Orange Is The New Black Recap (2.05): “Low Self Esteem City”

Nuevo día en Litchfield. Nada dice “hoy será un buen día” mejor que una fuente de popo en la regadera. Esto es lo que está sucediendo en el baño de las latinas, quienes deciden invadir el baño de las negras para usarlo. Cuando Gloria quiere quitar a las reclusas para usar las regaderas, Vee la detiene y le dice que no se meta con “sus chicas”. Esto desata una discusión entre Flaca Black Cindy, quien termina empujando a la latina. La oficial Maxwell llega a tratar de poner orden, pero cuando Cindy le dice “sister” decide ponerle un reporte y dejar que las latinas utilicen las regaderas.

En un flashback vemos que, antes de adueñarse de la cocina de Litchfield, Gloria manejaba una tienda de abarrotes, con un negocio alterno de venta de artículos de santería. Uno de sus clientes está insatisfecho porque la vela de San Pedro que le vendió para ayudarle a encontrar trabajo no le funcionó. Lo que el cliente no sabía es que, además de poner la vela, tenía que entregar la solicitud de trabajo. Aún cuando Gloria le hace ver su estupidez, él exige que le devuelva su dinero. En ese momento llega Arturo, novio de Gloria, y se ven muy felices y enamorados. Mientras él guarda unas cajas, un cliente llega a comprar una cerveza con cupones de comida. Gloria le grita al tipo que ella no hace esas cosas ilegales en su tienda, al mismo tiempo que le cambia los cupones por dinero. Arturo llega a regañarla, pero no porque se haya dado cuenta del fraude, sino porque le dice que no puede tratar así a los clientes. Gloria entonces se burla de él y su falta de dinero, a lo que él responde con una fuerte cachetada.

 De vuelta al presente, Nicky y Boo continúan con su bang-off. Chang les dice les reglas básicas: todas las mujeres deben ser de la prisión, todas deben de querer hacerlo y cada mujer tiene un valor diferente. Piper le dice que ella no quiere participar, pero se enoja porque solo vale tres puntos. Como sus amigas ya no le hacen caso, Pennsatucky quiere sentarse con ellas pero Nicky saca su Gretchen Wieners interna y le grita “you can’t sit with us!“.

En otra mesa, las negras siguen discutiendo el asunto del baño, Vee les dice que, a menos que hagan algo, las latinas se van a hacer cargo de todo, así que es momento de enseñarles modales. Crazy Eyes dice que ella la entiende “tenedor a la izquierda, cuchillo a la derecha”. Amo cuando Crazy Eyes tiene esas participaciones culturales que nadie entiende.

Otra que está sacando adelante su nuevo plan es Red, quien está con sus nuevas amigas limpiando el invernadero. Ahí es la primera vez que conocemos a Jimmy, una viejita que sigue pensando que vivimos en el pasado y su esposo irá por ella. En ese momento entra Healy, que es tan despreciado por las reclusas que hasta Jimmy lo ve feo, para pedirle consejos a Red sobre cómo lidiar con su esposa. Red le dice que su acuerdo ya no está en pie, porque ella ya no necesita nada de él y solo quiere que la deje sola. Al final Red se termina apiadando del patético hombre y le dice que lleve a su esposa a cenar.

Hora de las visitas y de conocer a uno de mis personajes favoritos de esta temporada, Yadriel el novio de María y papá de su hija, quizá ahora no les parezca relevante su participación pero tiene una de las evoluciones de persona más bonitas que he visto, solo esperen unos episodios más. Cal Carol están ahí para visitar a Piper. Carol se alegra de ver que su hija sigue siendo bonita, aún después de su pelea con Tucky. Como buena madre indiscreta, le pregunta a Piper si Larry la ha ido a visitar, ella le dice que terminaron, a lo que Carol le responde que encontrará otro hombre. Dentro de la extraña familia enferma y disfuncional que son los Chapman, Cal hace que Piper adivine, por medio de 20 preguntas, que su abuela Celeste está muy enferma.

En la cocina, Caputo llega a regañar a Gloria por usar el baño de las negras sin su permiso, pero la latina logra manipularlo para que las dejen usar los baños y hasta le pide una vela para su oficina. Nuevo flashback de Gloria y su tía Lourdes diciéndole que debe acusar a Arturo con la policía por como la trata. Gloria le dice que no quiere porque es muy bueno con sus hijos. Llega Arturo y, como novio golpeador y controlador, logra convencerla de que le de otra oportunidad, mientras Lourdes le reza a todos sus santos por la protección de Gloria.

