Glee Recap (5.13): “New Directions”

el

Nuevo día en McKinley, nuestras guest stars favoritas Holly Holliday y April Rhodes están jugando “bone, marry, kill” con Will, Figgins y Brad the piano player. Sue llega a interrumpir el juego para saludar a su BFF Holly, con quien hizo un video para audicionar en The Amazing Race, matching track suits y todo. Holly, aprovechando la amistad, le pide a Sue que les de oportunidad de incluir números musicales dentro de los otros clubs de McKinley, Sue le dice que tiene una semana para hacerlo y que incluya a Schuester.

Tina está preocupada porque no ha recibido respuesta de Brown, así que, como última medida desesperada, aplica a Mitzvah University, claro, primero cambia su apellido. En el choir room, Rachel, Sam y Artie están empacando los trofeos cuando llegan Blaine y Kurt con la noticia de que Blaine entró a NYADA. ¡Que gran noticia, nadie lo esperaba! Con toda la emoción, Sam golpea accidentalmente a Tina con un trofeo, lo cual provoca una de esas Cohen-Chang alucinaciones. Esta vez Tina se imagina la vida de todos en NY en una parodia de F.R.I.E.N.D.S llamada C.H.U.M.S. Que más que Friends, es como I Love Lucy con todas las actuaciones exageradas y las risas falsas del público. El sillón, el intro, el “Creado por David Crane, Martha Kauffman y ugh Tina Cohen-Chang”, Rachel usando “El Rachel”, es ridículo y horrible. Glee, ya te perdoné que te metieras con Barbra y Funny Girl, pero Friends es intocable. Anyway, dentro de este mundo absurdo, todos viven en el Hummelpezberry loft y trabajan en el Spotlight Diner en donde reciben una visita sorpresa de Mike, Mercedes, Britt y Puck, mientras Sam está todo el tiempo en ropa interior. Gracias a los dioses de las series tenemos muchas cosas pendientes en este episodio así que la fantasía dura muy poco. Cuando despierta, Tina está muy emocionada por irse a NY con los demás.

Mercedes y Kurt han decidido que es hora de una musical intervention en el auditorio. Mercedes les dice a todos que el estar ahí juntos ha traído muy buenos recuerdos, momentos y reencuentros, como Quinn y Puck que seguramente pronto tendremos otro embarazo “accidental”. Pero, el estar ahí, también ha traído viejas peleas como la suya con Kurt por los tater tots. Kurt les dice que fue una discusión horrible pero que ya se arreglaron y han decidido cantar un dueto. Por supuesto, todo esto es una muy sutil intervención para Rachel y Santana, tan sutil que hasta las iluminan con reflectores.

Al día siguiente, Rachel encuentra a Santana en el baño y le dice que le ofrece el protagónico en 10 shows de Funny Girl, después de los primeros tres meses. Santana le dice que no, ella quiere todo o nada. Rachel sigue sin entender la motivación de Santana para comportarse así. No te preocupes Rachel, seguro los escritores tampoco lo entienden.

Holly Holliday ha llegado al Animal Husbandry Club vestida de Temple Gradin para una de sus lecciones musicales que no tienen nada que ver con el club. Lo maravilloso de esta escena es que los del club están parados en el fondo del salón y Kurt, Rachel, Quinn, Mike y Puck están sentados en las bancas. El número musical pasa del salón a una disco con todo y fiesta de espuma. Quiero invitarlos a que se tomen un momento a ver lo hermosa y sexy que se ve Lea Michele en este número, ella y Darren Criss nacieron para bailar música disco.

Mientras tanto, Brittany ha llenado el choir room de lilies para Santana. Y, gracias a Luce, todos sabemos qué significan las lilies. Además de eso, Britt ha comprado dos boletos de avión para la Isla de Lesbos, solo de ida porque está segura de que una vez que estén en el paraíso lésbico, no van a querer regresar. Santana le dice que no es una buena idea, sabe que no quiere volver a MIT porque no es su sueño, pero tampoco huir con ella. Britt le dice que no puede decirle eso, porque ella también está haciendo algo que no es su sueño y que quiere huir con ella porque son las dos personas más awesome que conoce y está cansada de hacer cosas para gente menos awesome que ellas. Santana le dice que quiere ser rica y famosa y Broadway es un gran paso para ella, además no dejará que Rachel gane. Britt le dice que recuerde que estuvo en el closet mucho tiempo por miedo a lo que la gente diría de ella, irse de Broadway es una forma de ganar, pues es decirle a todos “esto no es quién soy y no me importa quién lo sepa”. Santana está agradecida de tener a Britt “la experta en Santana Lopez” a su lado para poder arreglar todo el desastre que hicieron los escritores en los últimos episodios. Heather Morris, eres un hermoso unicornio mágico, nunca te vayas de nuestras vidas.

