Grey’s Anatomy Recap (10.19): “I’m Winning”

Mientras más nos acercamos al final de temporada, más atención le ponen a Cristina Yang y más doloroso será para nosotros despedirnos de ella.

Abrimos el episodio con Mer y Cristina despertando a las 5am pues están esperando la llamada de Boston que le dirá a Yang que está nominada para el Harper Avery. Jo y Alex también entran al cuarto. El celular de Cristina suena, Meredith le dice que debe comportarse humilde pero segura y le toma fotos mientras le dan la noticia.

En el hospital, mientras Derek le enseña a los demás las fotos de Cristina, los interns están hablando sobre cómo Shane cree que él también obtuvo la nominación y se volverá (más) insoportable. April llega al hospital usando un traje de baño debajo de su ropa, porque no ha tenido tiempo de lavar su ropa interior. Jackson le dice que la mande a la lavandería, pero April se niega a gastar en eso y en cosas banales como un latte de cuatro dólares y le molesta que Jackson sí lo haga.

Seguimos con el caso de Braden, el niño del episodio anterior que tiene un virus que lo obliga a estar aislado dentro de una burbuja. Bailey le dice que no ha mejorado, que sus niveles celulares no han subido y no han encontrado un donador.

En otro cuarto está la familia, también del episodio pasado, cuyos hijos tienen una rara enfermedad cardiaca. La niña, Frankie, a la cual le pusieron el marcapasos, está muy bien, pero ahora es su hermano Link el que está muy grave y dentro de la lista de espera para un trasplante.

Arizona y Owen le preguntan emocionados a Cristina sobre el premio, pero ella les dice que no quiere hacer un gran deal sobre eso. Por supuesto, en este hospital se hace un gran deal de todo, así que cuando entra al lobby ya están todos los doctores ahí esperándola para un brindis sorpresa organizado por Meredith.

Webber, que está orgulloso y feliz por la nominación de Yang, le dice a los interns todas las cosas importantes que están haciendo los doctores. Stephanie, que ya se aburrió de solo mirar la computadora junto a Bailey en busca de una respuesta, decide usar su poder de swap monkey sobre Ross para trabajar en los conductos de Yang.

Por su parte, Meredith y Murphy se preparan para hacer un trasplante de riñón entre dos pacientes con VIH, que además son mejores amigos. Mientras tanto, Callie y Derek están probando su nueva y cara máquina, patrocinada por el gobierno, que mide emociones. Su primer prueba la hacen con Wilson, le ponen imágenes de un gatito y de la playa, pero Jo odia ambos, lo único que la hace emocionarse es cuando Callie le ofrece trabajar en un caso de ortho con ella.

Cristina está hablando con doctores de Stanford para tratar de conseguir una bomba cardiaca que puede ayudar a Link, pero ellos solo están interesados en preguntarle sobre su nominación. En ese momento a Link le da un paro porque tiene un coágulo. Owen le dice a Cristina que deben ponerle la bomba lo antes posible, pero la FDA no aprobó que se utilizara en el niño, pues solo ha sido probado en animales y necesitan estar seguros de que va a funcionar.

Marty, el donador de riñón, le dice a Meredith y a Murphy que no quiere hacer el trasplante porque tiene miedo de no sobrevivir. Meredith le dice a Keith que hubo un error en los resultados y Marty no es un donador apto para él, solo para evitar que hubiera una pelea entre los dos amigos. Keith le dice que ha luchado toda su vida contra el VIH y no puede creer que se vaya a morir por una falla renal.

Ahora es turno de Callie de hacer una prueba de emociones, le dice a Derek que ama su trabajo y a su esposa, pero los resultados muestran que está deprimida, ni siquiera ver la foto del gatito le ayuda. Mer le dice a Bailey que el trasplante se canceló, Miranda le dice que felicite a Yang de su parte porque ella está muy ocupada con el caso de Braden. Miranda, no estés celosa, gracias a ti ellos son quienes son, you’re Dr Bailey!

Los papás de Link empiezan a ponerse intensos con los doctores cuando les dicen que el niño solo está empeorando y Frankie le dice a Cristina que aun cuando es una doctora que gana premios, sus esfuerzos no sirven de nada porque no puede curar a su hermano.

Durante la comida, Cristina, Meredith y Callie están enojadas por lo que les sucedió. April llega hablando sobre cómo ha comido meat loaf durante tres días porque no le gusta gastar siete dólares en una hamburguesa. Derek llega, pero Callie se lo lleva para que le haga de nuevo la prueba porque seguro sus resultados eran a causa de falta de azúcar.

