Boardwalk Empire Recap (5.02): “The Good Listener”

Una semana más, un episodio más cerca de conocer que final tendrá nuestra tropa favorita de criminales crecidos en los roaring twenties. De nuevo, los recuerdos de Nucky se unirán a los acontecimientos que marcarán uno de los momentos más importantes en Estados Unidos de América.

En esta ocasión sabremos que fue también de otros personajes como Gillian, Eli, Nelson y Al Capone, quien al parecer se ha convertido en el criminal super estrella que sirviera de inspiración para tantas generaciones futuras.

The Good Listener es un capítulo que inicia con una maravillosa secuencia en la que se funde un la reproducción de un LP y aparentemente Eli tendiendo relaciones sexuales. El extraño viaje alucinatorio termina con Eli teniendo una especie de breakdown que es interrumpida por el ataque a la licorería que descubriremos posteriormente, pertenece a Al Capone quien es ahora el jefe de Eli y Nelson.

Después de haber sido atacado mientras intentaba hacer negocios legales por primera vez en su vida, Nucky deja La Habana y regresa a Estados Unidos para averiguar quién quiere eliminarlo del mapa una vez más (para variar). Nucky visita a  John Torrio quien parece ser es el único viejo capo de la mafia sobreviviente, además de Thompson.

Torrio logró sobrevivir a su ataque y está casi como si nada hubiera pasado, sin embargo el ataque lo obligó a alejarse por completo de aquella vida de violencia y riquezas. A pesar de las fuertes sospechas de Nucky, John asegura que ni Luciano ni Lansky tuvieron nada que ver con su ataque en La Habana, pues supuestamente esos dos ya no han tenido contacto entre ellos para nada.

 Las imágenes religiosas en casa del criminal retirado nos llevan una vez más a los ahora clásicos flashbacks de Nucky. En esta ocasión todos los recuerdos nos llevarán a uno de los momentos más tristes en la vida de Nucky, la muerte de su hermana que se encontraba enferma de gravedad.

De regreso al presente nos encontramos a William Thompson, el hijo de Eli que jugó un papel importante en la temporada pasada. Siete año después de los acontecimientos que separaron a su familia de forma trágica y enviaron a su padre a un hoyo de depresión, el chico se ha convertido en un abogado respetable que no quiere otra cosa más que meter criminales a la cárcel.

Si realmente esto es verdad o solamente quiere infiltrarse en el sistema para mantener a su tío a flote está en veremos, pues como bien sabemos la influencia de su tío Nucky siempre ha pesado mucho sobre el.

Al Capone parece ser por el momento el único que disfruta la vida gangster. En un cuarto de hotel es rodeado por miles de criminales que lo admiran y se ríen de sus actitud prepotente y “graciosa” mientras un reportero de Variety lo entrevista como si fuera el rockstar más famoso del momento.

En otro lugar completamente diferente, Gillian Darmody sigue pagando por sus pecados cometidos. Aunque en un inicio pareciera que la ex show girl se encuentra relajándose en un lujoso spa (Si vieron Asylum probablemente de inmediato se den cuenta de que no es así), en cuanto una de las asistentes apaga la radio nos damos cuenta de que Gillian se encuentra en un manicomio, pues el resto de las mujeres comienzan a alterarse de una forma aterradora saliéndose de sus bañeras desnudas y gritando, una incluso se pone a ladrar. La llegada de una fría y estricta directora las calma y regresa a la normalidad, con Gillian que parece ser la más cuerda del grupo, tiene un trato muy especial, tan especial que parece indicarnos que Darmody una vez más está abusando de sus talentos para conseguir lo que quiere.

Nucky continua moviendo sus negocios, ahora ya con los derechos para distribuir el Bacardi Ron en Estados Unidos. Los inversionistas sin embargo conscientes del pasado de Nucky se muestran renuentes a hacer negocios con un hombre que tiene la reputación de haber sido buscado tantos años por la Ley. Una reunión bastante peculiar, pues además del interesante dialogo entre Nucky y los inversionistas, se hace guiño a personajes y monumentos históricos con la construcción del Rockefeller Center y la charla de Nucky con uno de los Kennedy que se encontraba en la mesa.

En los recuerdos de Enoch Thompson, su familia sigue sufriendo la pérdida de la hermana mientras Nucky corre con el Commodore a contarle lo que le ha pasado a su hermana. El Commodore es aconsejado por otro personaje para ir a dar sus condolencias, asegurándole que los padres del chico también significan votos.