Tina tiene un nuevo melt down porque no fue aceptada en Mitzvah por no ser judía. Sam, Artie y Blaine la convencer de irse a NY con una versión acústica de Loser Like Me. Ojalá la vida fuera tan fácil como irte a NY con tres dólares en la bolsa y ningún plan. Santana encuentra a Rachel en el auditorio practicando sus líneas, le dice que ese papel es el rol de su vida y ha luchado por conseguirlo, así que ha decidido renunciar a Funny Girl. Para celebrarlo, cantan juntas y el bronceado de Lea nos demuestra por qué vale la pena ir a las playas mexicanas.

Sue está regañando a Holly y Will, pues recibió un millón de cartas de padres y alumnos quejándose por su espumoso field trip, así que cancela sus actividades extra curriculares. Holly le dice a Will que no tienen que darse por vencidos, que aún pueden ir con el equipo de hockey y hacer Glee on ice (yes please), pero Will le dice que ya no hay nada que hacer, el Glee club está terminado y ya lo aceptó. Así que Holly va a ver a Artie, quien piensa que quiere declararle su amor. Holly le recuerda que no están en Rosewood, y lo único que quiere es su cámara.

En el choir room, Quinn y Puck cantan Just Give Me a Reason antes de anunciar que han decidido darse una oportunidad como novios. Will les dice que esta es, oficialmente, la última canción del Glee club y que ha sido un honor compartir esto con ellos. Cuando llega a su oficina, ve que hay una invitación en su escritorio para que vaya al auditorio. Al llegar ahí, le indican oprimir un botón que empieza a correr un video. Es un video dirigido a su bebé, con todos los miembros del Glee club (y Holly) hablando sobre lo maravilloso que es su padre. Ok, déjenme decirles algo. Claramente Will Schuester no es mi personaje favorito de Glee, pero creo que es un mal necesario. Todos en nuestra vida, y sobre todo en la adolescencia, necesitamos algún adulto que nos guíe, que nos haga sentir cómodos y seguros de nosotros mismos en el ambiente en el que nos desarrollamos, desafortunadamente, muchas veces no encontramos eso en nuestra propia casa. Will fue esa persona para estos chicos, los hizo creer en si mismos y aceptarse como realmente son, aunque, muchas veces de formas inapropiadas. Debo confesar que siempre lloro cuando veo To Sir With Love en el final de la primera temporada, y este video me recordó eso, así que obvio lloré también. Cuando termina el video, todos suben al escenario para cantar Don’t Stop Believing y duele porque es la primera vez que la cantan sin Cory, pero ver a todos ahí, incluso a los nuevos, es hermoso y melancólico y de repente no quiero que Glee acabe nunca.

April y Holly están observando desde la entrada del auditorio, orgullosas porque se propusieron salvar el Glee club y no lo lograron. Así que deciden irse a emborrachar, robar un banco e irse en un crucero gay. Suena como el verano perfecto para mi. Los New New Directions están terminando de limpiar el choir room, antes de irse a la graduación, Sweet Marley Rose se pone toda “they may take our Glee club but they’ll never take our friendship!” y tienen un abrazo grupal en lo que será su última escena en Glee. So long, New New Directions, fue un placer… a veces.