Los interns están hablando sobre sus respectivos casos. Mientras busca, un poco obsesivamente, una foto de Ellis Grey recibiendo su primer Harper Avery, Leah recibe un page sobre el trasplante. Resulta que, Marty cambió de opinión, otra vez, y sí quiere que se realice la operación. Meredith, al no saber qué decirle a Keith ahora, acude a Bailey quien se encarga de dejar en ridículo a Grey diciendo que leyó mal los resultados porque es joven y sin experiencia y termina sacándola de la cirugía.

Jo le cuenta a Alex que está muy emocionada con sus casos de ortho y él le dice que está considerando tomar el trabajo que le ofreció Dr Butthole en el consultorio privado. Cuando llega a checar a Braden, Alex descubre que logró romper el plástico con su carro de control remoto y se escapó. Braden está jugando con Frankie y corriendo por todo el hospital, Alex lo encuentra y lo vuelven a meter a su burbuja.

Owen habló con la FDA y logró conseguir la bomba para Link gracias a que mencionó que la operación la iba a realizar Cristina. Webber, Bailey y Ross están preparándose para el trasplante cuando llega Edwards para tratar de cambiar de nuevo con Ross pero él se niega.

Hay un problema en el aeropuerto de San Francisco, así que el avión con la bomba va a tardar más en llegar. Logran conseguir un avión privado pero cuesta 25mil dólares, Jackson, siendo el Avery que es, les dice que utilicen su tarjeta y ya luego él se arreglará con los demás directivos.

Torres y Derek están de nuevo en la máquina de emociones. Torres le cuenta cómo fue que se enamoró de ortho pero eso tampoco sirve. Meredith y bebé Bailey van a visitar a Derek, en ese momento el centro de placer en el cerebro de Callie se enciende. Derek cree que es porque tiene un crush con Meredith, pero en realidad es por Bailey, o sea, porque Callie quiere otro bebé, no porque sea un adulto inapropiado de Rosewood.

Durante la cirugía, Webber le dice a Miranda que está celosa de Yang. Ella le dice que no, o sea sí, pero lo que la hace enojar es que está completamente bloqueada con el caso de Braden y ya está harta de no saber cómo resolverlo. Al terminar la cirugía, mientras Webber está dando uno de sus speeches sobre cómo antes todos le temían al VIH y creían que no existiría una cura y ahora están realizando trasplantes, Miranda tiene una epifanía sobre su caso y se va corriendo.

Yang está preparándose para su operación mientras los interns la observan desde la galería y dicen lo awesome que es, obvio, el intercomunicador está encendido y Cristina escucha todo, pero solo le pide a Mer que lo apague. Mientras Cristina hace la cirugía, Derek le dice a Meredith que se nota que está celosa de ella, Mer le dice que sí, pero que justo planeó el brindis sorpresa para esconder sus celos y así nadie sospecharía de ella.

Alex le puso una cámara al carro de Braden para que así sienta que está paseando por todo el hospital y pueda hablar con más gente. Después, le dice a Jo que aceptó el trabajo con Dr Butthole. Wait, ¿Alex también se va del hospital? ¿Cómo pueden dejar a Meredith sin Yang y sin Karev? ¿Qué están pensando?

Por fin, Miranda deja su envidia atrás y felicita a Yang. Leah sigue con su rara obsesión con Ellis hasta que Webber le enseña la foto donde sale él con Ellis y su premio. Obviamente, la operación de Cristina fue un éxito y el niño está bien.

April llega a su casa para descubrir que Jackson lavó su ropa interior. Al salir del hospital, Callie le dice a Arizona que quiere tener otro hijo, ella también lo quiere, así que se abrazan y se aman y son felices. Mientras tanto, Cristina y Owen están en su steam vent celebrando su nominación. Ugh, estas tres parejas me causan todos los feels del mundo.

Highlights del episodio:

  • La primera escena con Mer y Cristina. Me encantan que ya sean tan amigas como antes. Cristina Yang, no te vayas nunca.
  • Lo diré de nuevo, nunca pensé que Jackson y April pudieran hacerme tan feliz como lo están haciendo.

Peores momentos:

  • No me gustó eso de Leah y su obsesión con Ellis, espero que esto no de pie a some weird shit.

Mejores frases:

  • Cristina (a Jo): Oh geez, hairball!
  • Cristina: Are you from the future?
    Intern: No.
    Cristina: Then, shut up!
  • Derek: I think you have a crush on my wife.
  • Callie: That’s morbid and awful.

Próximo episodio:

  • Trouble in paradise para Jackson y April.
  • Callie y Arizona deciden quién se va a embarazar esta vez.
Anuncios

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s