Bates Motel Recap (2.10): “The Immutable Truth”

Llegó el episodio 10 de Bates Motel y con este el final de la no tan emocionante segunda temporada. Si bien  tuvo sus puntos dramáticos altos (Reconciliación de Norma con Dylan, toda la transformación de Norman), mucho le faltó al episodio para ser un final cardiaco que nos tuviera al borde del asiento. Muertes predecibles, una resolución demasiado sencilla de los conflictos, que sin embargo se contrapone a la creciente locura de Norman, que parece ahora sí prometer mucho para su tercer entrega (desgraciadamente esto ocurrirá hasta el año próximo).

The Immutable Truth, comienza con Norman Bates encerrado en aquel horrible lugar donde lo pusieron los secuaces de Nick Ford, escena que no sirve más que para recordarnos el martirio que atraviesa el chico. Casi inmediatamente después se aparece el Sheriff Romero quien se ha unido a la búsqueda de Norman.

Quiero pensar que gracias que White Pine Bay es un lugar muy pequeño, Romero se topa a media carretera con Dylan quien huye del homicidio que acaba de cometer. Sin perder absolutamente NADA de tiempo, Dylan le cuenta todo a Romero y se unen para  buscar a Norman y comenzar a limpiar el desastre que la extremadamente sencilla muerte de Ford ocasionará.

Llegan al hogar de Nick Ford, donde Romero comprueba que efectivamente este peligroso hombre que había ocasionado tantos desastres y asesinatos a lo largo de la temporada, murió a manos de Dylan. Además de encontrar el cadáver, Romero tiene la suerte de toparse con uno de los hombres de Ford, quien al parecer quería huir antes de que colapsará toda la organización, el tipo después de aguantar unos cuantos puñetazos revela la localización de Norman.

Romero y Dylan se dirigen al lugar donde se encuentra encerrado Norman. Aunque en un principio pareciera les costará trabajo encontrarlo, después unos fuertes gritos de auxilio por parte de Norman, Romero y Dylan , lo encuentran  sin ningún problema aunque completamente debilitado (al fin un poco de sentido en toda esta secuencia). Al llegar al hospital, Norma corre rápidamente a ver a su hijo, al que toma entre sus brazos antes de agradecer a Dylan, sin embargo a diferencia de otras ocasiones ahora sí reconoce los peligros por los que tuvo que atravesar su otro hijo.

Norman con mucho trabajo intenta confesarle a su madre lo que vio encerrado en aquella caja, ella como siempre, lo hace guardar silencio pues sabe que cada que Norman asegura ver cosas no significa nada bueno. Después de una extremadamente rápida recuperación para haber estado encerrado varios días en una caja de metal bajo condiciones horribles, Norma regresa a su hijo a casa, donde Emma impresionada una vez más intenta averiguar lo que ocurrió. La aprensión de la madre y dueña del motel en cuanto a secretos la hace mentir de forma infantil, asegurando que Norman solo padecía “una enfermedad de estómago”.

Al alejarse de Emma, Norma le cuenta a su hijo que Emma anunció su renuncia por nunca ser incluida completamente dentro del clan de los Bates, lo cual asegura la entristece un poco pues además de trabajar bien ha llegado a apreciarla. Posteriormente, Norma intenta seguir con su vida cotidiana, así que se dirige al supermercado para comprar los ingredientes de su primer cena con Norman después del secuestro.

En el supermercado se encuentra con Christine, quien primero intenta ignorarla pero después le arma toda una escena completamente molesta. Por la serie de eventos que han ocurrido podríamos pensar que se debe principalmente a la forma en que Norma rechazó a su hermano, pero considerando la reciente muerte de Nick Ford y la forma en que Christine amenaza con quitarle su puesto a Norma, no es una idea descabellada intuir que en White Pine Bay se esconden otras autoridades oscuras y peligrosas.

Por si esto no fuera poco, en la cena Norman una vez más vuelve a sacar al tema sus ahora claros recuerdos sobre la forma en que mató a Blair Watson. Norma le cuenta que ya habló con el Sheriff Romero y le confesó todo sobre su encuentro sexual con la maestra, “Tuviste sexo con ella, no la mataste”, le dice para calmar la tensión. Norman se desespera y le grita a su madre que tienen que enfrentar la situación, pues él recuerda vívidamente el momento en que tuvo sexo con su maestra y después la mató, sabe que es cierto y  por lo mismo su parte conciente sabe que necesita ayuda y pagar por sus crímenes, Norma, incapaz de aceptar la idea de alejarse de su hijo, se niega a seguir hablando del tema.

Después de no recibir el apoyo de su madre, Norman encuentra un revolver, que al no poder vivir con lo que ha hecho, usará para intentar suicidarse. Norma una vez más intenta huir, pues sabe que su hijo dice la verdad y esto eventualmente lo podría alejar de ella, hecho que comprueba cuando el Sheriff Romero reaparece para hacer el test que tanto ha estado luchando por hacer.

Norman por su lado, como cualquier adolescente dramático, prepara una lista de cosas que hacer antes de darse el tiro de gracia. La lista incluye palabra como Mother, Emma, Apple Pie y Taxidermy. Norman comienza con su lista y  llama a Emma a su cuarto, a la cual le pide que se quede en el negocio después de contarle el secreto de la relación entre Dylan y su madre, lo cual finalmente la hace entender muchas cosas.

