Boardwalk Empire Recap (5.03): “What Jesus Said”

No sé si se deba a que también estoy viendo la última temporada de Sons of Anarchy, pero definitivamente hay una sensación de adrenalina y peligro que le está faltando mucho a la despedida de Boardwalk Empire.

Aunque parecía que The Good Listener había retomado el vuelo, What Jesus Said vuelve a bajar el ritmo al grado de que hay cosas que simplemente ya se volvieron innecesarias y repetitivas (los flashbacks de Nucky para ser exactos).

What Jesus Said comienza mostrándonos el paradero de Chalky y Buck, quienes después de su escape entran a una casa, aparentemente sola, para robar comida y ropa. Desgraciadamente la hija de los dueños aparece asustada, y esto desatará la locura de Buck, quien poco a poco la hará más evidente.

En esta ocasión el flashback de Nucky se remitirá a un solo acontecimiento que ahora parece mostrar interés en darnos a conocer como su descubrimiento amoroso va de la mano con su ya más desarrollado concepto del crimen. Al mismo tiempo que conoce a una niña que inmediatamente llama su atención, Nucky actúa como el pequeño Cupido entre un hombre y una sensual chica.

Desgraciadamente, su lazo con la pareja mayor a la que ayudaba a intercambiar mensajes se ve casi inmediatamente interrumpida, cuando el commodore la asesina pues el otro hombre era su amante. Por otro lado, su relación con la niña nos enseña también cómo inicia ese gusto de Nucky por las mujeres fuertes y decididas en una secuencia divertida en la que la niña pide a Nucky besar un caballo a cambio de dinero.

De regreso al presente, conocemos el destino de otro personaje que ha logrado sobrevivir a pesar de las sangrientas batallas. O´Doyle el personaje que muchos pensábamos no pasaría ni de la primer temporada, continúa haciendo negocios con Nucky, pues ambos mantienen un Strip Club donde continúan haciendo dinero con alcohol y mujeres.

Al terminar su reunión con O´Doyle, Nucky recibe una llamada de Sally quien aún se encuentra en Cuba, más allá de su intercambio de noticias sobre el negocio del Bacardi, el momento es interesante y tierno pues ambos escuchan una canción que Nucky asegura “es un buen augurio”.

Margaret, de quien no supimos nada la semana pasada, continúa enfrentando sus conflictos con la ley, esencialmente por los tratos que tenía con Arnold Rothstein. Es muy divertido que, aunque el personaje haya desaparecido, se sigan haciendo referencias a él y sobre todo que sus acciones sigan teniendo consecuencias.

La seguridad de Margaret y sus hijos se ve en peligro gracias a que la viuda de Rothstein amenaza con demandar a Margaret, pues ha estado haciendo uso de propiedades de Arnold y ha estado moviendo su cuenta. Es interesante ver hacia donde la llevará este nuevo peligro, pues si algo hace que Margaret saque las garras es su necesidad de proteger a sus hijos.

Las negociaciones entre varios miembros de los clanes continúan, unos con nuevos amigos otros con viejos conocidos. Luciano en su nueva posición, se reúne con Narcisse, un personaje que si bien la temporada pasada se mostró completamente en control de sus situaciones ahora parece haber perdido fuerza.

Luciano quiere que Narcisse trabaje hombro a hombro con Maranzano (su jefe) pero esto es algo que parece no interesarle mucho al doctor, por lo que decide despedirlo rápidamente de su oficina, una decisión que lamentará mucho pues, como era de esperarse en Boardwalk Empire, esto terminará en el ataque de uno de los burdeles de Narcisse como un brutal mensaje de advertencia.

Nucky, por su parte, intenta hacer negocios de una manera que nunca lo había hecho, resultando en una interesante lección de historia y de aprendizaje. Para comenzar sus clásicas veladas de intercambio de ideas, Nucky invita a cenar a Joe Kennedy, pidiendo para él uno de los mejores platillos de la casa y, atendiendo sus viejas costumbres, acompaña su comida con una copa de vino, acto que no es muy bien visto por Kennedy, lo cual hace cambiar la bebida del rey de Atlantic City por algo sin alcohol.

