Bates Motel Recap (2.04): “Check-Out”

Después de una noche de copas siempre viene el terrible momento del día siguiente cuando todos tienen que enfrentarse a la cruda y a las consecuencias de sus actos, que muchas veces radican en cosas que se dijeron de más. Check Out, el más reciente episodio de Bates Motel fue lo más parecido a esa hora del día en la que no sabes si es mejor lidiar con tu dolor de cabeza o con los mensajes imprudentes que enviaste.

Para confirmar lo escrito, el episodio inicia con la pobre de Emma despertándose a lado de su crush de la noche anterior, completamente asustada y preocupada probablemente por lo que pudiera haber pasado en el transcurso de la noche. Esto sin embargo no es tan grave como otro de los personajes que sufren una hangover de alcohol (y verdades). Dylan en su camioneta se encuentra inconsciente y lleno de vómito. Como obviamente ella sola no iba a poder cargarlo hasta una cama, corre a despertar a Norman para pedirle ayuda.

Aunque Emma y Norman ya estaban atendiendo a Dylan, Norma entra para ella terminar con lo que su hijo y empleada habían iniciado. Haciendo lo que nunca, por primera vez en toda su vida con Dylan, lo trata como un hijo y cuida de él como cualquier madre preocupada lo habría hecho. Molesta y decidida a enfrentar a sus viejos demonios, Norma se sube al carro decidida a decirle a su hermano (y padre de su hijo) que se largue de una vez por todas de la ciudad.

Sin embargo, esto no es posible para ella, pues al parecer sus tormentosos recuerdos siguen siendo tan dolorosas para ella como los momentos en que fueron creados, así que en un arranque de ira, prefiere regresar a su hogar.Dylan se encuentra despierto Y SIN CAMISA, cuando Norman entra muy amable con un desayuno y una camisa limpia. Norman con su clásica ternura y amabilidad intenta disuadir a su medio hermano de dejar todo atrás e intentar empezar de cero, sin embargo a él esto parece molestarle aún más pues sabe que sus orígenes no son los únicos secretos que su madre esconde.

Emma quien para este momento cree que ya forma parte de la familia, se muestra muy desesperada por saber a que se debe todo el drama que está ocurriendo en el motel, Norman se niega rotundamente a explicarle todo confensandole que “son asuntos exclusivamente familiares”.

Dylan se vuelve a encontrar con Caleb, y no tiene tapujos a la hora restregarle en la cara todo lo que su madre ya le hizo saber. “Tuviste sexo con mi madre” y “Eres mi padre”, son las frases que dejan anonadado al hombre, quien da un giro nuevo a la historia al revelarle un nuevo secreto a Dylan, pues además de negar su paternidad y decir “que las cosas no fueron así” regresa el dinero a su hijo, lo cual nos dice que sus intenciones al menos no eran completamente monetarias.

De regreso en el Bates Motel, Norma parece seguir lidiando en sus pensamientos con todo el asunto, cuando de repente la llamada de Christine, su nueva amiga a fuerzas le llame para hacerle otra de esas invitaciones que aunque en el momento Norma rechaza, eventualmente Christine como acostumbra la hará asistir.

Norman por otro lado quedó intrigado gracias a la pelea que tuvo con su hermano, quien prácticamente le dio a entender que su adorada madre le escondía más secretos de los que el creía, y en un movimiento muy inteligente y rencoroso le confesó a medias la verdad sobre el asesinanto de su padre.

Por esta razón corre con su madre en parte para reconfortarla y en parte para confrontarla. En una muy bizarra escena de acercamiento y tensión sexual extremadamente elevada, ambos personajes yacen recostados en la cama, Norman le pregunta a su madre si hay algo más que le esté escondiendo a lo que ella muy segura responde que no. Por otro lado Norma le confiesa a su hijo que corrió para poner en su lugar a su tío en el Motel donde se encontraba pero no pudo enfrentarlo (Extraño que Norma conociendo los arranques psicóticos de Norman le confiese este tipo de cosas que lo pueden mandar directo a matar a otra persona) lo que pone a su hijo en una disposición completa de terminar él con el asunto.

Como lo habíamos avisado previamente, mientras Norma limpia de una forma enfermiza su alacena, Christine. aparece en su hogar advirtiéndole que sabe algo de ella, aunque al inicio esto parecía advertir la llegada de más desgracias para Norma, no es más que una cortés manera de intentar sacarla de su soledad y apartamiento de la sociedad. Christine se adentra en el hogar de Norma y comienza a buscarle ropa para que asista a la cena a la que además ha invitado a su hermano (el hombre que en la fiesta pasada intento cortejarla).

Por otro lado debido a su reciente problema familiar Norman obviamente no pudo asistir a la producción del musical, por lo que su nueva amiga Cody (quien ahora tendrá una razón más para dudar de la sexualidad de Norman pues se encuentra escuchando a todo volumen ROAR de Katy Perry)  con una rudeza extrema llega para reclamarle y anotarle su número telefónico en el brazo (un detalle que al final del episodio agradecerá demasiado). Emma, después de su encuentro con el weed cupcake boy, continúa evadiéndolo a toda costa.

Una vez más se presenta una escena de acercamiento demasiado cariñoso entre Norma y Norman, mientras ella se viste el la “espía” al igual que ocurrió con su maestra difunta Blair. El encuentro finaliza cuando llega Dylan quien una vez más se enfrenta a su madre por no haberle dicho nada sobre la manera en que fue concebido y además por no contarle toda la verdad, pues Caleb no solamente le contó una versión distinta de la historia sino que además le regresó el dinero que le había entregado. La discusión no termina sin embargo el hermano de Christine ha aparecido por fin, al ver que es un hombre y no una mujer el que va en busca de su madre, la reacción de Norman cambia completamente, y no se ve para nada satisfecho con lo que está ocurriendo, Norma parece aprovecharse de la situación y de alguna manera busca darle celos a su hijo.