Aunque en la temporada pasada se mostraba a un Nelson Van Alden que aceptaba su naturaleza como criminal y al mismo tiempo protegía y amaba a su familia, ahora se muestra completamente lo contrario. Nelson ignora a su hijo, y humilla a su esposa por no hablar un inglés perfecto y tener hábitos “no dignos de una mujer” como fumar.

Luciano aún sin mostrar sus verdaderas intenciones, se reúne con Nucky y su nuevo jefe. La mafia italiana quiere llegar a un acuerdo con Thompson y convencerlo de que no tuvieron nada que ver con su atentado. Después de que el jefe de Luciano asegura a Nucky que no tiene nada que temer, este responde y finaliza la conversación con un fascinante “Who Said I Was Afraid?”.

Para recuperar lo que les han robado, Nelson y Eli planean asaltar a su mismo jefe sin que este se de cuenta. Un par que a pesar de sus diferencias y terribles situaciones personales logran crear una de las secuencias más divertidas del episodio y probablemente la serie. Después de cometer su asalto y terminar asesinando a dos de los mafiosos de Al Capone, Nelson grita desesperado “Why does it always have to be pandemonium?”.

Constantemente en el episodio vemos referencias a la radio y a la necesidad de escuchar (el episodio inicia y termina con el close up de una oreja) . Pero la escena en la que Nucky da un enorme monologo a su guardaespaldas parece ser la que da el nombre al episodio, pues el hombre en ningún momento interrumpe o corrige a Nucky, lo cual nos permite saber más a fondo en que momento de su vida se encuentra este peligroso hombre.

Rapidamente se despejan las dudas que se pudieran tener sobre Luciano y Lansky, ya que descubrimos que a lado de otros jóvenes gangsters, estos planean de una  vez por todas terminar con sus antiguos jefes para establecer un nuevo reinado a su manera.

Una nueva memoria de Nucky, en la que Ethan entierra a su hija mientras Nucky observa, demuestra que Ethan y el Commodore tenían una relación previa y esta no era presisamente la mejor. Ethan cayó en un mal trato con el commodore que le hizo perder una de sus tierras, esto lo lleno de rencor contra el hombre al grado de amenazarlo con una escopeta cuando llega a presentar sus condolencias y ofrecer ayuda económica para que le dé un entierro decente a su hija.

Aunque momentos antes vimos a William hablando con mucha determinación sobre su necesidad de atrapar criminales, una comida con su tío parece demostrar lo contrario, pues si realmente eso es lo que quiere podría comenzar con Nucky. Una relación bastante ambigua, que bien podría significar la caída del tío o su nuevo pase al poder.

En el otro pequeño segmento que podemos ver a Gillian, descubrimos que en realidad no ha continuado con sus antiguas mañas, pues su intercambio con la directora consta solamente de los lujosos vestidos que Gillian solía usar a cambio de papel y un lápiz. Espero que nos vuelvan a sorprender y no pase lo obvio (que le escriba a su nieto).

El ex ayudante del infame Gyp Rosetti, quien ahora se ha aliado con Luciano y Lansky es llamado por Nucky para ser interrogado sobre el intento de asesinato. Nucky volviendo a sus viejas costumbres lo convence de hablar solo para después mandarlo asesinar con su guardaespaldas cubano, quien lo deposita en el hogar de Lansky con una nada discreta postal de La Habana.

Mejores Momentos:

  • Al Capone siendo un enanito prepotente.
  • Cuando Nelson Van Alden tiene que acariciar a un perro porque una viejita se lo pide.
  • El asalto de Eli y Nelson.
  • Gillian en el manicomio.
  • Nucky reuniéndose con los italianos y demostrando que no importa que situación sea el siempre la tiene bajo control.
  • La muerte del ayudante de Rosetti.
  • Las secuencias iniciales y finales, visualmente muy distintas a lo que se ve en Boardwalk Empire.

Peores Momentos:

  • Podría decir que los flashbacks de Nucky por solo recalcar lo obvio, pero están tan bien hechos que no me importa verlos.
  • Desgraciadamente aunque supimos de Nelson, Eli, Al Capone, William y Gillian a Chalky y a Margaret no se les vio por ningún lado.

Mejores Frases:

  • Nucky: Year after year, different dog same fucking bone.
  • Nucky: You get to the point where you have live with the choices you’ve made, the good ones, the bad ones, and I accept that.
  • Nucky: Who said I was afraid?
  • William Thompson: The law is a shield, not a sword.
  • Nelson van Alden: Why does it always have to be pandemonium?
  • Nelson van Alden: Sometimes I find it easier to despise someone than to love them.
  • Luciano: People drift, friendships end.

 

Texto por @SantiagoMejia__

Anuncios

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s