Hannibal Recap (2.09): “Shiizakana”

Después de ver el episodio anterior me pareció muy claro que la nueva partida en el juego entre Hannibal Lecter y Will Graham había comenzado, sin embargo nunca imaginé que esta se volvería aún más retorcida de lo que ya era. Will está permitiendo a Lecter llevarlo a los confines más oscuros de su mente, lo cual Lecter aprovecha al máximo para ponerlo en contacto con sus instintos.

Y que mejor manera de explicarle a Will la importancia de los instintos que utilizando a un asesino serial que por las noches se disfraza de una bestia salvaje dispuesta a despedazar a todo el que se le acerque, con ninguna otra intención que la de asesinar. Gran acierto que ahora “los asesinatos de la semana” sirvan como un reflejo y ayuda inevitable a la evolución de la relación Lecter/Graham.

Shiizakana inicia lo que claramente es una secuencia onírica. Graham sueña con una escena de tortura asfixiante en la que intenta obligar a Hannibal revelarse como lo que realmente es ante el mundo utilizando a un ciervo que jala de una cuerda atada alrededor del pisquiatra. Después de que el Hannibal de sueños responde solamente hablando sobre “amor” y “potencial”, el ciervo jala de la cuerda hasta hacer que este explote en un baño de sangre. Will despierta en su hogar vestido por completo y sujetando un arma, lo cual nos asegura que a pesar de haber sido liberado, su mente no se encuentra en el terreno más seguro aún.

Jack Crawford, quien ahora cree tener resuelto el caso de The Chesepake Ripper, cordialmente acepta una de las clásicas invitaciones al comedor de Lecter. Si están comiendo partes humanas o no, está en duda, sin embargo el platillo como siempre se ve exquisito. En esta ocasión Crawford se muestra más débil que nunca, decepcionado de si mismo por haber dudado de Will, además como sabemos tiene que lidiar con su esposa quien quiere morir antes que el cáncer la devore, todo esto mientras continuamente aparecen asesinos seriales que parecen estar en una competencia para ver quien comete el homicidio más grotesco.

Y para no perder la costumbre de la elegancia de los platillos de Hannibal, el capítulo viaja a una gasolinera donde un pobre conductor de trailers será el primero en caer literalmente, en las garras del asesino de la semana, un perturbado hombre que se viste de bestia para destripar a sus víctimas.

Posteriormente cumpliendo con su promesa Will continua su terapia con Hannibal,y si bien en capítulos pasados parecía que Graham estaba completamente al mando de la situación esta sesión demuestra que podría no ser así. El ex interno de Baltimore es muy claro con su más creciente deseo de matar, sobre todo después de haber sido interrumpido por Lecter.

Lecter se muestra muy contento con la evolución de Will, sin embargo le hace ver que asesinar a otra persona con un arma de fuego no le habría servido de nada, pues necesita hacer algo más “personal”. Margot, quien tiene su terapia agendada justo después de la de Will, se lo encuentra en la puerta, mostrando inmediatamente un interés en el hombre “que no mató a todas aquellas personas”.

Margot al entrar a su sesión, demuestra ser el nuevo personaje femenino dispuesto a enfrentar a Hannibal (El sacrificio de Beverly y Bedelia parece haber resultado en algo bueno). A pesar de su aura inocente y manipulable, la descendiente Verger parece no sentirse muy cómoda con su psiquiatra apoyando la noción de matar a su hermano (por mucho que lo desprecie), y cuestiona las verdaderas intenciones de este.

El FBI acompañado por Hannibal Lecter y Will Graham, llega a la escena del crimen cometido la noche anterior. Una verdadera muestra de salvajismo sangriento a diferencia de las escenas estéticas y brutales creadas por Hannibal. Me fue difícil poner atención  a todas las conjeturas que llegan los inteligentes hombres ya que Crawford y Lecter usaban sombreros extremadamente ridículos, sobre todo Lecter con su outfit ruso.

Con las pruebas obtenidas, Jack y sus colegas creen que se trata de un hombre matando con una bestia. Para concretar los detalles Will visita a su nuevo amigo Peter Bernadone, quien en un psiquiátrico ha encontrado también un pequeño acompañante (una rata). La similitud entre el bastante desequilibrado Peter y Will en sus primeros capítulos es increíble, y por lo mismo Will parece haber desarrollado aprecio hacia el hombre, quien rápidamente identifica los colmillos de los animales, no sin antes pedir a Will que por favor no culpe ni lástime a los animales, ya que los únicos culpables de algo tan horrible pueden ser los humanos.

La siguiente escena no hace más que comprobar la filosofía de Peter, pues podemos observar al hombre portador de la peligrosa armadura dándole toques finales para volverla a usar. Después de comprobar que todo funciona correctamente, la bestia humana sale de entre la oscuridad para terminar con lo que parece ser una romántica cita al calor de una fogata, con sus garras y gran mandíbula despedaza a la pareja sin el mayor motivo aparente.

Al encontrarse con esta nueva evidencia, Will (ahora sin nadie que estorbe su intelecto con sombreros ridículos) descubre que no se trata de un hombre manipulando a una bestia, sino de un hombre disfrazado de bestia. Conociendo estos detalles sobre el asesino, inmediatamente Graham acude a Lecter para descifrar más sobre este nuevo asesino.