En el taller de producción de teatro, Norman parece estarse desquitando con su material de trabajo pues golpea de manera fuerte con un martillo. Cody le pregunta que si aún se siente molesto por el suicidio de Bradley, lo cual lo lleva a contarle absolutamente todos los acontecimientos recientes en su hogar y como se encuentra muy preocupado por Caleb y la influencia que su presencia tiene sobre su madre.

Muy raro que Norman prefiriera decirle a una chica casi desconocida todos sus problemas y no a Emma, quien ya se podría decir es su amiga desde hace bastante tiempo. Cody quien hasta ahora se demuestra como esas mujeres que no tienen miedo nada, incita a Norman a enfrentar al tío y hacer que de una vez por todas se vaya de White Pine Bay.

Emma para finalizar con sus dudas decide hacer frente por fin al cupcake boy. Ofreciendo en esta escena un poco de luz en este retorcido y oscuro show, Emma pregunta al chico si tuvieron relaciones sexuales la noche de la fiesta, a lo que el responde que no pues ella se encontraba inconsciente y borracha, sin embargo deja claro que a el le hubiera encantado que ocurriera, Emma parece no tomarle importancia a esto y simplemente dice que se siente aliviada de saber que paso realmente esa noche.

Aunque la cena iba bastante bien el hecho de que saliera el tema de  la construcción del bypass que tanto preocupa a Norma, la inquieta demasiado y le es imposible no demostrarlo. Norman y Cody se embarcan en su propio viaje para por fin sacar de la ciudad a Caleb. Ahora el chico no se muestra tan decidido como antes y comienza a sufrir de alucinaciones en las que se imagina la violación de su madre, ya listos para entrar Norman comienza a decir que no puede hacerle pero Cody insiste, a lo que el responde de una forma muy agresiva que no lo hará.

Mientras Emma se preparaba para irse, el cupcake boy decide abordarla una vez más, pues resulta que ahora hay un asunto que le preocupa a él. Al chico le preocupa que Emma haya mencionado sentirse “aliviada” de que no haya pasado nada, a lo que ella inmediatamente responde “I do wanna have sex with you”, sin embargo le preocupaba que hubiera pasado algo porque es virgen, esto hubiera significado que no recordaría como fue su primera vez, y debido a su condición podría ser la última vez que tuvo sexo (trágico y cómico monólogo) El cupcake boy se siente aliviado también al escuchar esto y le confirma que ella definitivamente se merece eso que está buscando.

El Sheriff Romero preocupado por la ola de violencia que está ocasionando Zane, decide advertirle que tiene que bajar el ritmo de sus ataques pues podría ocasionar mayores problemas de los que cree estar solucionando. Conociendo los recientes actos de Zane sabemos que difícilmente se detendrá, y que además el sheriff Romero debería cuidar sus espaldas.

Norma al llegar a su casa se encuentra bebiendo vodka, cuando se enfrenta una vez más a Dylan quien finalmente ha decidido moverse  fuera de esa casa de locos. Dylan duda mucho sobre las cosas que su madre ha revelado recientemente (a igual que todos nosotros) Sin embargo la manera en que se quiebra Norma al confesarle lo mucho que sufrió en esa familia al no poder alzar la voz en contra de los abusos que sufría no podemos hacer más que creerle.

Aún así la verdad estaba dicha a medias, pues si bien es cierto que Norma quedó embarazada de su hermano, también lo es el hecho de que solo tuvo a Dylan para poder salirse de ese infierno. Norman acaba de llegar y escucha la pelea, al saber que su madre está sufriendo se activa una vez más el botón de psicópata creepy y corre ahora sí, decidido a terminar con el tormento de su madre.

En lo que proablemente sea uno de los mejores momentos de la serie y el primer gran guiño a Psycho, Norman se adentra a la habitación de Caleb, donde comienza a hablar como si fuera su madre reclamando los abusos que le hizo cuando era pequeña y lo amenaza con un cuchillo. La fuerza del pequeño Norman con todo y su arranque psicótico, no son suficientes para derribar a Caleb, quien sale ileso del lugar.

Como era de esperarse, las advertencias de Romero a Zane no son tomadas a la ligera. El Sheriff encuentra su hogar completamente en llamas  pocos momentos después de aventurarse a intentar detener al criminal.

 Finalmente, gracias a que Cody escribió su número en el brazo de Norman, la mesera que lo encontró sentado, inmóvil y mudo, pudo hablarle a Cody para que fuera a recogerlo. Al llegar Cody lo ayuda a moverse y lo mete al coche para llevarlo a su respectivo hogar, sin embargo Norman sigue tan paralizado como cuando lo encontró.

Highlights del episodio:

  • Las peleas entre Norma y Dylan rompen el corazón, no sabes por quien sentir más pena, la mujer abusada o el niño que aparentemente “no debió nacer”.
  • Cada que Emma habla se roba el show, le dan unas de las mejores líneas.
  • Cuando la imaginación de Norman vuela y tiene visiones sobre la manera en que violaban a su madre.
  • DYLAN SIN PLAYERA.
  • Ese primer guiño a Psycho fue maravilloso, el monstruo comienza a tomar forma.

Mejores Frases:

  • Emma: There’s a difference between not wanting to be seen and hiding.
  • Dylan: Maybe we don’t all know who we are.
  • Dylan: Put it behind me? How can I put me behind me?

Texto por @SantiagoMejia__

Anuncios

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s