Bates Motel Recap (2.08): “Meltdown”

A diferencia de los últimos tres episodios, Meltdown realmente logró emocionarme como aquellos capítulos de la primera temporada, pues aunque vuelvo a insistir, la historia de los capos de drogas me parece demasiado predecible y aburrida, la tensión entre Norma y Norman ha llegado a niveles inimaginables provocando confrontaciones con connotaciones sexuales y emocionales perturbadoras.

Meltdown inicia con Norma despertando en su hogar, observando deprimida una fotografía de su hijo cuando era un pequeño niño. Ella lo llama después de no encontrarlo en su cuarto, Norman la escucha pero no responde con su clásico tono sumiso “Mother?” como suele hacerlo, al contrario, la ignora y molesto comienza a barrer la entrada al Motel. Por su parte, el Sheriff Romero, a su larga lista de preocupaciones tiene que agregarle el descubrimiento del semen de Norman en el cuerpo de Blair, la hija de Nick Ford.

A lo largo de todo el episodio antes tomar acciones legales, Romero intentará disuadir a Norman de que le confiese si tuvo relaciones sexuales con Blair o no, sin embargo como sabemos Norman padeció un blackout, en ese momento, lo que probablemente significa que además de acostarse con su maestra la mató, pero él no recuerda nada.

En este momento no le pregunta nada, pero si comienza a mostrar una inevitable actitud de observación con el chico. Creo que es lógico que no crea a Norman capaz de matar, en realidad nadie lo cree pues a diferencia de otros asesinos conocidos (como Dexter y Hannibal) Norman Bates sufre de una especie de dualidad mental atroz que le impide recordar e incluso tomar conciencia de sus violentas acciones, de hecho él mismo no se siente capaz de realizar algo así.

Norma por otro lado continua intentando hacer las paces con su hijo, en esta ocasión le lleva un pedazo de panqué que muy educadamente Norman rechaza, solo para después hacer a un lado la cortesía y continuar reclamándole a su madre por esconderle secretos. Norma estaba dispuesta a seguirlo pero la entrada de Nick Ford en escena interrumpe todo.

Como sabemos en los negocios criminales no es necesaria una investigación eterna y cansada para descubrir a los culpables de ciertos actos. Es por eso que el siempre intimidante Ford acude al hogar de los Bates para pedirle a Norma lo ponga en contacto con su hijo Dylan, quien por el momento se encuentra inconsciente afuera de la matanza ocurrida en el capítulo anterior.

Dylan despierta al amanecer y se da cuenta que está rodeado de policías que investigan la matanza llevada a cabo en almacén de marihuana. Con lo que debe ser una jaqueca terrible y las pocas fuerzas que tiene inmediatamente sale corriendo de ahí. Inmediatamente se dirige hacia el hogar de Jodie (la hermana de Zane) y le informa sobre el caos que acaba de desatar su hermano.

Norma preocupada por la vida de su hijo (y obviamente la de ella y Norman) intenta contactar a su otro hijo, sin embargo este no aparece por ningún lado. Debido a esto, recurre a Emma para conocer el peligroso lugar donde trabaja su hijo. Zane por otro lado por fin aparece en la casa de su hermana, con quien discute sobre las formas en las que han estado actuando ambos.

Zane intenta justificar sus acciones confesando su maravilloso plan de asesinar a Nick Ford para que así ellos se puedan quedar con todo el negocio. Dylan y Jodie saben que aunque esto es posible por el momento es imposible lograrlo, así que envían a Zane a un escondite pues mucha gente lo estará buscando para matarlo.

Norma y Emma aparecen en el almacén de la familia Morgan, donde Dylan es el jefe. Una vez más, Norma Bates se adentra en el oscuro lugar lleno de marihuana y hombres armados, con la perspectiva de cualquier ama de casa y madre que por primera vez visita el lugar de trabajo de su hijo.  Ella se muestra sorprendida (hasta orgullosa se podría decir) cuando se entera que Dylan tiene su propia oficina. Norma le informa sobre los últimos acontecimientos y visitas de Nick Ford, en cuanto el hijo escucha este nombre se muestra preopcupado, pues sabe que ya no es él solo y su negocio los que corren el peligro de desaparecer.

Antes de partir Norma preocupada le pide a su hijo se cuide más pues ha escuchado que el estar cerca de tanta marihuana, tanto tiempo puede afectarle a su salud. Al salir da un amoroso beso a Dylan en la mejilla ante la mirada extrañada de los cuidadores que no sueltan sus armas. Por otro lado, George el hermano de Christine sigue empeñado en querer llegar a ser algo más que amigos para Norma.

