Pretty Little Liars Recap (5.15): ” Fresh Meat”

Nuevo día en Rosewood, PA. Nuevas oportunidades para tomar decisiones estúpidas, que parece ser el tema principal de esta temporada.

Officer Cavanaugh está haciendo su paseo matutino por la cárcel de mujeres en donde se encuentra a una muy destruida Alison, quien le pide que hable con sus amigas para que acepten ir a verla pues no están tomando sus llamadas. Le dice que recuerde cómo fue para él estar encerrado por algo que no cometió y que muy pronto las liars estarán ahí también a menos que A las mate primero.

Toby va al escuela a contarle lo sucedido a las demás, ellas juran que alguien debe estar ayudando a A-lison desde afuera de la cárcel y ese alguien seguro es Holbrook, que, convenientemente, pidió permiso en el trabajo para ir a cuidar a su papá.

Emily le pide a Aria que hable con Ezra para que la contrate, pues quiere juntar dinero para poder ir a ver a Paige en verano. Pero a Aria no está interesada en escuchar nada mas que sus propios problemas. Todas las universidades la siguen rechazando, excepto una, que la puso en lista de espera. Emily le dice que debería hacer una carta para convencer a los de admisiones que la dejen entrar. Aria, quizá no tendrías estos problemas si hubieras dedicado mas tiempo a estudiar e ir al escuela y menos a comer pasteles.

Ashley (hola, Ashley!) va a entregarle a Jason unos papeles y correspondencia de Jessica. Ashley está dispuesta a renunciar a su trabajo con los DiLaurentis pero Jason le hace puppy eyes y le pide que no lo deje solo.

Det. Roma Maffia ha ordenado una nueva búsqueda al rededor de la casa de Mona para localizar el cuerpo, pero lo que Toby encuentra es un cuchillo lleno de sangre. En lugar de entregarlo como evidencia, Officer Cavanaugh decide mejor ocultarlo bajo una pila de hojas. Sigue así Toby y pronto te convertirás en detective, o amante de alguna Marin.

Toby le cuenta a Spencer y Caleb que el cuchillo es de su familia, por eso no quiso entregarlo, pero cree que eso sería lo correcto. Caleb le dice que no puede entregarlo porque tiene sus huellas, de aquella época oscura en la que se la pasaba alcoholizado en la cabaña de los Cavanaugh. Los tres acuerdan que no van a hacer nada con el cuchillo, pero tampoco le pueden contar a nadie.

Ezra está preparando todo para la inauguración de su pedo club, pero está teniendo algunos problemas con el catering, así que Emily le ofrece su ayuda para preparar la comida, porque al parecer 10 años de estar cocinando junto a Pam Fields te hacen un chef experto.

Alison llama a la oficina DiLaurentis pero Jason no quiere tomar la llamada, le dice a Ashley que no puede ver a su hermana sin pensar que pudo tener algo que ver con la muerte de su mamá.

¿Recuerdan que Hanna sacó muy altas calificaciones en sus SATs? Pues ahora se da el lujo de pasear por varias universidades para ver a cuál quiere ir, pero el recorrido es mas aburrido de lo que pensó así que le llama a Caleb quien le cuenta sobre Toby y el cuchillo. Esto es suficiente para que Hanna termine con su tour de universidades y vuelva a la A life.

Aria siguió el consejo de Emily y escribió una carta para la universidad, pero Em le dice que no es lo suficientemente personal. Entonces Aria tiene uno de esos meltdowns que la caracterizan e incluso Ezra termina escuchando la conversación. Aria le cuenta lo sucedido y Fitz le dice que, no importa que tan buena sea su carta, difícilmente logrará entrar a esa universidad porque Jackie Molina es la encargada de admisiones.

Spencer llega a reclamarle a Caleb por contarle a Hanna solo para descubrir que el hobo ha decidido ir a buscar el cuchillo para deshacerse de él porque no quiere que lo acusen de asesinato, otra vez. Spencer acepta no decirle nada a Toby e incluso le dice que ella lo acompañará.

Emily está al borde de un ataque de nervios porque rellenar uvas es muy complicado y la vida sin Paige es insoportable. Ezra le sugiere que le llamen a un chef profesional, pero Emily quiere solucionar todo con empanadas (yo hago lo mismo).

Hanna suspendió su college visit para ir, en la noche, a un trailer park, a buscar al papá de Holbrook. El señor le dice que no ha visto a su hijo en semanas, pero que él pensaría que ella sabría en donde encontrarlo y  le pregunta si salió por fianza. O sea que Gabriel y Alison han estado pasando mas tiempo juntos del que creíamos. Cuando Hanna regresa a su auto, se encuentra con la hermosa imagen de su college mascot relleno de tripas de venado, nice.