Zane y Jodie, los narcotraficantes jefes restantes, hablan por teléfono respecto a la reciente muerte de Nick Ford. Ambos parecen representar una nueva amenaza para Dylan, pues parece que en realidad a diferencia de lo que aparentaban, siempre estuvieron unidos y planean deshacerse de Dylan para tomar control del pueblo.

Para desgracia de estos, Dylan y Romero se encontraban ya en casa de Jodie y pudieron escuchar toda la conversación. Los tres sujetos ahora esperan la llegada del impulsivo hermano de Jodie. Después de que se va la luz y parece se complicarán las cosas, Zane mata a su hermana solo para finalmente ser asesinado por el Sheriff Romero, quien cumple su promesa de hacerlo caer. Al terminar en minutos, con una amenaza de toda una vida, Romero pide a Dylan que intente llenar el vacío dejado por los tres fallecidos, ya que considera que es un hombre que entiende las reglas y podría hacer funcionar de manera correcta y armoniosa White Pine Bay.

Por otro lado Norman continúa eliminando cosas de su lista, ahora solo le restan el pay de manzana y su madre. Después de cenar, Norman le pide a su madre que se queden un rato más despiertos para pasar tiempo juntos. Al ritmo de una canción romántica, madre e hijo bailan abrazados mientras se confiesan el amor profundo que sienten el uno por el otro.

Con ese conflicto resuelto es momento de enfrentar la mayor amenaza de todas, Norman Bates. Norma pide a Dylan se encuentren en las afueras de White Pine Bay, ahí no solo le cuenta todo sobre Norman, sino que además quiere que huya con ellos a Montreal, pidiéndole perdón por la forma en que tuvo que traerlo al mundo pero además agradeciéndole todo lo que ha hecho por ella y Norman, hecho que por fin hace que Madre e hijo se reconcilien.

Al conocer las últimas andanzas de Norman, Dylan se une a la idea de hacer frente realmente al problema, dándole al adolescente la atención médica que necesita, sin embargo Norma insiste en negarse a separarse de su hijo, aunque al final acepta quedarse en White Pine Bay y someter a Norman al test de Romero.

Desgraciadamente aunque Norma está lista para tomar cartas en el asunto se da cuenta de que su hijo no se encuentra en su casa, y al descubrir un ave disecada con una nota de despedida sale corriendo al bosque para buscarlo. Entre árboles y niebla Norma encuentra a su hijo dispuesto a darse un tiro en la cabeza, cuando ella intenta deternelo él incluso la golpea fuertemente. Para poder persuadir a su hijo de no suicidarse, Norma accede a contarle todo sobre sus blackouts, lo que incluye por supuesto como realmente murió su padre. Entre lágrimas Norma le confiesa que ella solo lo hacía por protegerlo y que no sabría qué hacer si la separarán de él. Finalmente Norman tira el arma y abraza a su madre, quien lo besa efusivamente en los labios, prometiéndole que enfrentarán esto juntos.

Dylan, Norma y Norman, después de una extraña escena en el Bates Motel que al inicio creí que era un sueño, se dirigen al test donde se supone se descubrirá la verdad sobre Norman y el asesinato de Blair. Norman se muestra dispuesto a responder con toda sinceridad las preguntas que el padre del Sheriff Romero le hace. Todo esto hasta que llegan al cuestionamiento sobre la muerte de Blair. Norman, en ese instante tiene una visión que es lo que hace que este hasta cierto punto aburrido episodio valga la pena. Cuando escucha la pregunta, la visión de su madre que aparece cada que se desmaya, le confiesa que no fue él quien mató a Blair, sino ella y que lo hizo por protegerlo y que siempre estará a su lado.

Por fin se da la ruptura definitiva en Norman, quien a partir de ahora, podemos adivinar, matará creyendo que es su madre y no él mismo quien comete los crímenes. Norman despierta de su visión y contesta que no fueéel quien mató a Blair. Convencido de que no es así, logra pasar el test, Romero no se ve en la necesidad de reabrir el caso y Norma no tendrá que huir a Montreal con toda su familia.

El maravilloso último close up de Norman es una clara referencia al famoso final de Psycho, y además nos recuerda que todo lo que ocurre alrededor de Norman no es tan importante como lo que ocurre dentro de su cabeza, que es el verdadero protagonista del show.

Si bien al final valió la pena esperar cuarenta minutos para que algo importante sucediera, creo que la temporada dejó mucho a desear. Se centró más en ser un show policiaco trillado que en explorar la retorcida y misteriosa personalidad de Norman, aplaudo la manera en que al final todos los acontecimientos se relacionan y dirigen hacia la revelación de Norman ante si mismo, sin embargo definitivamente se pudo haber desarrollado de una mejor manera.

Highlights del episodio:

  • El baile romántico entre Norma y Norman.
  • La reconciliación entre Norma y Dylan.
  • La secuencia del interrogatorio a Norman, que termina con el atemorizante close up que claramente recuerda al  Norman Bates de Hitchcock.

Mejores Frases:

  • Norma: You slept with her, you didn’t kill her.
  • Norma: You’re a miracle, that someone like you could come out of something like that.

 

Texto por @SantiagoMejia__

Anuncios

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s