Pretty Little Liars Recap (5.05): “Miss Me x100”

Hemos llegado al esperado episodio 100 que, al igual que el de Glee, estuvo lleno de recuerdos y reencuentros, acompañados del drama característico de PLL.

Abrimos este episodio con Hanna y Travis haciendo su tarea de astronomía (?), bueno, Travis está tratando de hacer la tarea pero Hanna está muy preocupada por saber qué va a usar para la presentación. Pero, la verdadera preocupación de Hanna es que Ali está a punto de volver al escuela y tiene miedo de que la gente vuelva a pensar que ellas son sus marionetas.

Mientras tanto, Aria está paseando con Ezra, le dice que aún le atormenta lo de Shana, él le dice que solo se está torturando a si misma y que quisiera que hubiera alguna forma en que él pudiera arreglar eso por ella. Aria le dice que, además de todo eso, por alguna extraña razón sigue esperando el mensaje de A con su foto matando a Shana. Su conversación es interrumpida porque ven a Ali hablando con alguien en una camioneta, cuando Aria le llama, la camioneta se va. Ali les dice que está ahí, en la oficina de su papá, para recoger unos papeles del escuela que se le olvidaron. De nuevo la conversación es interrumpida por algo inesperado, un autobús se detiene enfrente de ellas y de él baja Jenna en toda su blind glory.

Por su parte, Spencer está en su casa con Toby, hablando de sus papás, la muerte de Jessica y Alison. Toby le dice que le es difícil imaginar a Ali como una víctima. Spencer le dice que quiere creer que en realidad ha cambiado después de todo lo que le pasó. Toby le dice que, aunque todos merecen una segunda oportunidad, es mejor cortar a la gente tóxica de tu vida. En eso, Toby reciba una llamada de Jenna, lo cual lo sorprende porque no había hablado con ella desde que se mudó a Nueva York. Jenna le dice que Shana fue asesinada.

Las liars están reunidas en casa de Ali, Aria le dice a Spencer que le diga la verdad a Toby sobre Shana, que no tiene que mentir para protegerla. Hanna dice que quizá Jenna regresó para vengarse de ellas por matar a su novia. Ali dice que ella no sabía que Jenna vivía en NY, que entonces Shana les mintió cuando les dijo que Jenna no sabía que iba tras de ellas, así que probablemente sí volvió para vengarse. Emily dice es increíble que, aún cuando A ya está muerta, tienen que seguir escondiéndose. Ali les dice a sus amigas que han hecho muchas cosas por ella, pero esta vez no será ellas contra los demás, que va a tratar de arreglar las cosas con todos los que ha lastimado.

A la mañana siguiente, Ali está en su cuarto arreglándose para ir al escuela y dándose una pep talk para poder superar lo que le espera. Al llegar al escuela, como era de esperarse, todo están ahí observándola, entre ellos Mona, Lucas, Sydney y Paige, que prefiere no quedarse a ver el espectáculo. Las liars entran al escuela en slo-mo, pero nunca como Vanderjesus podría hacerlo.

Spencer es llamada a la oficina del director para encontrar a Veronica, que le dice que necesita que vaya con ella a su casa a empacar, porque va a dejar a Peter y ella se va con ella.

Lucas busca a Hanna para decirle que su “novia” va a venir a visitarlo y quiere hacer una fiesta para que conozca a sus amigos. Hanna acepta la invitación a la fiesta y después de que se va, Lucas le llama a alguien. Por supuesto que es una farsa, nadie cree que Hermie tenga novia.

Veronica está como loca empacando las cosas de Spencer, mientras ella la interroga sobre la verdadera razón por la cuál se van y si Melissa va a ir con ellas. Veronica le dice que Peter la llevó al spa, pero nunca ingresó, estuvo con un investigador privado que le dijo que, la noche que murió Jessica, Melissa y Peter no fueron a cenar como habían dicho. Veronica tiene un breakdown momentáneo, porque no puede creer que Peter haya roto su acuerdo de nunca involucrar a sus hijas en sus asesinatos asuntos. Spencer le dice que no se preocupe, que se cuidarán mutuamente.

