American Horror Story Freakshow Recap (4.06): Bullseye

Llega el sexto episodio de American Horror Story Freak Show y con él la mitad de la temporada. La verdad es que si bien Bullseye está lejos de ser un episodio malo me parece que coloca a la serie en una posición difícil pues francamente ya no entiendo en qué dirección va la trama. Esa aparición repentina de romances (Paul y Elsa, Paul y la hija de Meryl Streep, Las siamesas y Dandy ¿?) Se siente forzada, funciona a final de cuentas, pero eso no quita que se sienta forzado.

Por otro lado, el capítulo ofrece algunos de los diálogos más fascinantes a la fecha y como siempre escenas en las que Jessica Lange tiene la oportunidad de lucir sus dotes de actriz consagrada.

Bullseye comienza con Elsa preparando nuevos actos para lo que será su próxima “aparición en televisión”. El nuevo acto de Mars es uno peligroso y violento, de entre un montón de utilería manda sacar una rueda giratoria utilizada para poner personas y lanzar cuchillos intentando no herirlos.

Al practicar con un muñeco, Elsa recita un monologo en su cabeza (que seguramente en algún momento Fiona de Coven también pensó, pues hasta parece escrito por ella) en el que explica cómo está dispuesta a destruir a quien sea con tal de sobrevivir, a la par, se muestran imágenes de todos los integrantes del Freak Show pasando por la rueda mientras ella despiadadamente les lanza cuchillos.

Sus violentas fantasías son interrumpidas ya que es el día del cumpleaños de Elsa y todos “sus monstruos” le han preparado regalos de cumpleaños y un festejo. Ethel le regala un juego de perfumes, Paul un juego lencería y finalmente Amazon Eve le entrega una enorme caja que tenía a Ma Petite convertida en una almohada viviente (creepy y adorable a la vez).

Sin embargo, los freaks no pueden divertirse tal y como Elsa quisiera, ya que aún se sienten consternados por la repentina desaparición de las siamesas, las cuales según Elsa, huyeron sin decir palabra alguna. Obviamente nadie cree esto, así que mejor deciden continuar con los festejos.

Después de asegurarle a sus monstruos que una vez que esté en televisión se los llevaría a todos, ella se dirige a su alcoba para comenzar la verdadera diversión. Ese juego de lencería obviamente no podía ser un regalo al azar, y nos damos cuenta ya que encontramos a Elsa vestida con su regalo y acompañada por Paul, quien la besa y con sus pequeñas manitas la acaricia sin parar.

Aún con el cerebro de lleno de opio y sus satisfacciones sexuales complacidas, Mars no deja de pensar en su futuro como estrella de la televisión, incluso se atreve a asegurarle a Paul que será al primero que se lleve con ella, pues lo hará pasar por su chofer. Esto no le agrada mucho a Paul y es el comienzo de una avanlacha que no terminará muy bien para él.

En casa de los Mott las cosas se han puesto menos violentas ya que las siamesas han calmado repentinamente los deseos de Dandy por matar. Gloria, al notar el crush de su hijo, le regala en plena comida un montón de condones, pues parece que no quiere otro pequeño asesino merodeando por la casa.

Dandy se ofende y le asegura a su madre que “nunca violaría a esas chicas”, pues le han hecho ver la vida con otros ojos ya que se siente demasiado identificado con ellas. Su amor es tan grande que incluso amenaza con casarse, en una increíble y tensa escena en la que se acerca lentamente a su madre, quien está obviamente aterrada.

Por otro lado, Paul que evidentemente salió molesto de la tienda de Elsa, corre a la ciudad a visitar a una de sus amantes. Watch out ladies and gentleman, pues se trata de Penny (aka hija de Meryl Streep, aka Grace Gummer) quien, aunque salió huyendo del Freak Show, parece quedó más que satisfecha con la experiencia pues se da entender que no es la primera vez que Paul y ella se ven.

Este encuentro nos hace conocer además al histérico padre de Penny. Un hombre sobreprotector clásico de los años cincuenta, dispuesto a hacer lo que sea con tal de evitar que su hija gane una mala reputación. El señor sale del cuarto de Penny y Paul de su escondite, al salir Paul le confiesa a Penny que ha desarrollado sentimientos más fuertes por ella y que quiere establecer una relación seria.