Probablemente el único momento interesante de la historia de Chalky sea cuando se encuentra a solas con la chica y ahora la madre, quien también apareció de repente. La chica, en un movimiento inteligente por querer salvar su vida, le habla a Chalky sobre la paternidad intentando conmoverlo para que las deje ir con vida o las salve.

Esto no ayuda nada, pues como sabemos, Chalky, de forma indirecta, tuvo la culpa de la muerte a sangre fría de su hija. Así que esto solo enoja más a White y lo hace sacar su lado más salvaje y molesto, sin embargo, sigue sin atacar a las chicas y se muestra incómodo cuando Buck quiere hacer que la adolescente se cambie de ropa frente a ellos, La madre, para salvar a su hija, confiesa que sí hay una caja fuerte.

Margaret corre a hablar con la viuda de Rothstein para convencerla de no demandarla. La mujer se sincera con ella y le dice que no hay problema, que sabía que Arnold tenía amantes de más, que lo único que quiere es una herencia decente por haber soportado tanta humillación.

Aunque Margaret asegura que su trato con Rothstein consistía solo de hacerle saber al criminal cuándo invertir en la bolsa a cambio de un departamento para ella y sus hijos, la mujer parece no creerle. Al ver que no puede sacar más de ella en ese momento la viuda exige una cantidad enorme de dinero que dejó Rothstein ahorrada antes de morir.

Esta estafa por parte de la viuda de Rothstein parece no ser más que una forma más de sacarle dinero a Nucky, pues por buena fuente ella le recuerda a Margaret que a lado de su ex pareja dio una fiesta en la que de aguinaldos regaló un montón de joyas.

Las clases de historia en Boardwalk Empire se hacen más evidentes. Joe y Nucky disfrutan de uno de los números del bar a lado de una convención de lo que posteriormente será la importante empresa General Motors.

Nucky aunque ve anhelante las copas de buen alcohol continua pidiendo coca colas, algo que según le han dicho, va muy bien con Ron Bacardi. De regreso en el hogar de las mujeres asaltadas, Bucky tiene un ataque de ira al descubrir que en la caja fuerte solo había bonos de soldados de guerra, algo que a él no le serviría para nada.

Chalky salva a las desprotegidas mujeres clavándole un martillo en el cuello a Buck. Las mujeres decididen dejarlo ir. Nucky, por otro lado, se muestra un poco desesperado al ver que sus antiguas tácticas no funcionan para nada con Joe Kennedy, quien finalmente le pide a Nucky que sea completamente honesto sobre lo que quiere y solo así podrá tener un trato hecho.

Aunque vacila un poco, Nucky finalmente confiesa que al no tener hijos a los que dejarle su herencia, simplemente quiere dejar una marca en el mundo. Joe sirve una copa de whiskey a su compañero y se dirige a ser consentido por una de las bailarinas, hecho que probablemente significa que Nucky tendrá lo que quiere.

Las copas se le pasan a Nucky y se queda completamente dormido, solo para despertar entre crudo y aún borracho y descubrir entre las sombras nada más y nada menos que a Margaret, la mujer que le podría haber dado aquello que le faltaba, la idea de una familia.

Highlights del episodio:

  • La charla de Nucky y Sally por telefono.
  • Las referencias a Rothstein.
  • Los negocios de Joe Kennedy y Nucky

Peores momentos:

  • La dinámica de mensaje gangster ya se volvió un poco aburrida (ataque de los italianos)
  • La historia de Chalky se está moviendo muy lentamente.

Mejores frases:

  • Chalky: Baby girl, Jesus was wrong.
  • Nucky: Money doesn’t know where it come from. And if it did, it wouldn’t mind.
  • Novia de Nucky: Doesn’t have to make sense, it’s the Bible.

 

Texto por @SantiagoMejia__

Anuncios

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s