En un intento de continuar con su proceso de enamoramiento, el hombre corre hasta el motel para darle la buena noticia a Norma de que el Bypass ha sido detenido (temporalmente) gracias al informe que ella misma entregó. Después de un emotivo abrazo, George pregunta a Norma si realmente puede continuar haciéndose ilusiones o es mejor apartarse de una vez.

Norma, sin parecer desearlo mucho, finalmente acepta una verdadera cita romántica con George, el hombre que últimamente la ha estado apoyando mucho y del cual tengo aún mis dudas sobre sus verdaderas intenciones. Por otro lado Romero quien parece estar ya perdiendo la paciencia antes esta batalla que solo le causa problemas, intercepta violentamente a Dylan para preguntarle sobre el paradero de Zane Morgan (con quien otra cuenta pendiente).

Romero termina por creerle a Dylan, quien dice no saber donde está, no sin antes asegurarle que si se entera de lo contrario terminará muerto. En el Bates Motel las cosas entre Norma y Norman no mejoran, pues a pesar de las provocaciones de su hijo, Norma se niega a confesarle los acontecimientos que ponen en duda su salud mental.

Para seguir molestándola, además de mantener su actitud antipatica, sarcástica y despreocupada, Norman comienza a colgar y poner algunos de los animales muertos que ha disecado por toda la casa. Aunque esto claramente desagrada a Norma, ella lo permite en un intento más de reconciliarse con su hijo.

El sheriff Romero, en su búsqueda por saber que fue lo que ocurrió entre Blair y Norman, llama a su cuarto a Norman para que este supuestamente lo ayude a arreglar la cortina de baño que se cayó. Mientras arreglan el problema, Romero toma una especie de actitud paternal, al usar un interrogatorio que recuerda mucho al de los papás cuando se quieren hacer “los buena onda” para poder sacar información. Norman se da cuenta de lo que ocurre, inmediatamente se pone en actitud de negación y sale muy molesto del lugar por recibir tales acusaciones. Al siguiente día, Nick Ford se vuelve a aparecer por el Motel, para ver si Norma ya realizó su encargo.

Ella no se encuentra, por lo que Norman es quien recibe a Ford. En una tensa conversación, Nick pregunta al chico por las fotografías que le tomó en el cementerio, confesándole que el es padre de la maestra que murió, Norman muy apenado le confiesa que él pensaba que tenía algo que ver con la muerta de su maestra (a la que el apreciaba mucho), al no saber la relación que tenía con la mujer.

Norma llega a su hogar y se encuentra con la aterradora sorpresa, ella miente y dice que nunca lo encontró. Nick Ford prácticamente la amenaza, asegurándole que el es el responsable de las pocas cosas buenas que le han ocurrido, y que si no accede a ayudarlo estará cometiendo un enorme error.

Una vez más Norman se ha encerrado en su sotano para trabajar con animales muertos, Su madre baja para darle una visita y avisarle que tiene una cita amorosa con George. Norma hace esto con ese tono de provocación de celos que ha tenido en otras ocasiones con el mismo George, asegurándole a su hijo con un tono muy kinky ue no regresará hasta muy noche. Al ver que esto no ocasiona ningún efecto en su hijo sale furiosa hasta su cita.

Por fin Dylan decide hacer contacto con Nick Ford, y aunque este, (estúpidamente) le pide se vean en su casa, el chico le pide que se vean en un lugar alejado del pueblo donde no pueda ser atacado. Norma llega a su cita, en la lujosa casa de George.

El hombre ha preparado deliciosos cortes de carne con su acompañamiento de vino tinto. Todo esto sin embargo parece impresionar demasiado a Norma, quien asustada se sube a su coche ya que no se cree capaz de desarrollarse en un ambiente de esa clase social. Supuestamente ya que al arrancar muy desesperada y triste dice el nombre de su hijo, lo que probablemente nos pueda indicar que las razones que la llevaron a huir fueran otras.

Dylan tiene su encuentro con Ford, y para sorpresa de él, este no busca matarlo al menos por el momento. Sin embargo si requiere la muerte inmediata de Zane Morgan quien ha estado dando demasiados problemas a White Pine Bay y sobre todo a Nick, quien asegura que de no obtener la muerte de Morgan iniciará una violenta batalla para la que no cree que sus rivales estén listos. Ford finaliza su petición asegurando que no está pidiendo un favor, que lo está exigiendo amenazando también a la familia de Dylan. Esto obviamente no le parece a Dylan, quien le asegura a Nick Ford que si no se aleja de ella terminará matándolo.