Sin embargo, como en el pasado, Hannibal aprovecha esta situación para continuar con su moldeamiento de Graham, haciéndole ver la diferencia entre matar a alguien con una pistola y hacerlo con las propias manos, dándole más peso a la segunda pues esta le permite estar más cerca de sus instintos.

Gracias a que Will le fue a contar todo sobre el asesino, Lecter se da cuenta que este nuevo mortífero personaje es uno de sus antiguos pacientes. Lo que como obligación moral lo lleva a contarle a Jack Crawford, acción que obviamente tiene una doble intención. Hannibal le cuenta todo a Jack, demostrando que la compatibilidad con los perfiles de Randall Tier (gran detalle, Tier significa Animal en aleman) y el hombre que se viste de Bestia, coinciden inevitablemente.

No pasa mucho tiempo para que nos demos cuenta de las verdaderas intenciones de Lecter al descubrir a Randall Tier. Inmediatamente Hannibal visita a su viejo paciente que trabaja en un museo de historia natural, armando esqueletos de animales. Hannibal llega para además de felicitarlo por lo lejos que ha llegado, informarle que el FBI lo busca y que si no quiere ser atrapado deberá seguir sus instrucciones cuidadosamente.

Al siguiente día, inmediatamente Will y Jack corren a encontrar a Randall para cuestionarlo. Crawford desde que llega como la persona imprudente e impulsiva que es, comienza inmediatamente a lanzar acusaciones nada disfrazadas. Sin embargo, el chico casi permitiendo que Hannibal hablé a través de él evade las preguntas de una forma fácil y hasta se podría decir divertida (You think I killed someone with a fossil? Pregunta ofendido el hombre). Lo cual deja a Crawford y Graham sin pruebas para al menos interrogarlo en el departamento.

Margot aún entre fascinada y asustada por el inesperado estilo de terapia de Lecter, visita a Will Graham en su hogar para investigar más sobre su psiquiatra personal, y sus otros pacientes. Gracias a esta visita, Margot parece comprender que está siendo atendida por un hombre muy peligroso, y por otro Will descubre que no es el único paciente de Lecter al que ha incitado a matar.

Con este nuevo descubrimiento sobre las varias formas de Hannibal Lecter de poner en peligro al mundo, Will lo visita para confrontarlo. Como una novia celosa, Graham le reclama (How many have there been?) haciendo referencia a Randall, a el mismo y a Margot quien puede o no convertirse próximamente en una asesina. Y a pesar de que esta parece ser la principal razón de la visita de Graham a Lecter, el tópico cambia casi inmediatamente hacia el sentimiento de matar.

Will le pregunta a Lecter en que piensa cuando asesina, a lo que el responde que en Dios, quien no tiene nada que ver con bondad o maldad, y hace una referencia al colapsamiento de una iglesia en un montón de señoras que se encontraban rezando, a lo largo de la conversación Will se mostrará interesado también en la psicología de Randall, para contestar el resto de sus dudas, Hannibal más como una amenaza que como una sugerencia, le dice a Will que si quiere conocer cómo piensa debería tener una charla personal con él.

En las afueras del hogar de Will se muestra una vez más a Randall enfundado en su poderosa armadura. Hannibal aparece también, en esta ocasión para darle ánimos al hombre y dar algo así como el banderazo de salida. Después de una nerviosa y claustrofóbica secuencia en la que todos temían por Buster (el perro de Will que corre tras el extraño), Randall irrumpe en la casa de Will, mientras de fondo suena una especie de canto religioso, una maravillosa alusión a los pensamientos de Hannibal.

Aunque no se observa que pasa exactamente, la presentación de Will en casa de Lecter con el cádaver de Randall habla por si sola. La verdad me parece muy extraño que Graham haya logrado abatir a su enemigo que estaba literalmente armado hasta los dientes, pero bueno el próximo capítulo parece resolverá este extraño misterio. Al igual que los previos sucesos, la muerte de Randall parece hacer aún más fuerte el vínculo entre Hannibal y Will, quienes ahora están a mano, lo cual probablemente significa que Lecter confía completamente de nuevo en Will, sin embargo el territorio que pisa actualmente el hombre es muy peligroso, pues una vez más podría terminar en un lugar oscuro gracias al gran intelecto y fuerza de Hannibal Lecter.

Highlights del Episodio:

  • La secuencia inicial donde Will hace explotar a Hannibal.
  • Estoy fascinado con Margot Verger y su participación en el show, luciendo siempre elegante, misteriosa y curiosa, será interesante ver que les depara el destino a ella y su hermano.
  • Randall Tier fue un gran asesino de la semana, demostrando el poder de los instintos con esa armadura tan temible.
  • Hannibal dándole ánimos a Randall para que asesine a Will.
  • EL SOMBRERO DE HANNIBAL PARA CUIDARSE DEL FRÍO.

Mejores Frases:

  • Hannibal: Memories hold moments in immortality, but forgetfulness promotes a healthy mind.
  • Hannibal: When I choose not to do something is usually for good reasons.
  • Will: Adapt. Evolve. Become.
  • Margot: What kind of psychiatrist are you?
  • Peter Bernardone: Please don’t blame the animals.
  • Randall Tier: You think I killed someone with a fossil?

 

 

Texto por @SantiagoMejia__

Anuncios

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s