Hannibal Recap (2.08): “Su-zakana”

Después de haber entregado un capítulo tan intenso que fácil se podría considerar como un “mini final” de temporada, era necesario que Hannibal bajara un poco su ritmo. Sin embargo, esto en lugar de afectar la serie la ha dotado de una complejidad narrativa fascinante que con la ayuda de la presentación de nuevos personajes (Al fin conocemos a MARGOT VERGER) parece estar preparando a los Fannibals para nuevos juegos perversos.

A lo largo del episodio Will estará recibiendo disculpas y retomando sus viejas amistades. La primer persona con la que lo hace es Jack Crawford, quien, aunque parece creer que el verdadero Chesapake Ripper ha muerto, le sigue el juego a Will Graham, o al menos eso da a entender mientras ambos pescan en una bella escena llena de nieve, donde Will hace su clásica metáfora sobre la pesca (haciendo claras referencias a las formas que Hannibal tiene para no dejarse atrapar).

Los pescados que Will atrapa a lado de Crawford sirven para que Hannibal sirva una de sus suculentas y extravagantes cenas, en las que los tres tratarán de dejar sus diferencias atrás mientras comen el muy extraño platillo (sé que muchos de los pasados platillos eran carne humana, pero hay algo en este que me hace no querer probarlo). Una muy divertida escena en la que ahora es Will quien hace los clásicos chistes doble sentido sobre canibalismo.

De la elegancia y la refinada cena de la casa de Lecter, pasamos a un establo donde dos cuidadores de caballos se muestran extrañados ante la muerte de uno de sus ejemplares que tiene una extraña marca de cirugía. Al abrir el caballo y sacar los intestinos, uno de los hombres se encuentra con la nada grata sorpresa de que dentro de este se encontraba el cadáver de una mujer. Aunque este extraño descubrimiento puede esconder una perturbadora poesía detrás, inmediatamente podemos descartar que sea obra de Lecter, es demasiado burdo para ser obra suya.

El FBI hace su presencia  con la ayuda de Lecter, quien intenta revelar el misterio de tan desagradable crimen. Si bien el hombre ha podido maniobrar los crímenes más elaborados haciendo perder la cabeza (y la vida obviamente) a más de uno, esto parece no cuadrarle del todo.

Probablemente, y como lo descubriremos después, esto se deba a que el atroz acontecimiento fue realizado en dos partes y con dos propósitos muy diferentes. Del establo maloliente pasamos a un lugar completamente distinto, el cual es introducido por una impecable y pulcra pecera.

La imagen de los peces es brutalmente intervenida por el azotamiento de una mujer contra la pecera/mesa de vidrio, YOU SHOULD HAVE TAKEN THE CHOCOLATE MARGO, dice el sádico hombre mientras con un pañuelo absorbe las lágrimas de la chica para después servirse un Martini, Lo que significa que POR FIN, vemos a los Veger en acción, aunque de Michael Pitt solo se ven algunos rasgos físicos.

Margot, por otro lado (interpretada magistralmente por una muy bella Katharine Isabelle, cosa contraria al raro experimento sexual del que se habla en el libro) interactúa por primera vez con Hannibal, con quien llega con un brazo roto desesperada por curar su deseo de matar a su hermano, quien es protegido incansablemente por su propia familia pues creen que con el tiempo mejorará, ya que lo prefieren a él pues a ella la ven como la oveja rara y negra de los Verger. Hannibal, probablemente encontrando una nueva forma de diversión e iniciando algo que nunca se le ha dificultado, prácticamente incita a Margot a matar a su hermano, lo cual no la convence del todo.

Al terminar su sesión con Margot, Hannibal pasa a atender a otra mujer solo que de una manera muy distinta. En su alcoba Lecter y Alana Bloom tienen otro de sus ahora muy concurrentes encuentros sexuales, y debo decir que es uno bellamente filmado, al que ni los peores haters de Hannibloom se podrán resistir, con un slow motion atrapante y una filmación de texturas única y muy común en esta serie.

