Grey’s Anatomy Recap (10.17): “Do You Know?”

Ya tuvimos el Torres’ Anatomy, el Robbins’ Anatomy y ahora es turno de Yang’s Anatomy. Ante su anunciada salida, los escritores decidieron dedicarle un episodio a Cristina, en donde podemos verla en los distintos escenarios de su vida dependiendo de una simple decisión. Algo así como la película Mr. Nobody, pero interesante y entretenida y con una muy buena dirección a cargo de Chandra Wilson.

Empezamos el episodio con flashes de los mejores momentos de Cristina y Owen, mientras escuchamos la voz de Cristina en el voice over. En el hospital, Cristina y Ross están operando a un paciente víctima de un accidente automovilístico. Cristina le dice a Ross que esa parte que está operando, es la “Black Mamba” del corazón, un solo movimiento en falso y el paciente puede estar muerto. Derek llega a revisar los scans de la espina dorsal del paciente y le dice a Cristina que no la puede reparar, que el paciente está paralizado.

Cristina le da la noticia a la esposa, le dice que hay opciones de cirugía para su espina, pero que el daño es tanto que su esposo no podrá volver a respirar por si mismo. Elise, la esposa, le pide que despierten a Jason para que él decida si quiere que le quiten el respirador. Le dice que no quiere perderlo, que lo conoce mejor que a nadie, sabe todo sobre él y cree que preferiría morir que vivir atado a una máquina. Mientras Elise le dice todo esto, Cristina mira a Owen a lo lejos.

Jason despierta, Cristina le explica todo lo sucedido y le pregunta si quiere que lo desconecte. Después de mirar a su esposa, acepta que le quiten el respirador. Esta es la escena que funciona como parteaguas de los diferentes escenarios presentados en el episodio.

Una muy triste Cristina, sale al pasillo, en donde se topa con Avery lastimándose la mano (sí, esto será importante). Camina hasta el elevador, donde está Owen, y le pregunta qué están haciendo, que están tirando todo por la borda. Que sabe que es el amor de su vida y quiere estar con él, por siempre, así de simple.

Corte a, unos meses más adelante, Cristina y Owen están en su nueva y amplia casa, teniendo sexo en todos los cuartos posibles. Owen le dice que siente que es demasiado grande para solo ellos dos, así que van en búsqueda de un perro para adoptar. En la perrera, Owen quiere un perro grande y bonito, pero Cristina elije a un pequeño y gruñón perro despeinado.

Un año después, Cristina y Ross están poniendo un conducto de los impresos en un bebé. Owen entra al OR para decirle que va a estar en cirugía muchas horas y no puede encargarse de Mrs. Rodriguez. Sí, nombraron a su perro Mrs. Rodriguez, es el nombre más awesome que he escuchado ever.

Cristina está en casa de Mer, pidiéndole sweaters de Bailey para Mrs. Rodriguez. (Miren que grande y bonita está Zola) Mer la molesta diciéndole que ya se encariñó con el perro. Cristina le dice que no, que solo le cae bien porque no le gusta hablar de sus sentimientos ni del futuro, igual que ella.

En una board meeting, los doctores están decidiendo qué hacer respecto a Jackson. Él les dice que ya pasaron dos años de que se lastimó la mano, que ya está listo para operar de nuevo. Callie le dice que aún no, porque solo McDreamy se recupera rápido. Aprovechando la junta, Owen les dice que tiene algo importante que anunciar.

Al regresar a su casa, Cristina y Owen están peleando por este asunto. Resulta que, Teddy le ofreció a Owen irse a dirigir la división de trauma del ejército, en Alemania. Cristina, obviamente, no está de acuerdo porque no puede dejar su investigación, su trabajo, su casa, todo. Esta pelea termina en la misma discusión de siempre con Owen diciéndole que nunca se hace lo que él quiere.

Corte a, unos meses o quizá un año o ya no sabemos cuánto tiempo después, una muy embarazada Cristina está trabajando en el hospital. Cuando está a medio parto, Cristina le dice a Owen que esto es un error. Owen mira a Meredith con preocupación y ella le dice que es normal, que todas las mujeres dicen eso en ese momento. Cuando Owen se va a ver a su hijo recién nacido, Cristina le dice a Mer que esto está mal y siente que la cagó.

Unos meses después, el bebé está llorando y Cristina solo lo observa sin ganas de cargarlo. Oye Cristina, ¿viste We Need To Talk About Kevin? ¿No? Hazlo y piensa bien qué relación quieres tener con tu hijo antes de que termine en un reformatorio.

Jo Wilson, la ahora residente de peds, está atendiendo al hijo de Cristina, quien ya debe tener unos dos años. Theo, se cayó mientras jugaba en el parque y se hizo una cortada en la cabeza. A pesar de que Jo le dice que todo estará bien, Cristina está demasiado preocupada, tanto que incluso hace que Ross se encargue del resto de su trial para ella poder hacerse cargo de su hijo.

Es el cumpleaños número siete de Bailey. Todos están ahí con sus respectivos hijos, si se fijan detrás de Meredith está Callie con Sofia. Cristina está embarazada otra vez y le dice a Mer que no ha tenido antojos ni mareos, pero se siente muy cansada. Mer le dice que es normal, pero Cristina le dice que no se siente así por el embarazo, se siente así por su vida. Cuando Mer trata de hablar más al respecto, Cristina solo mira a Owen con Theo y le dice que es ve muy feliz.