Aria les dice a sus amigas que quiere ir a ver a Jenna porque tiene que encontrar la forma de vivir con lo que le hizo a Shana. Sydney invita a Emily a un sing along de Frozen que está organizando el glee club y ella acepta ir. Se acerca a Paige y le pregunta si no estuvo en clases porque Ali regresó. Paige le dice que, aunque sabe que es su amiga, le enferma estar en el mismo lugar que ella. Emily le dice que entonces aún tiene poder sobre ella, Paige le dice que quizá sí. Emily, por fin con un poco de razonamiento en su cerebro, le dice que odia verla así, que es una de las personas más valientes que conoce y no va a dejarla olvidarlo.

Aria decidió ignorar a sus amigas e ir a casa de Jenna. Entra, porque la gente de Rosewood no entiende que viven en un pueblo de asesinos y dejan su puerta abierta, pero se encuentra con una imagen muy deprimente de Jenna sentada en el piso de su cuarto crying her eyes out (pun intended). Al ver esto, Aria decide que es mejor irse.

A continuación, el primer enfrentamiento que hemos esperado por dos temporadas. Emily reunió a Paige y Alison en su cuarto para que arreglen sus diferencias. Alison le dice que está avergonzada por cómo la trató, dice que se dedicaba a hacer menos a la gente para sentirse mejor. Paige le dice que fue una horrible persona, que la odiaba y no le importaba si estaba muerta, que incluso se alegró de que desapareciera. Alison le dice que la disculpe, Paige le pregunta si por lo que le hizo a ella o por si misma, Ali le responde que por todo y Paige no dice más, solo voltea a ver a Emily quien no puede ni sostenerle la mirada. Lo que me encantó de esta escena es que, a pesar de lo ser tan violenta como la que veremos más adelante entre Ali y Mona, es igual de intensa. Pudimos ver a dos personas que aman tanto a Emily, que están dispuestas a dejar atrás su orgullo para enfrentarse cara a cara y tratar de olvidar sus diferencias. Por un lado tenemos a una Ali que rara vez vemos, una Ali realmente arrepentida, quizá no tanto por Paige, sino por Emily y lo que Paige representa en su vida. Y por otro tenemos a Paige, cara a cara con la representación de sus demonios del pasado pero manteniendo la personalidad y el carácter que ha logrado adquirir con los años. Paige no va a perdonar a Ali, no va a olvidar lo que le hizo, lo que casi le hace hacer, pero tampoco va a dejar que esa oscuridad se apodere de nuevo de ella y la arrastre a perder todo eso que ha ganado gracias a Emily, pero sobre todo gracias a ella misma y a su fortaleza. He sido fan de Paige y de su historia desde que recién salió, pero esta temporada en especial creo que los escritores se enfrentarán con el reto de mantener la esencia de Paige y lograr que esa personalidad que ha ido evolucionando tan magníficamente siga por un buen camino. Esperemos que lo logren y estén a la altura del personaje. Por cierto, quiero que nos tomemos un momento para admirar lo buena actriz que es Lindsey Shaw porque proyecta de excelente forma los sentimientos de Paige en esta escena.

Spencer fue a ver a Hanna para que la ponga al corriente de lo que hicieron en la escuela y a contarle lo que está pasando con sus papás, porque ella lo entiende. Le dice que, aunque su familia no era la mejor, siempre pensó que sus papás se quedarían juntos.

Ali le dice a Emily si quiere hacer algo, pero ella le dice que ya hizo planes con Paige (snap, bitch). Ali le dice que si puede quedarse en su casa un rato, porque su papá no está y no quiere quedarse sola en la suya. Le dice a Emily que también tiene que disculparse con ella por hacerle creer que sus sentimientos no eran mutuos, que en realidad los besos no eran solo de práctica. Emily no sabe qué decirle y Ali le dice que no es necesario que le diga algo, solo quería que lo supiera.

Hanna también tiene un reencuentro inesperado en el Brew con Caleb y su nuevo corte de cabello. (Crazy Eyes, ¿eres tú?) Hanna le pregunta cuándo regresó y por qué no le había avisado, pero en ese momento le entregan sus cafés a Hanna, Caleb ve que uno de ellos es para Travis y prefiere irse.

En la fiesta, Hanna ha tomado un poco más de lo debido y está drunk calleando a Caleb. Llega Lucas para darle más alcohol y seguir hablando sobre su novia, que, casualmente, no ha llegado a la fiesta. Por otro lado, Emily está disfrutando su family time con Paige y Sydney. Paige le dice que se enteró que Jenna regresó y que Shana está muerta, pero Em prefiere no comentar nada al respecto.

