Glee Recap (5.17): “Opening Night”

el

Hemos llegado a ese esperado día tan importante para nuestra Rachel Berry, su debut en Broadway como Fanny Brice.

Abrimos el episodio con una maravillosa secuencia onírica extraña (sé que @SantiagoMejia__ me va a regañar por decirlo, pero me recordó un poco a Mullholand Drive) en donde vemos a Rachel preparándose para su actuación, acompañada de Kurt, Santana cheerio, Blaine warbler y Tina goth. Rachel desnuda, Rachel vestida como en la primera temporada, Karofsky, Jacob Ben Israel, Sue, Becky, todos hacen su aparición mientras Rachel canta Lovefool. Una escena extrañamente hermosa.

Al despertar, Rachel le dice a Kurt que está muy nerviosa por el estreno, y más después de haber leído todos los comentarios que hizo la gente sobre la gira de pre estreno que hicieron. Kurt, siendo el mejor amigo que es, decide quitarle su teléfono y su computadora a Rachel para que ya no siga leyendo esas cosas y solo esté rodeada del amor de sus amigos.

McKinley High School. Sue aborda a Will (al parecer no consiguió/aceptó el trabajo como coach de Vocal Adrenaline, o los escritores simplemente decidieron ignorarlo) para decirle que quiere ir a NY con él. Schue le dice que, de acuerdo a su Sue’s Corner de la noche anterior, ella odia NY. Sue le dice que sí, pero que después de todo lo que dijo en el programa, los productores descubrieron que nunca ha ido a Manhattan, así que tiene que ahora tiene que ir para no perder su credibilidad. Will acepta que lo acompañe con la condición de que vaya con él al show de Rachel. Sue acepta y se meten al túnel mágico que, mediante una canción, los transporta a NY.

Tina llega al Hummelpezberry loft, empieza a mencionar que leyó las críticas del show y más y más cosas para irritar a Rachel, ya saben, Tina siendo Tina. Por la noche, Kurt escucha ruido en el otro cuarto, entra para ver que Rachel ha leído todas, todas las críticas que encontró. Esto, por supuesto, le causa una horrible depresión que los demás tratan de quitar con canciones, masajes y canastas de regalo, pero nada funciona. Las cosas se ponen peor cuando Sue llega al loft (se va a quedar ahí porque el cuarto de hotel solo tenía una cama) y dice que solo está ahí para ver como Rachel arruina su estreno.

Ante tal emergencia, Kurt tuvo que llamar a la caballería pesada, sí, Santana Lopez is back in town. Volar desde quién sabe dónde solo para ayudar a tu amiga en crisis, y luego dicen que Santana no tiene corazón, aunque nada le hubiera costado traer a Britt. Al ver a Santana, Rachel le pregunta si eso es lo mejor que pudieron hacer, duh, no hay nada mejor que ella. Santana le empieza a leer unas críticas, Rachel piensa que son de ella, pero en realidad son críticas contra Barbra cuando hizo Funny Girl. Santana le dice que ella nació para esto, así que lo único que tiene que hacer es subirse al escenario y todo saldrá natural. Por supuesto, esto funciona y Rachel se levanta. All hail Santana!

Sue está afuera del teatro tratando de revender su boleto cuando ve a Chris Parnell haciendo lo mismo y es amor a primera vista. Will va a visitar a Rachel a su camerino, le dice que está orgulloso de ella y que al cumplir su sueño, también está cumpliendo el de él. Rachel le dice que le guardó un lugar en primera fila a Finn porque se lo había prometido y que espera poder lograr la última canción porque es la que más le recuerda a él, el momento melancólico es interrumpido por una llamada de Emma, se le rompió la fuente y Schue tiene que regresar a Lima.

A continuación, mi escena favorita del capítulo, Rachel cantando I’m the Greatest Star como solo Barbra podría hacerlo. Mientras tanto, Sue se la pasa quejándose de lo malo que es el show con un señor que tiene al lado, que resulta ser, nada más y nada menos, el crítico del New York Times. Sue no puede aguantar más y decide salirse, Mario (Chris Parnell) hace lo mismo. Se encuentran en el lobby y, después de criticar el show, Mario la invita a cenar.

Durante el intermedio, Sydney el productor va a ver a Rachel para decirle que lo hizo muy bien, pero que en el segundo acto lo tiene que hacer mucho mejor pues la salida de Sue distrajo al crítico y su opinión es la más importante, si él da una mala crítica el show se acaba.

Mario y Sue están disfrutando de una romántica cena en su restaurante. Mario le dice a Sue que Funny Girl hubiera sido mejor si ella estuviera en el escenario. Esto hace que Sue se imagine a si misma cantando Who Are You Now? al mismo tiempo que Rachel la canta y recuerda a Finn. Nunca fui muy fan de Finchel, ni de Finn, pero ahora los Finchel feels son los más dolorosos.

Al terminar la obra, todos están celebrando en el camerino de Rachel, Sydney le dice que lo hizo muy bien y los invita a todos a cenar. Rachel no tiene muchas ganas de ir, así que Blaine los lleva a un gay club. Al llegar ahí, Rachel es como la reina de los gays, porque, por supuesto que lo es. Cuando Blaine Anderson se quita la corbata sabes que la fiesta estará intensa. Todos cantan y bailan y bailan toda la noche.

Por la mañana, regresan al loft para encontrar a Mario (usando la bata de Kurt) y a Sue. Rachel le reclama por haberse salido de su show, aprovechando el momento, le reclama también por como los trató en la escuela, que nunca lo hizo para que fueran mejores sino porque es una horrible persona que nunca sentirá lo que es el amor de los amigos.

Los Glee kids van todos juntos a comprar el Times para leer la crítica. Por supuesto, es una crítica más que positiva hacia Rachel, incluso la llama una supernova explotando. Will le llama a Rachel para felicitarla y darle la noticia de que su bebé fue niño y lo llamará Daniel Finn Schuester.

Sue está lista para regresar a Lima, Mario le sugiere que se quede más tiempo con él en NY, pero ella le dice que ama Ohio. Por la noche, durante Sue’s Corner, Sue dice que no se retracta de lo que dijo sobre NY pero que se dio cuenta que sí la ama. Me pregunto si esto significa que veremos más de Sue en NY, ojalá si.

Highlights del episodio:

  • Me encanta ver a Jane Lynch cantando y bailando.
  • Rachel cantando I’m the Greatest Star y Who Are You Now? Me sentía como mamá orgullosa viendo a Rachel debutando en Broadway, es lo que siempre quise para ella.
  • El asiento vacío para Finn durante el show me mató.
  • Ok, mentí, estas fueron mis partes favorita del episodio:

Mejores frases:

  • Kurt: All the greats do it, Scorsese, Woody, Miley.
  • Sue: This place smells like barf.
  • Rachel: Who wrote this, Tina?
  • Sue: Thank God there’s no weird sex toys laying around.

Próximo episodio:

  • ¡Shirley MacLaine!
Anuncios

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s