La pillow talk parece revelar un poco más sobre la manipulación de Lecter, pues Alana dice sentirse extraña de haber terminado en su cama después de todo lo que ha pasado, Hannibal asegura arrepentirse de muchas cosas en su vida, pero no de haber terminado en esta situación. Además le explica a Alana el hecho de que haya vuelto a la carga con Will sin dudarlo, pues este considera que los hechos de Will solo fueron “supuestamente” consecuencia de lo que sucedía fuera de Baltimore mientras él estaba encerrado, y que con un excelente psiquiatra Will estará seguro. Definitivamente, Alana está a dos pasos de ser servida en uno de los platos de la lujosa vajilla de Lecter, o algo peor.

Muchas cosas grotescas y extrañas han sucedido en la sala de investigaciones del FBI, pero definitivamente el ave saliendo volando viva de los pulmones se lleva el premio al momento más extraño de la serie. Un poco “over the top” para mi gusto pero el hecho de que fuera un ave “Starling” (creo que no es necesario explicar la gran referencia escondida) y que se explicara el trasfondo espiritual (se supone que las aves llevan tu alma a un lugar seguro) hizo que no me molestara tanto, incluso después de tener que observar la brutal cirugía con la que descubrieron al ave.

Esto comprueba aún más la teoría de que fueron dos personas las que actuaron en esta macabra obra, pues es notable que uno quería al menos un final decente para la victima, mientras que otro la mató sin piedad. Ahora es el turno de Will de analizar la escena del crimen, como es costumbre el hombre no tiene problema en recrear el brutal entierro, donde descubre que más que un homicidio esto se trataba de una espacie de “renacimiento” y que la persona que lo realizó trabaja ahí mismo y tiene conocimientos de los animales aunque no es un veterinario.

Las pistas los dirigen con Peter Bernadorne, un hombre que vive rodeado de toda clase de animales y que a simple vista inmediatamente podría ser considerado como culpable (just like Will Graham), nervioso, preocupado extremadamente por la manera en que encontraron al ave dentro del cuerpo de la víctima, declaraciones que ya lo hubieran puesto en custodia, pero como siempre Will knows best.

A partir de este momento la serie recobra la mecánica de la temporada pasada. Will analizaba un crimen e inmediatamente se dirigía con Lecter a discutir sobre el mismo, sin embargo, en esta ocasión, la terapia sirve para abrir un lazo de honestidad de una increíble manera. Aunque, como siempre, Lecter trata de evadir las directas acusaciones de Will, este se cansa y le asegura que prefiere “los pecados de omisión que las mentiras directas”, por lo que Lecter pregunta que si le regresaría la cortesía e inmediatamente le pregunta si continuaba fantaseando con matarlo, sin embargo no lo intentará más pues ha encontrado su personalidad fascinante.

El descubrimiento de más victimas alrededor del establo levanta nuevas sospechas sobre el crimen recién encontrado. Los nuevos hallazgos sirven para una nueva disculpa, pues Zeller se muestra arrpentido después de haber creído ciertas las desagradables acusaciones sobre Will. Por otro lado, la elegante Margot Verger ha regresado a su segunda sesión, en ella Lecter sigue insistiendo sobre la capacidad normal del ser humano para realizar actos de crueldad. Margot también continua insistiendo sobre la fascinación de su familia con su hermano a quien ven como un “pecador arrepentido”. Finalmente al ver el terrible enojo de la mujer, Hannibal sugiere a Margot que si ella no se atreve a matarlo ¿Porqué no se lo pide a alguien más?.

Will con su clásica atracción hacia las personas inestables mentalmente, acude a Peter para que este pueda aclarar realmente lo que ocurrió. Es aquí cuando explica la participación del otro personaje, Clark Ingram, el trabajador social con el que tiene relación y quien es uno de esos clásicos, carismáticos e inteligentes psicópatas que harán todo por no dejarse atrapar ( just like Hannibal Lecter).

Y es aquí donde lo que parecía el regreso de una vieja mecánica toma un giro interesante al convertirse en una historia paralela que sirve como una especie de espejo en la que Will Graham ve reflejada su relación con Hannibal Lecter (un hombre inteligente y perverso manipula a uno inestable para culparlo por crímenes atroces).

Clark Ingram acude para ser cuestionado por Alana Bloom quien, probablmente por la influencia de Lecter, toma una posición interesante al intentar provocar más por el entorno que por las preguntas al hombre, quien como mencioné anteriormente se muestra como un carismático hombre incapaz de matar a alguien.