Momento de la graduación. ¿Se acuerdan que dedicaron todo un episodio a la pelea entre Artie y Tina por ser valedictorian y que al final terminó ganando Blaine? Pues al final no vimos nada de su discurso, así que desperdiciaron un episodio en nada importante. Sue menciona los nombres de los New Directions y de Becky, quien la abraza con todo el amor del mundo. Becky Jackson, eres un hermoso ser de luz e insinuaciones sexuales y te vamos a extrañar. (Iba a preguntar por qué ninguno de los padres de los graduados fue a la ceremonia, pero Pretty Little Liars me ha enseñado que los padres están sobrevaluados.) Tina les dice a los demás que no podrá ir a NY porque los escritores ya están hartos de inventarle storylines estúpidas así que la mandarán a Brown. Al final, Sue menciona a Brittany, resulta que Santana arregló todo para que pudiera tener su graduación de prepa, aunque fuera un año tarde.

Después de la ceremonia, Santana encuentra a Brittany tomándose selfies en el baño, le dice que es una mala idea ir a Lesbos, porque no es una isla de lesbianas sino un sitio turístico para alemanes (esperen, tengo que ir a cancelar un boleto de avión), así que les compró boletos de regreso. Quiere que estén unos días en Lesbos, unos días en Hawaii y después regresen a casa, o sea, quiere que se vaya con ella a NY. Britt acepta y nuestro corazón explota. Demi, te amo, y me duele en el alma que hayan desperdiciado así tu talento y tu beautiful face, pero Brittana es endgame. Hemos recorrido un largo camino, y no fue fácil, pero lo logramos. No sé si HeMo seguirá saliendo en esta temporada o hasta la próxima, pero la simple idea de Brittana felices viviendo juntas en NY es suficiente para llenar mi corazón.

Will encuentra a Sue en el choir room, que ahora es el nuevo laboratorio de computación. Sue le dice que fue un buen adversario, pues nunca había encontrado alguien que estuviera a la altura de Sue Sylvester, y va a extrañar los insultos y las peleas. Le dice que es un pésimo maestro de historia y mucho peor de español, que su lugar es en un glee club, así que le consiguió una entrevista en Carmel High para ser coach de Vocal Adrenaline. Will le dice que no podría hacer eso pues son “nuestros enemigos”, Sue le dice que aquí ya no hay “nuestro”, que hizo todo lo que pudo pero ya se acabó.

Para cerrar el episodio, Will se despide del choir room y del Glee club con una reverencia, mientras escuchamos las voces de los originales, cerrando, por supuesto, con Cory.

Aunque se sintió un poco apresurado porque había muchas cosas por cerrar, Brad Falchuck nos regaló un episodio bonito y lleno de nostalgia. Debo confesar que, cuando Glee empezó, yo no estaba pasando por un buen momento y, sí, aunque suene ridículo, Glee me ayudó a superarlo. La primera temporada me ayudó a encontrar esa fuerza interna que necesitaba para salir adelante, y sé que no soy la única que se siente así, porque “being a part of something special, makes you special”. Glee es mi Will Schuester, me ayudó, aunque no siempre fue de la manera correcta. Sé que Glee sigue y que aún nos queda más de una temporada para que nos sigan llevando al cielo para luego dejarnos caer sin red de protección, pero este es el final de una era. En este choir room cantamos, bailamos, reímos, lloramos, nos enamoramos, aprendimos a aceptarnos y a aceptar a los demás, por supuesto que duele dejarlo.

Sé que constantemente me estoy quejando de Murphy y sus malas decisiones, pero hoy le quiero agradecer, a él, a Ian Brennan y a Brad Falchuck por regalarnos esta hermosa despedida de nuestro Glee club. Esa reverencia va para ustedes por todo lo que han logrado, para el cast por hacerlo posible y para todos nosotros gleeks que hemos aguantado la serie en las buenas y en las malas. Recuerden las palabras de Lilian Adler “By it’s definition, Glee is about opening yourself to joy“, así que dejen entrar la alegría, acepten su verdadero yo, hagan hasta lo imposible por lograr sus sueños no importa cuáles sean. Never, never stop believing.

Mejores frases:

  • Sam: You guys got married and adopted russian twin babies!
  • Rachel: I’m never coming out of here.
    Kurt: That’s what I said sophomore year of high school.
  • Puck: Once you’ve seen a baby come out of a girl’s magic garden, everything else is easily acceptable.
  • Quinn: I’d rather do hard with you than easy with somebody else.
    Santana: Wanky.
  • Brittany: He does this magic trick where he pulls a duck out of a hat… you should have him show you some time.

Próximo episodio:

  • ¡Hola New York!

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s