Para hacerlo, se dirige a una de las tiendas de Jupiter para comprarle un perfume a su amante. En el lugar se encuentra a Dandy Mott, quien compra, misteriosamente, artículos para chica en pares, esto inmediatamente despierta sospechas en Paul, sin embargo como era de esperarse bastan unas palabras de Dandy para que el dueño de la tienda tenga un pretexto para correr al freak de su negocio (¡Si supiera!).

A su regreso al Freak Show, Paul sugiere a Jimmy que tal vez Elsa pudo haber sido la responsable de desaparecer a Bette y Dot, ya que su hambre de fama es cada vez más evidente y peligrosa. Jimmy tan fiel como su madre a Elsa se molesta y golpea fuertemente a Paul, asegurándole que eso no puede ser verdad.

En la mansión de los Mott, Dandy consiente a su nueva adquisición con la misma pasión que asesina. Les compra todo lo que quieren, las lleva al cine, les manda preparar infinidad de comida para que estén felices en su hogar. Bette cae rendida a los pies de Dandy, sin embargo Dot, como siempre, no es tan susceptible a las manipulaciones de las personas, además de que ella sigue enamorada de Jimmy.

Dandy logra atrapar la atención de Dot, cuando habla sobre una noticia del periódico sobre unos siameses que fueron separados exitosamente. Dot sabe que probablemente la única manera de obtener el dinero para esa cirugía, será a través de Dandy (es aquí cuando vemos otra de sus fantasías en las que aparece sin su otra cabeza, en esa ocasión Jimmy aparece para saludarla).

Continuando con sus infantiles y a la vez oscuros juegos, Dandy intrigado por lo que las hermanas escriben en sus diarios pide que le cuenten un secreto y que les contará uno también. Más que un secreto él cuenta una mentira pues asegura que fue realmente él quien mató al payaso y salvó a los niños.

Dot, aunque ya está dispuesta a conseguir el dinero, se niega a contarle algo de su diario, además porque se molesta ya que esto significaría que Jimmy está mintiendo. Dandy explota como esos niños mimados de la primaria que se enojan cuando los demás no siguen sus reglas y asusta a las siamesas que no habían conocido ese lado agresivo de él.

Maggie y Stanley continúan con sus planes de secuestrar a alguno de los Freaks. Esmeralda, sin embargo, no se encuentra muy feliz la idea de asesinar a alguien del Show, aunque no lo admite se vuelve obvio que su cariño hacia esos seres ha ido creciendo con el tiempo, sus constantes advertencias a Jimmy son una prueba de ello.

Con las siamesas desaparecidas, Stanley pone el ojo en las manos de Jimmy. Cosa que incomoda aún más a Maggie quien inmediatamente sugiere mejor asesinar a Ma Petite pues “es más fácil de cargar” y no haría tanto escándalo como Jimmy.

Stanley acepta y vemos una vez más terribles imágenes de “como podría haber sucedido” (al igual que en pink cupcakes), partiéndonos el corazón a todos los fans mientras veíamos a Ma Petite ser ahogada en formol.

Paul regresa a la tienda de Elsa, donde ella le canta una versión (que no le queda nada mal) de September Song, la cual según interpretaría en su hora en televisión. Paul se muestra con cierta distancia hacia ella e incluso niega a pasar la noche a su lado. Elsa le pide un beso de despedida y es aquí cuando se da cuenta de que su amante la está engañando.

Esta situación desata una pelea en la que Paul le confiesa que todos en el Freak Show piensan que ella tuvo que ver con la desaparición de Bette y Dot. Mars enfurece y levanta a todos de sus camas para tener una de esas maravillosas escenas de breakdowns que se le dan tan bien a Jessica Lange.

Sirve además de pretexto para que ella destape las historias de todos y cada uno de los freaks. Interesante ya que al hablar sobre Pepper y su hermana se hace un pequeño guiño a Asylum. Para probar que sus monstruos realmente le son fieles, Elsa pide que alguien se suba a la rueda.

Jimmy se ofrece, pero al final es Paul quien termina atado. Después de lanzar varios cuchillos para el horror del resto de los freaks, el último cae en el abdomen de Paul hiriéndolo de gravedad. Las expresiones faciales de Lange después de su atroz acto, son oro puro, pues en pocos segundos demuestra varios sentimientos, primero satisfacción y después una falsa preocupación.

Penny, por otro lado, presintiendo que algo andaba mal pues su amante no llegó como era costumbre, sale de casa a las dos de la mañana. El amor que siente por Paul la lleva incluso a desafiar a su padre que le apunta con una escopeta, amenazando con disparar si ésta da un paso más, nunca lo hace y Penny puede salir libremente e ilesa.