Patty Lin, la policía que descubrió  que el semen de Norman coincidía con el encontrado en Blair Watson sigue preocupada por el hecho de que Romero se niegue a actuar al respecto, sobre todo ahora que han culpado a un nuevo sospechoso del asesinato. Romero sin embargo finaliza la conversación asegurando que lo único que podría salir de ese asunto sería una orden de arresto para Blair Watson por tener sexo con un menor, pero “ya está muerta”, jurando además que si le cuenta a alguien la colgará del árbol más alto, lo cual conociendo ya la naturaleza de los muchos personajes de White Pine Bay no parece imposible.

Para sorpresa de Norman su madre llega antes de lo anunciado, lo cual desencadenará en la discusión más fuerte entre los dos hasta ahora. A pesar de los intentos de Norma por restablecer la relación con su hijo este se enoja cada vez más y más, generando una escena en la que Freddie y Vera se llevan todos los aplausos por su actuación. Por un lado Norma se ve frágil, desesperada y extremadamente triste corriendo tras su hijo como una adolescente que no quiere terminar con su novio, Norman muestra una furia implacable, gritándole a su madre las cosas exactas que sabe la destrozarán por dentro, haciendo enfásis especial en el hecho de que ella metió a alguien más en su relación y que por lo tanto ya nunca serán los de antes.

Después de que Norman se encierra en su cuarto, asegurándole a su madre que ahora está sola, por haber violado las reglas, ella corre para encontrar confort en George, a quien hace minutos había abandonado. Sin pensarlo dos beses se lanza sobre él, quitándose inmediatamente la ropa interior en un frenesí perturbador de caricias.

Ahora Dylan se dirige a Jodie, para comentarle sobre su reunión con Nick Ford. El le asegura que tienen que detener a su hermano a como de lugar pues la vida de muchos corre peligro. Jodie se muestra supuestamente insegura y asustada, por lo que Dylan la abraza, momento que ella aprovecha para darle permiso de matar a su hermano, algo que probablemente indique que los planes que tiene para Dylan no sean lo que parecen.

Romero decide hacer un último intento por acercarse a Norman, ahora sí hostigándole con la prueba irrefutable de que tiene evidencia que lo relaciona de forma directa con el asesinato de Blair Watson, por lo que necesita saber realmente que ocurrió ese día, Norman sin embargo continua negándose, y no porque esconda algo, sino porque realmente no tiene idea de si tuvo sexo con ella o no, o peor aún si la mató.

En cuanto Romero le menciona a su madre este sale corriendo hasta su cuarto entre la lluvia, para tomar el collar perteneciente a su fallecida maestra así como el recorte de periódico del suceso. Este particular y pequeño momento parece podría tener consecuencias fatales sobre los Bates, pues posteriormente Norman es secuestrado obviamente por los súbditos de Nick Ford (padre de Blair), así que además de vengarse de Dylan el hombre podría aprovechar para exterminar a todos los Bates de la forma más cruel e inimaginable, pues el mismo asegura que perder a su hija fue lo peor que lo pudo haber pasado.

Dos episodios restantes así como la promesa de una tercera temporada me hacen pensar que Norma y Norman estarán a salvo, pero los sacrificios que se tendrán que hacer así como la forma en que se les salvará puede ser bastante interesante (espero que no mueran ni Dylan ni Romero en el intento).

Highlights del Episodio:

  • Norma entrando al almacén de droga y preocupándose por la salud de su hijo al pasar todo el día rodeado de marihuana (¿A quién le importa la gran cantidad de hombres armados?)
  • La pelea final entre Norma y Norman, nunca su tensión sexual y emocional había sido tan clara, además las reacciones de Norma son fascinantes, golpeando puertas y lanzando gritos de desesperación.
  • Norman corriendo a tomar el collar de Blair como si fuera un rosario, breve pero interesante.

Mejores Frases:

  • Norman Bates: That’s the great thing about taxidermy, it goes with everything.
  • Sheriff Romero: We could prosecute Blair Watson for having sex with a minor, but, oh shit, she’s dead.

 

 

Texto por @SantiagoMejia__

Anuncios

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s