Boo va a buscar a Nicky para presumirle que ya consiguió otro punto, pero la despeinada mujer le dice que no está preocupada, pues ella está apuntando a un objetivo más alto, la oficial Fischer. Mientras tanto, Healy está tratando de convencer a Katya de que vaya a cenar con él, pero ella se rehusa porque quiere pasar tiempo con su amiga, o más bien, no quiere pasar tiempo con su esposo. Esto provoca que Healy le grite un par de cosas inapropiadas, cuando se calma le dice que puede invitar a su amiga porque los amigos de ella son los amigos de él y viceversa, a lo que Katya le contesta que él no tiene amigos.

A la mañana siguiente, las latinas descubren que todos sus zapatos han sido amarrados juntos y aventados en la cama de Gloria, obra de Cindy y Taystee. La guerra oficialmente ha empezado. En las inmortales palabras de Dawn Denbo “It’s on. It’s fucking on!“. En el otro dormitorio, Red y Piper comparten un lindo momento de amabilidad cuando ésta última le cuenta sobre la enfermedad de su abuela. Piper le dice que está siendo fuerte, sufriendo en silencio y que es mejor dejarlo ir. Red, que al parecer no ha visto Frozen, le dice que nunca debe dejarlo ir, hasta que te obliguen, y mira a Gina.

Caputo contrató a un plomero para que se hiciera cargo de revisar el baño. Fig llega para regañarlo por haber contratado a alguien externo a la prisión. El plomero les dice que el problema es muy grave, les costará unos 80 mil dólares. O sea, they’re fucked. Les dice que, lo único que podría sugerir para evitar que se vuelva a inundar, es que las reclusas se bañen más rápido. Fig, como le importa un carajo la vida de las mujeres, le dice a Caputo que hagan eso, porque todos los fondos los está utilizando para la campaña de senador de su marido.

Piper va a ver a Healy para pedirle que solicite un permiso para que pueda ir a ver a su abuela. Healy le dice que esos permisos son como el monstruo del Lago Ness, muy discutido pero rara vez visto, que no puede hacer nada por ella, otra vez. Como este es su primer encuentro después de lo sucedido con Tucky, Piper no resiste y le reclama por haberse quedado ahí mientras ella la atacaba y, encima de eso, todavía le dio dientes nuevos. Healy le dice que él nunca estuvo ahí y Dogget puede corroborarlo. Piper le dice que sabe que se pasó del límite con lo que le dijo, pero que la loca cristiana pudo haberla matado. Healy solo la ignora.

¡Miren, la señora que llora en el teléfono está de vuelta! Hermoso. Mientras ella llora y llora por la carrera de luchador de su hijo, Nicky continúa en su intento de conquistar a Fischer, pero fracasa miserablemente y la oficial termina mandándola de vuelta a su dormitorio. A la hora de la comida, las latinas se desquitan de la pequeña broma de Cindy y Taystee dándole comida sala a ellas y las demás. Crazy Eyes les da un consejo, pretendan que la sal es azúcar y todo se arregla. Pero Watson no tiene tanto poder mental como ella, así que le exige a Daya que le cambie la charola. La latina se niega, lo cual provoca que Janae la haga tropezar. Bennett, que estaba junto a ellas, se lanza sobre Watson, la tacklea y le quita su dinero por un mes. Don’t mess with my woman!

Volvemos a la historia de Gloria, quien está apurada saliendo de la tienda con sus hijos porque Arturo le pegó a uno de ellos. Saca el dinero de los cupones para irse a Florida, pero en ese momento llega su novio pidiéndole perdón una vez más. Gloria trata de esconder la caja del dinero pero Arturo la ve. El drama es interrumpido por la policía, Lourdes cree que están ahí para llevarse a Arturo, quien se está escapando por la parte de atrás, pero en realidad están ahí para apresar a Gloria por fraude. Mientras se la llevan, Gloria le dice a Lourdes que utilice el dinero para llevarse a sus hijos a Florida, no para su fianza. Viendo todo el espectáculo está el cliente insatisfecho del principio, pues fue él quien denunció a Gloria.

Como no lo quieren ni en la cárcel, ni en su casa, Healy va a curar sus penas a un bar. Al entrar, se lleva una gran sorpresa, Caputo (vestido como una versión vieja y patética de The Edge) está tocando el bajo en la banda del bar. Después de tocar un par de canciones, los dos están conviviendo y teniendo sus típicas charlas misóginas. De repente ven en la tele un comercial de propaganda del esposo de Fig. Caputo le pregunta a Healy cómo eran las cosas antes de que ella estuviera a cargo, él le dice que estaban igual, pero por lo menos no tenía que hablar con una mujer sobre problemas de mujeres. Caputo le dice que están fallando, que lo mínimo que podrían hacer por esas mujeres es mantenerlas seguras y limpias.

