Para cerrar el episodio, Will leva a los originales al auditorio, donde les muestra el lugar donde quedarán las placas de Lilian y Finn. Santana dice que, no entiende por qué, pero le da nostalgia. Will echa un speech que, más que para ellos, parece dedicado a los fans. Les dice que, es normal que sientan tristeza, pues crecieron juntos en el Glee club, es parte de ellos. Mike le dice que, después de perder a Finn y al Glee club, es difícil creer que algo dura. Rachel Lea llora, todos lloramos. Will les dice que no busca animarlos, solo quiere agradecerles por haberse subido a este viaje con él. Mientras todo esto sucede, April y Holly están observando, Holly le dice que, después de terminar sus bebidas, tienen que hacer algo para salvar el Glee club.

Highlights del episodio:

  • En general me gustó mucho el episodio, como dije arriba, me llevó de vuelta a la temporada uno y me recordó por qué me enamoré de la serie.
  • Aunque nunca aportaron nada demasiado relevante a la historia, April y Holly fueron mis guest stars favoritas y tenerlas de regreso me llenó el corazón de felicidad. Aunque, también me hubiera gustado mucho ver de nuevo a Adele Dazeem Idina Menzel.
  • Por supuesto, la escena de Brittana fue mi favorita del episodio, pero me guardaré mis comentarios para el próximo recap cuando nos digan qué decisión toma Santana.
  • Mejor canción: Toxic, claramente.

Peores momentos:

  • Extrañamente, no tengo un momento para poner aquí, incluso la participación de Chace Crawford me pareció divertida.
  • Peor canción: Todos los números me gustaron, pero, quizá la que menos me encantó fue Raise Your Glass, siento que no queda con las voces de Kristin y Matthew.

Mejores frases:

  • Mercedes: So what? She got cast in a play as an annoying jewish girl, what a surprise.
  • Santana: You all cheer now, but wait until he starts rapping.
  • Tina: She once taught me how to shoplift meat in my vagina.
  • April: (a Unique) But don’t worry, this Spumante is a virgin, probably like you will be for a long time.
  • April: I was wondering why it didn’t annoy me every time i heard it in my head.
  • Puck: Wait, you call your mother… Mother?
  • Biff: Poor people are generally less attractive than rich ones.

  • Santana: Santana Lopez. Word on the street is that you’re old money. I’m a lesbian, but totally into that.
  • April: The one thing this country needs more of is teen marriage.
  • Santana: All right, what is his name?
    Rachel: Rick.
  • Jake. I’m torn, one’s black and one’s jewish.
  • Santana: Please don’t do this, ok? I have worked my ass of to get over you.
  • Brittany: And I’m sure your girlfriend’s great but you can’t recreate what you and I have. It’s your choice, if you want me, I’m here.
  • Will: We share this special bond. (We do share this special bond, all of us true gleeks)

Próximo episodio:

  • Por fin llega la graduación.
  • El Glee club oficialmente se termina.
  • Brittana, Brittana y más Brittana.

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s