Al llegar al show encuentra a un Paul a punto de morir, Elsa le susurra al oído que le hizo eso no porque fuera un freak, sino porque la traicionó. En seguida vemos a otro freak al borde de la muerte. Maggie, sin problemas, levanta a Ma Petite de su tienda y la lleva al garaje de Stanley donde se supone la ahogaría en formol.

Sin embargo, parece que el hecho de que Ma Petite le dice que es tan hermosa como la luna, y después le sigue el juego de meterse en una jarra imitando a una mariposa. La hacen tener un cambio de opinión.

Al siguiente día, Jimmy regaña a su madre porque sigue haciendo un pastel para Elsa después del show que dio la noche anterior. Jimmy informa a su madre que Paul supuestamente no sobrevivió. Las malas noticias parecían aumentar cuando Amazon Eve corre a avisarle a Jimmy que Ma Petite no se encontraba en su habitación.

El terror se termina cuando Maggie aparece con Ma Petite y les confiesa que habían estado cazando luciérnagas. Maggie, sabiendo que el no matar a Ma Petite significa que tendrá que ir tras Jimmy, por fin se arma de valor y besa a al chico langosta en la boca pidiéndole que huyan juntos lo antes posible. Jimmy se emociona mucho y acepta, no sin antes “hacer algo”.

Maggie corre a empacar y para su desgracia se encuentra a Stanley, quien obviamente no se encuentra muy feliz de los resultados obtenidos y ordena a Maggie que continue con el plan original de obtener las manos de langosta.

Dandy logra meterse al diario de Dot y llora inconsolablemente porque descubre que ella no lo quiere tanto como Bette. Gloria lo descubre llorando y ella le propone tratar a Bette bien y a Dot mal hasta que ambas lo quieran de igual manera.

Sin embargo, esto no hace más que despertar el instinto psicópata y solitario de Dandy, quien después de un muy bonito discurso sobre vacíos, desiertos y escorpiones, toma una daga y la guarda en su pantalón, el sonido del timbre interrumpe su inspiración, Gloria sale a abrir y descubre a Jimmy, quien dice buscar a Dandy.

Dandy con su recién “dark passenger” despierto, ordena a su madre que lo deje pasar pues viene por las chicas. Será interesante observar lo que ocurre a partir de aquí con estos cuatro (cinco) personajes.

Finalmente, Ethel entrega a Elsa el pedazo de pastel de cumpleaños que le había hecho. Elsa una vez más envuelta en lágrimas, confiesa a Ethel lo mucho que significa para ella, pues la considera la hermana que nunca tuvo.

Ethel muestra su apoyo incondicional a Elsa, sin embargo también le asegura que si está mintiendo sobre las siamesas la matará con sus propias manos. Finalmente, Ethel le pide que sople la vela y pida un deseo, en su mente Elsa dice “I just want to be loved”.

Highlights del episodio:

  • Como siempre Lange se roba la cámara, lástima que en esta ocasión nos recuerde tanto a Fiona, aún así su actuación es impresionante. El monologo de la rueda y su breakdown frente a los Freaks fueron fascinantes.
  • El juego de la rueda, cuando Elsa ataca a Paul.
  • Los regalos que le hacen a Elsa, en especial Ma Petite convertida en almohada.
  • Paul tiene una habilidad tremenda para actuar espero que este no haya sido el último episodio que sabemos de él.

Peores momentos:

  • Probablemente si el “romance” entre Bette y Dandy hubiera surgido en los primeros episodios habría sido interesante, ahora solo se siente como una regresión innecesaria (a menos que Dandy regrese más desquiciado que nunca)
  • Después de la intensidad del episodio de pasado con Dell Toledo y Desiree, esta semana no supimos absolutamente nada de ellos.

Mejores frases:

  • Dandy: There comes a time in every mother’s life when she must give up her son to another woman. I’m going to marry those girls, mother. We’re going to be together forever.
  • Elsa: I have survived because I know one must be willing to destroy anyone, anything, even the things you love to keep the gods in check.
  • Dandy: That is what it is inside of me. Those girls were a cool stream of glacier water. My heart bloomed as they nourished it. And now it’s all gone. There’s nothing left but the dust and the scorpions inside of me. I was never destined to feel love.

 

Texto por @SantiagoMejia__

Anuncios

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s