Gloria y Vee están teniendo un nuevo duelo en el baño. Gloria la amenaza para que termine con la guerra de una vez por todas. Vee, en su mejor actuación, se hace la víctima, le dice que ya está muy vieja para esas peleas. Le dice que pueden quedarse con el baño con la condición de que se lleve a las latinas que trabajan en el almacén a la cocina con ella, para que Taystee y Watson puedan ser transferidas al almacén con Cindy y Suzanne. Gloria le dice que se encargue de limpiar el baño y ella hablará con Caputo. Una vez que Gloria se va, Vee quita su cara de víctima y vemos una sonrisa maquiavélica que nos hace pensar que su plan está saliendo a la perfección.

Healy llama a Piper a su oficina para decirle que va a meter la solicitud para un permiso de tres días para ella. Piper se alegra, aunque aún no está muy segura de por qué el cambio de actitud del consejero. Caputo va a verlo para que firme los permisos para que Aleida María sean transferidas a la cocina. Healy cree que Caputo ya es su nuevo bestie de la vida, pero él lo mira como si su convivencia de la noche anterior nunca hubiera sucedido.

Después de tres días de competencia, Boo lleva la delantera con 5 puntos, mientras que Nicky no ha conseguido ninguno. Lorna le dice a Nicky que debería comenzar el rumor de que Boo tiene herpes o algo así. Fischer le pregunta a Caputo si alguien monitorea las llamadas de las reclusas, porque al parecer estar en la cárcel no es suficiente arrebato de tu privacidad. Caputo le dice que todas las llamadas se graban en una computadora, pero que no es una prioridad revisarlas, además de que la mitad de las conversaciones son en español. Fischer, y su “muy bueno” español, se ofrece como voluntaria para hacerlo.

Piper llama a Larry porque quiere ver si se puede quedar con él si es que le dan el permiso para salir. Larry le pregunta por qué no le llamó antes, ella le dice que porque terminaron, duh, y porque quería imaginar que podía ser una persona que no dependía de nadie ni dejaba que alguien dependiera de ella. A pesar de todo lo sucedido, ambos terminan diciendo que se extrañan.

Mientras las negras están viendo la tortura que les espera al usar su nuevo baño y sus duchas de no más de 30 segundos, las latinas están en la cocina con Maritza celebrando el primer año de su bebé. Gloria le hizo una vela casera de San Antonio para su protección. María le dice que ella no cree en toda esa santería, pero Gloria lo llama “catholic plus”. Su conversación es interrumpida por Red, quien ya se enteró que Gloria transfirió a las chicas del almacén a la cocina y le dice que Vee jugó con ella, que no tiene idea de lo que hizo. Gloria se molesta y apaga la vela para que vuelvan a trabajar. Maritza le pregunta si no tienen que dejarla prendida, ella le responde que no, que es peligroso.

Esto nos lleva al último flashback donde vemos a Arturo entrando por la puerta trasera de la tienda para robarse el dinero de Gloria. Cuando va regresando por donde entró, algunas de las velas de Lourdes se cae, Arturo quiere salir de ahí pero descubre que la puerta está cerrada y olvidó las llaves en el mostrador de la tienda, así que ese es el fin del hombre golpeador.

Highlights del episodio:

  • Me gustó la historia de Gloria, nos demostró cómo la ha cambiado la cárcel y la ha convertido en una cold hearted bitch.
  • Soy fan de la competencia de Boo y Nicky.
  • Neri (la novia de Cal) diciéndole a un niño que la cárcel y la escuela están construidas igual porque es una conspiración del gobierno.

 

Mejores frases:

  • Nicky: How about, “all girls must be human”. Or would that be a problem for you, Boo?
    Boo: That happened one time. We were drunk.
  • Crazy Eyes: Fork on the left. Knife on the right. Little fork on the outer left.
  • Jimmy: (a Healy) Shit licker!
  • Nicky: I am a sexual Steve Jobs.
  • Red: I thought maybe I caught you with a porn.
  • Chang: I don’t smell fingers. I just write numbers
  • Nicky: I’m like Icarus whose wings melted before he could fuck the sun.
  • Fischer: Yo hablo español muy bueno, sir.

Anuncios

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s