Aria le hizo una carta a Jackie Molina diciéndole que se arrepiente de que el involucrarse con un hombre mayor y tener una relación secreta la haya alejado de oportunidades, experiencias e incluso de si misma. Y, aunque es lo mas sincero que ha escrito Aria, Emily le dice que, si Ezra lee eso, se sentirá muy mal. Porque claro, uno debe preocuparse por los sentimientos del pedo bear que se dedicaba a espiarlas.

Hablando de, el pedo chief contrató un caterer profesional para la inauguración del pedo club. Esto molesta a Emily, le dice que ella esperaba ser mas que una simple barista y se porta extra bitchy con la chef. Emily siempre saca a relucir sus true colors cuando tiene problemas en sus relaciones.

Después de una búsqueda nocturna, Caleb y Spencer lograron encontrar el cuchillo, pero saben que no pueden simplemente botarlo por ahí porque eventualmente A lo encontrará. Así que se les ocurre la excelente idea de derretirlo en el horno del taller de cerámica del escuela. What? Ni siquiera creo que eso sea posible, si lo fuera, el horno no estaría lleno de estructuras metálicas.

Spencer escucha un ruido y se va, dejando a Caleb solo dentro del horno que, por supuesto, se cierra y se enciende. Afortunadamente Spencer regresa a tiempo antes de que Caleb muera deshidratado.

Aria decide que lo mejor que puede hacer es abordar a Jackie en la universidad para pedirle que borre la carta. Jackie le dice que no lo hará, pero tampoco se la enseñará a Ezra porque I get you gurl, bitches gotta stick together.

En su tour de visitas inapropiadas, Hanna pasa por Litchfield para pedirle a Ali que renuncie a esta pelea porque no la va a ganar. Ali le dice que ya se rindió, por eso está ahí, si fuera tan inteligente como todos dicen hubiera logrado encontrar una coartada mejor que la palabra de su hermano.

Le confiesa que en Thanksgiving estuvo esperando a Cyrus (el tipo al que le pagó para que se hiciera pasar por su secuestrador), porque la llamó para verse y le preocupaba que fuera a confesar la verdad. Estuvo horas esperándolo y nunca apareció. Después se enteró que Mona estaba desaparecida y supo que todo había sido una trampa de A, pero no puede contarle eso a la policía.

En la inauguración, Spencer conoce a Johnny, un random hipster que va a rentar la casa de huéspedes de los Hastings. Spencer le dice que no cree que quiera vivir ahí porque bitches get buried. Pero definitivamente no es lo último que veremos de Johnny.

Mientras tanto, Emily se aferra a sus horribles empanadas como Walter White a la mosca. Talia, la nueva chef, trata de calmarla diciéndole que casi todo puede ser salvado con la salsa correcta y yo solo quiero que se aleje de las empanadas de Emily.

Jason va a entregarle unos papeles a Ashley, porque los negocios de los DiLaurentis son tan importantes que no pueden descansar. Le cuenta lo triste que es su vida después de haber declarado en contra de su hermana, porque su papá no lo deja ni entrar a su casa, entonces Ashley lo invita a cenar con ella.

Jackie le escribe a Aria para decirle “You got in, gurl. XOXO -Jacks”. Pero después encuentra una parte de su carta en un separador de libros “You got screwed, gurl. XOXO -A”.

Toby le reclama a Spencer porque se llevaron el cuchillo, le dice que no quiere saber qué hicieron con él, no puede saber. Aunque es ridículo que Toby se haya convertido en policía en medio día, será interesante ver cómo enfrenta esos dilemas morales de Officer Cavanaugh vs novio de Spencer. Y más ahora que Spencer y las demás están tomando tan malas decisiones.

La cena en casa Marin termina convirtiéndose en algo mas, muy para el asombro de Hanna que ve a Jason bajar las escaleras de su casa.

Alex Vause está repartiendo uniformes en Litchfield y le entrega uno a Ali con una nota diciendo que sus amigas la verán pronto, escrita a mano (letra de mujer o de un hombre muy cuidadoso) y sin firma.

Peores momentos:

  • Un episodio un poco flojo, que realmente no aportó nada interesante mas que ver a las liars hacer estupidez tras estupidez. Todas están tan estresadas y volviéndose tan locas que quiero abrazarlas, darles chocolate caliente y decirles que todo estará bien.
  • Ver a Emily en ese estado maníaco por la ausencia de su novia es simplemente doloroso. Por cierto, decir que Paige no ha querido contestarle a Emily es algo ridículo, ella jamás haría algo así y menos a Em. Culpo a A o a Nick McCullers de estar reteniendo sus cartas.
  • Ashley y Jason, so many wrong things with that.

Mejores frases:

  • Hanna: You’re counting on that last little shred of me that gives a damn about what happens to you, and you shouldn’t.
  • Spencer: Em, there’s a hair in this.
    Emily: Just eat around it! Ok?!

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s