Jenna llega a casa de Aria, que también tiene la puerta abierta, para preguntarle por qué estuvo en su casa. Aria le dice que se enteró de lo de Shana y fue a ver si estaba bien, le dice que el regreso de Ali ha revivido muchas cosas y se sienten peor que antes por lo del “accidente”. Le dice que entiende que quizá sea la última persona con la que quiera hablar, pero que entiende lo que es perder a alguien.  Jenna le dice que por lo menos ella tiene a sus amigas, ella no tiene a nadie, pero sabe que eso es por su culpa. Aria le pide que se quede a hablar con ella sobre Shana y Jenna acepta.

Mientras todas sus amigas están ocupadas, Ali sale de casa de Em cuando nota que un auto negro la está siguiendo, huye y tiene la muy buena idea de meterse a la iglesia para esconderse. Sí, la misma iglesia en la que casi matan a Spencer. Le manda un mensaje a sus amigas para avisarles que está ahí, pero antes de que alguien pueda contestarle ya está frente a frente con Mona Vanderjesus. Ali le dice que no la asusta, pero su cara dice lo contrario. Cuando Ali trata de irse, Mona le dice que sabe que estuvieron en NY cuando murió Shana y puede probarlo. Le dice que quiere que se vaya de Rosewood, que puede que haya convencido a sus amigas de que cambió, pero eso no le va a durar. Ali le dice que la gente cambia, pero Mona le dice que cuando una persona le muestra quién es en realidad, ella lo cree y no necesita otra lección. Ali le pregunta de qué exactamente cree que es víctima, ¿de su bullying? Ella le hizo cosas peores a sus amigas, incluso estuvo a punto de matar a Hanna. El corazón de Mona se rompe en mil pedazos al escuchar esto, le dice a Ali que nadie se siente peor por eso que ella, pero que ya está mejor, hasta los doctores lo dicen. Ali no le cree, le dice que si pudiera probar que estuvieron en NY ya lo habría hecho, que está de regreso y tiene que acostumbrarse a ello. Mona le dice que nadie la quiere ahí. Ali le dice que se equivoca, que todos quieren ser sus amigos y eso es lo que le da miedo, tiene miedo porque sabe que no le costará trabajo ganarse a su ejército de perdedores, que la hizo Loser Mona una vez y podrá hacerlo de nuevo. Mona responde a esto con una cachetada y Ali se la regresa con más fuerza y con un anillo que le hace una cortada a Mona en el cachete. ¿Ven? Este es mi conflicto con Ali. Se puede mostrar sincera y arrepentida, pero en el fondo sigue siendo la misma persona egoísta y manipuladora de siempre, como si todo lo que vivió en los últimos dos años no le hubiera servido para nada.

Las liars, menos Hanna que está borracha en su casa, van a casa de Ali para que les cuente lo sucedido con Mona. Ali les dice que no cree que fue una coincidencia que todas estuvieran ocupadas esa noche, que fue una emboscada. Pero, en su versión, Ali omite el hecho de que ella también golpeó a Mona.

Emily acepta pasar la noche ahí. Ali le dice que seguro no recuerda lo que le dijo aquella vez que la salvó cuando A casi la ahoga en el granero, Em le dice que recuerda cada palabra, pero no está segura de qué es real. Recuerda que le dijo que a ella la extrañaba más, Ali le dice que fue a la que más trabajo le costó dejar.

Aria va a Ezrialand con pay porque es el único lugar donde puede hablar y hablar y hablar del asunto de Shana sin que la interrumpan con otros problemas. Ezra le dice que debe de dejar de torturarse, le enseña la cicatriz que le quedó después del balazo, le dice que Shana le hizo eso, tiene suerte de estar vivo y ella también. Y, ante la sorpresa de absolutamente nadie, se besan y tienen sexy times.

