Grey’s Anatomy Recap (11.02): “Puzzle With a Piece Missing”

Es momento de pasar un momento en la vida de Maggie Pierce. Sí, ya sé, a nadie le interesa, pero esta es la storyline de la temporada y tenemos que aceptar lo que nos dan. El día de Maggie empieza como cualquier otro, su ejercicio matutino y sus ochenta llamadas a sus papás quienes le dicen que tiene que decirle la verdad a Meredith porque a eso fue a Seattle. Pero Maggie no está interesada en conocer a su media hermana e incluso prefiere evitarla cuando se la encuentra. Richard le dice que no puede evitarla por siempre, y Maggie le pide que se olvide de lo que le contó y sean solo colegas.

El día de Maggie continúa como esperado, atendiendo pacientes y cambiándole el nombre a Wilson cada que puede. Una de sus pacientes, Marjorie, tiene un paro y Pierce le salva la vida, pero cuando va a revisarla más tarde, la señora le dice que ya no puede aguantar más, ya quiere descansar pero sabe que su hija tiene miedo de perderla y nunca se perdonaría si no hiciera todo para salvarla. Las doctoras tratan de hablar con la hija para que entienda las opciones que hay para su madre, pero Wilson termina alterándola y Pierce la regaña severamente. Pero resulta que el reagaño solo es una forma de “bring the thunder“, Maggie hace esto para que la gente entienda quien eres y te respete. Hablando de personas respetables, Maggie le pide a Bailey que realice un mapeo genético de uno de sus pacientes, Bailey acepta, a pesar de que su laboratorio ya no está en funcionamiento.

Maggie es llamada a una consulta en el OR en donde está operando Dr Butthole y Karev, a quien (gracias a la chismosa de Wilson) felicita por su nuevo puesto en la board del hospital. Dr Butthole, quien no estaba enterado del posible nuevo trabajo de Alex, se enoja y lo despide de su private practice. Maggie huye del OR y desquita su ira con Wilson despidiéndola de su servicio por haber hablado de más.

Por su parte, Owen regaña a Maggie porque decidió reabrir el caso de los McNeil, le dice que Yang ya hizo toda la investigación posible y que deje en paz a esa pobre familia. Para seguir aumentando malos momentos a su ya pésimo día, en la cafetería, Maggie es abordada por la ya no tan pequeña Zola que está comiendo con sus papás. Derek se presenta formalmente con Pierce y ella lo felicita por su programa de Washington, good job Maggie, you’re killing it.

Ante sus múltiples fracasos, corre a los brazos de su padre único amigo, Richard, a quien le dice que no le gusta saber que Meredith es buena persona y adoptó una hermosa niña africana porque eso le dificulta más el odiarla. También le pregunta si sabe algo más sobre la vida de Ellis, Richard le dice que no sabe la historia de ella y Ellis, pero conocía a Ellis lo suficiente para saber que renunciar a ella debió ser lo más difícil de su vida. Richard, si crees eso, creo que realmente no conocías a Ellis, todos sabemos que su familia nunca fue su prioridad.

Pierce acude con Robbins, quien sigue peleando con Callie por sus desacuerdos sobre el futuro, pues su paciente embarazada tiene una ruptura en la aorta y necesitan hacerle una cesárea de emergencia. La paciente sabe que es casi imposible que ella y su bebé sobrevivan, así que le pide a las doctoras que hagan todo lo posible por salvar a la niña, esto hace enojar mucho a su marido quien le cuenta a Maggie que hace unos años tuvieron una hija que falleció cuando era pequeña y Rita cree que es su culpa, por eso ahora está sacrificando su vida por la del bebé.

Afortunadamente, la operación de Rita y de su bebé salen bien y Maggie puede atender a un nuevo paciente que llegó al ER por sufrir un infarto después de tener sexo con un tipo que conoció en el gimansio. Owen y Jackson regañan a Pierce por haberle pedido a Bailey que hiciera un mapeo genético cuando el laboratorio ya está clausurado, ella les dice que cerrar el programa de genética fue una idea estúpida y hace que los miembros de la board se vean como incompetentes, por supuesto, no sabe que está frente al más importante.

Después de sus inumerables fracasos del día, Maggie decide intentar hablar seriamente con Meredith, porque ¿qué más podría salir mal? Estás en el Grey Sloan Seattle Grace Mercy Death, todo puede salir mal. Y, right on que, una botarga cantante aparece para recordarle a Pierce lo orgullosos que están sus padres de ellas y convertirla en la burla del hospital.

Porque un ridículo más no va a vencerla, Maggie continúa revisando a la chica del infarto junto con Amy, que está oversharing sobre sus experiencias sexuales o su falta de. Maggie descubre qué fue lo que causó el infarto y mientras opera a la paciente, Amy le dice que Meredith es como una hermana para ella, y que, aunque al principio puede ser muy difícil, vale la pena conocerla.

Aún después del regaño, Bailey realizó el mapeo genético y logró localizar el problema de su paciente, que resultó ser un desorden genético descubierto apenas hace una semana y, por supuesto, coincide con el que tienen los McNeil, por eso Cristina no pudo identificarlo. De repente, Marjorie vuelve a tener un paro y esta vez Maggie deja que muera. Meredith, quien estaba en el cuarto junto a ella, le dice a Owen lo que acaba de hacer, Maggie le dice que sabe que la comparan con Cristina y que no es de su agrado, pero ella hizo todo lo que pudo para ayudar a la paciente, pues hizo lo que creía que era mejor. Cuando van a darle la noticia a la hija de Marjorie, Maggie está dispuesta a decirle la verdad pero Meredith la detiene.

En un plano secundario, mientras Maggie carga a la bebé de Rita, nos enteramos que Arizona quiere renunciar a la beca pero Callie le dice que no, que pueden encontrar la forma de hacer que funcione con todo y nuevo bebé. Antes de irse, Maggie hace las pases con Wilson, después de que le muestra su propio thunder.

Y, para terminar un crappy day, toma la crappy decisión de decirle la verdad a Meredith. Le dice que hace un año se enteró que Ellis es su madre y la dio en adopción en Boston. Meredith la mira con una mezcla entre lástima y odio y le dice que si su mamá hubiera estado embarazada cuando ella tenía cinco años, lo recordaría. (¡GRACIAS! Es justo lo que yo he estado diciendo desde el final de temporada.) Le dice que no sabe qué quiere pero es mejor que se aleje de ella.

Highlights del episodio:

  • Amy Shepherd poco a poco se está convirtiendo en mi nuevo personaje favorito. Su reacción cuando Maggie preguntó si todos en ese hospital están relacionados fue priceless. Quiero que sea amiga de Arizona.

Peores momentos:

  • No sé si intentaban hacer que sintiéramos empatía por Maggie con este episodio, pero creo que lograron exactamente lo contrario. La quiero fuera de nuestras vidas, y volvamos a concentrarnos en los personajes que realmente nos importan y que no tienen una storyline (tan) absurda.

Mejores frases:

  • Wilson: Dr. Bailey doesn’t need to bring anything, she IS the thunder.
  • Maggie: Is everyone in this room somehow related?
  • Arizon (a Maggie): You’re nice, and full of crap.

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s