Unos años después, Cristina se está arreglando para la gala de los premios Harper Avery. Sube al estrado, pero, al contrario de lo que todos pensaríamos, no está dando un speech de agradecimiento, sino está presentando al ganador de la noche, Shane Ross quien ganó gracias al trial de los conductos que Cristina le dejó unos años atrás. Esto, por supuesto, nos deja como consecuencia a Cristina llorando en el baño.

De vuelta al presente. Jason despierta, Cristina le explica lo sucedido, pero él se niega a que le quiten el respirador. Cristina sale feliz al pasillo (Jackson se lastima la mano), le dice a Owen que está feliz porque logró reparar la “Black Mamba“, logró lo imposible y quiere celebrarlo con él.

Después de una larga sesión de sexo en el trailer, Cristina le pregunta a Owen si está seguro de que su relación es suficiente para él, él le dice que sí porque en ese momento aceptas cualquier cosa. Pero, unos meses después, están peleando porque Owen mintió y quiere más de ella, Cristina le dice que no puede darle más de lo que le está dando, que lo consiga en otro lado.

Mer y Cristina están teniendo una de sus sleepovers como en los viejos tiempos, Cristina le dice a Mer que no puede caer en el mismo patrón con Owen, pero Mer ha escuchado esta historia tantas veces que ya está dormida. Jason  logró entrar al trial de Callie y Derek gracias a que Owen consiguió hacerle un lugar, eso hace que el corazón de Cristina crezca así que vuelve a él. Owen le dice que él también puede cambiar respecto a el querer hijos, pero Cristina no quiere que renuncie a nada por ella.

Jason está empezando a caminar gracias a un traje especial que diseñaron, pero de repente se cae. La esposa le dice a Owen que quiere que Cristina esté ahí para acompañarlos, pero cuando él la va a buscar, ella le dice que no tiene tiempo porque está muy ocupada con su trial. Resulta que, Jason tiene una falla en los riñones, Elise le dice a Owen que no va a querer seguir con el trial, que solo aceptó dejarse el respirador porque ella estaba ahí, que todo es su culpa, que fue un acto egoísta de su parte porque lo único que quería era tener un hijo y nunca podrá tenerlo. A Owen esto le suena muy familiar, tiene un momento con Elise y ella lo besa, pero él la rechaza.

Owen está ahogando sus penas en Joe’s, (donde están pasando Check-up Dr. Bailey, sí, Miranda tiene su propio programa de televisión) Cristina llega para que vayan a tener sexo desinteresado, pero Owen le dice que necesita más de ella, de ellos. Esto hace que Cristina vuelva a desahogarse en casa de MerDer (quienes ya adoptaron su tercer hijo), Meredith le dice que siempre es lo mismo, que por qué se sigue haciendo esto. Cristina le dice que necesita su ayuda, que ya no la deje volver con Owen.

En el Grey Sloan, Miranda llega para encontrar a Owen gritándole de forma innecesaria a Avery que aún no está listo para operar. Stephanie manda llamar a Cristina, pero no para que atienda a algún paciente, sino para que vaya con Owen quien está en una camilla borracho. Le dice que la ama, que no sabe cómo puede seguir trabajando en el hospital si ella está ahí y le pide que se case con él.

Corte a unos años después, Cristina muy elegante usando un vestido blanco, Meredith (y su iPhone 65) está con ella diciéndole que “él no ha llegado”, le pregunta a Cristina si está nerviosa, ella le dice que no, que no es la primera vez que lo hace.  Mientras tanto, en el hospital, Owen atiende a una niña que llega al ER, pide que se le hagan ciertos estudios y la mamá le dice que es alérgica a una sustancia, pero Owen no le hace mucho caso. Por supuesto, la niña tiene una reacción alérgica y Arizona se molesta mucho con Owen por no haber solicitado una prueba de alergias.

Volvemos con Mer y Cristina, y descubrimos que a quien estaban esperando era a Ross. En el hospital, Arizona sigue muy enojada diciéndole a Derek que Owen ya no es confiable y que todo el tiempo está borracho. El evento donde está Cristina son los Harper Avery, Ross la presenta como ganadora por cuarta vez. Mientras escuchamos el speech de aceptación de Cristina (que es similar al que abrió el episodio), los directivos le preguntan a April si sigue confiando en Owen y ella, muy a su pesar, dice que no, así que Arizona dice que lo despidan.

De vuelta al presente una última vez, Jason acepta que lo desconecten. Cristina sale al pasillo, le dice a Jackson que tenga cuidado con su mano y él no se lastima, pero justo cuando va a acercarse a Owen, Meredith llega a pedirle ayuda con un paciente, así que mejor se va.

Highlights del episodio:

  • Soy fan de los episodios/películas que te muestran distintos universos basados en solo una decisión. Siempre he creído que en realidad sí hay ciertas decisiones que cambian por completo el curso de tu vida.
  • Me encanta que, no importa en qué universo paralelo estén, Meredith siempre va a ser la persona de Cristina. No sé qué será de su vida (y de la nuestra) ahora que se vaya.
  • Lo mejor que han hecho en diez años de Grey’s Anatomy es darle un programa de televisión a Miranda, yo sin duda lo vería, sería como la Oprah de la medicina.

Peores momentos:

  • Lo peor que han hecho en diez años de Grey’s Anatomy es darle un Harper Avery a Ross, que bueno que esta ya es su última temporada.

Mejores frases:

  • April: We’re belly buddies.
    Cristina: No, we’re not.
  • Cristina: One person, one patient, one moment to change your life forever.

Anuncios

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s