Sin embargo este no confiesa nada, y entre las evidencias no hay nada concreto que apunte hacia él, por lo que para desesperación de Will, lo tienen que dejar libre. Como era de esperarse, esto tiene repercusiones terribles sobre Ingram, quien para provocar a su sujeto de manipulación, asesina a todos los animales que tenía resguardados. Creo que por regla general y sentido de lógica, aunque seas el psicópata más sangriento del mundo, debes saber que nunca es bueno provocar a un hombre tan inestable como Peter y menos de una manera tan salvaje.

Hannibal y Will se dirigen hacia el hogar de Bernardone. Al llegar y encontrar al caballo enfrente de Peter, Will lanza una de las líneas más oscuramente hilarantes de la temporada “Peter, is your social worker in that horse?” a lo que el inmediatamente responde que sí. Will se lleva a Bernardone para tener una plática a solas con el e intentar explicarle por lo que está pasando, y para su sorpresa, Graham descubre que Peter no mató a nadie, que solo encerró al hombre dentro del cuerpo del caballo para que descubriera como se sentía la muerte que él creaba.

Mientras Lecter pacíficamente acaricia una oveja, observamos una escena digna de la mejor película de terror. El estómago y las puntadas del caballo poco a poco se abren hasta permitir salir (entre intestinos, vísceras y mucha sangre) a Clark Ingram, completamente furioso y lleno de liquido rojo (just like Carrie) listo para tomar venganza, pero Lecter lo detiene, asegurándole que lo mejor para él sería regresar al estomago del caballo.

Detrás de él se encuentra Will, quien más que estar dispuesto a entregarlo y hacer que confiese desea matarlo, probablemente intentando disparar a ese reflejo del que hablaba antes, para así terminar con esas ideas que lo atormentan desde hace tiempo. Hannibal Lecter a pesar de ser un villano despiadado sabe que esto no es lo mejor para su amigo (¿o rata de laboratorio aún?), así que mostrándose transparente por primera vez le hace una extraña comparación con las mariposas, y le asegura que lo que más lo impresionaba de él, era lo improbables que eran sus acciones a pesar de todas las trampas que él le ponía, evitando que al final, Graham jale del gatillo y cargar con una condena que probablemente no hubiera podido cargar en muchos sentidos.

¿En qué postura pone este nuevo suceso a la relación entre Hannibal y Will?, ¿Cuál será el papel de Mason Verger en la vida de Hannibal?, son preguntas que realmente me preocupan, pero más que eso es el extraño asesino que parece protagonizará el próximo capítulo y que tiene una armadura digna de las peores pesadillas de muchos. Faltandole menos de la mitad de capítulos Hannibal aún tiene mucha sangre y fenómenos por mostrar.

Highlights del episodio:

  • La parte de la pesca en la nieve fue una escena breve, pero muy bien filmada, de las pocas cosas que podemos admirar por su verdadera belleza (no por lo bella que se ve a pesar de lo retorcida que es).
  • Obviamente las dos expulsiones de cuerpos en los caballos, la primera siendo sorprendente al no saber que pasaría y la segunda por ser tan gráfica al mostrar a un enorme sujeto saliendo del cuerpo del equino.
  • Enigmática, violenta y hermosa, la presentación de los hermanos Verger fue realmente hipnótica, me urge saber que le espera a esos dos.
  • Me alegra que la Margot Verger de Bryan Fuller sea más que la sirvienta sumisa de Mason, además de bella y con un alto sentido de la moda (los vestuarios, así como los asesinatos no dejan de sorprenderme).
  • La escena de sexo de Hannibal y Alana, hermosamente filmada.
  • La terapia de Graham con Lecter en la que ambos parece poner todas las cartas sobre el asunto para realmente empezar a jugar de nuevo.
  • El final fue extremadamente interesante, Will demuestra que por el momento realmente necesita de Hannibal, y no solo para encerrarlo, sino además porque como el mismo lo dijo, “es el único que realmente entiende lo que hay en su cabeza”.

Mejores Frases:

  • Will: I don’t want to kill you anymore, Doctor Lecter. Not now that I finally find you interesting.
  • Alana: The world needs a few psychopaths to keep the rest of us on our toes.
  • Hannibal: An abnormal reaction to an abnormal situation is normal behavior.
  • Hannibal: Doing bad things to bad people makes you feel good.
  •  Will: PETER IS YOUR SOCIAL WORKER IN THAT HORSE? (best line eeeeveeerr).

 

Texto por @SantiagoMejia__

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s