Y ahora, el momento que todos sabíamos que iba a pasar pero no queríamos que pasara. Emily y Ali están en su cama, Emily le pregunta a Ali si está dormida, Ali voltea un poco dudosa y Emily se acerca a besarla. Miren, claramente, como fan de Paily, esto fue un golpe directo a los feels y le echó sal a la herida que aún no sana. Pero, por otro lado, no estoy enojada con Emily, no la justifico pero sí la entiendo. Hay muchos factores que la han llevado a esto. El hecho de que no pueda seguir nadando, quizá en un nivel inconsciente, la alejó de Paige y después, se sintió decepcionada y agredida cuando Paige traicionó esa autonomía por la cual Emily ha luchado tanto al entregarle la carta a la policía. Además, Alison es su primer amor, sus sentimientos hacia ella fueron los que la hicieron empezar a descubrir quién era en realidad. Sí, Alison la lastimó y llegó a utilizar esos sentimientos para manipularla, pero Em pasó dos años pensando que la había perdido y de la peor forma. Después, se enfrenta a la muerte de Maya, otra vez perdió a la mujer que amaba de forma inesperada y de nuevo sin una despedida. Así que, ahora, todo eso ha regresado junto con Alison, ahora tiene la oportunidad de explorar esos sentimientos, de cerrar ese ciclo, de tener la despedida que merece. Dejemos que tenga su momento con Alison, porque estoy convencida de que, al final del día, va a volver con Paige. Solo espero que no se tarde mucho porque en Rosewood una lesbiana muere cada cambio de estación.

Al día siguiente, en la escuela, Hanna está tratando de lidiar con su cruda y su nuevo look a la Benson. Las cinco liars entran a la cafetería para encontrarse con Mona y su ejército, quienes ya saben todo lo sucedido la noche anterior entre su líder y Alison. Spencer le dice a Mona que no le tienen miedo, pero Mona le dice que quizá a la que deberían temerle es a Ali, que ella fue quien la atacó y amenazo con desaparecerla. Mona les muestra un video, obviamente editado, de su encuentro en la iglesia donde se ve a Ali amenazándola y golpeándola. No entiendo por qué, pero las liars están sorprendidas de que Ali les haya mentido otra vez. Si ya saben cómo es, para qué la juntan.

Las liars se encuentran a Ali en el baño, les dice que es la última vez que subestima a Mona. Emily le pregunta cómo piensa justificar eso, que seguro será con una buena mentira. Ali le dice que todo lo que les dijo es verdad, que Mona le pegó primero, que todo eso es una trampa.  Emily le dice que quizá Mona lo merecía, pero el asunto aquí es que les mintió otra vez. Las liars se van, dejando a Ali sola.

Después, descubrimos que el auto negro que siguió a Ali pertenece a Sydney (les dije que no confiaba en ella), quien lleva a Jenna a encontrarse con Mona y nace una nueva Unholy Lesbian Trinity. Alguien más llega a encontrarse con ellas, pero ya no podemos ver quién es, aunque mis apuestas van con Melissa.

Mientras tanto, cada una de las liars está pasando tiempo de calidad con sus respectivas parejas. Spencer decidió contarle la verdad a Toby sobre Shana. Caleb y Hanna hablan sobre su serie cancelada. Alison trata de disculparse con Em por lo de la mentira, le dice que no le dijo la verdad porque tenía miedo de perderla, se acerca para besarla pero Emily la rechaza, porque sabe que ese asiento de la ventana está reservado exclusivamente para sus charlas personales con Paige.

De repente, el noticiario local anuncia que tienen nuevos detalles sobre el cuerpo que está en la tumba de Ali. Todas las liars, y sus respectivos novios, se reúnen para ver las noticias. Emily toma la mano de Ali, porque puede que esté enojada con ella y no quiera besarla, pero Emily Fields va a ser una amiga fiel hasta el final de sus días. Los restos pertenecen a una chica llamada Bethany Young, quien escapó de Radley el mismo día que Ali desapareció.

Cuando la policía termina de dar este anuncio, una bomba hace explotar el vidrio de la sala. Todos salen a ver qué sucedió y ven que el incidente fue en casa de Toby.

Para cerrar este intenso episodio tenemos el regreso de A, quien está acomodando las cosas en su nuevo hogar. Bienvenido a casa, you creepy bastard, te extrañábamos. Noten el traje de la Black Widow en la nueva casa de A.

Highlights del episodio:

Creo que está de más poner highlights cuando me aventé el recap más largo de la historia, pero un episodio tan bueno como este se lo merecía. Lo único que diré, y que olvidé resaltar en el recap, fue que Paily + Frozen es mi nueva OTP favorita.

Mejores frases:

  • Hanna: I still don’t have time for a hobby.
  • Hanna: I’m just saying, if she’s not looking for us or smelling for us then…
  • Emily: I think I’m more of an Adele Dazeem than Idina Menzel. (PLL vio la oportunidad, la tomó y la logró)
  • Emily: You’re one for the bravest people I know, I’m not gonna let you forget that.
  • Alison: You were the hardest one to leave behind.
  • Spencer: Have you been drinking again?

 

Próximo episodio:

A is back, bitches.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s