One Big Happy Recap (1.06): “Wedlocked”

Ha llegado el final de esta, muy breve, primer temporada de One Big Happy. Y, probablemente, sea el último capítulo que veamos de la serie, a consecuencia de los bajos niveles de rating. Aunque seguimos esperando por un milagro para salvar One Big Happy y Marry Me, parece que NBC no va a escuchar nuestras plegarias.

Mientras esperamos una resolución, veamos qué sucedió en este episodio. Como recordaremos, en el capítulo anterior, Luke descubrió que Prudence tenía un esposo inglés con el cual se casó después de solo tres días de conocerlo para salirse de una mala situación en su casa. Así que se molestó al pensar que con él había sido lo mismo y se fue de la casa.

Abrimos este episodio con Prudence en la cama con Lizzy, quien fue muy amable en dejarla dormir con ella para que no se sintiera sola. Aunque en realidad Prudence se metió en su cama, pero quién correría a Kelly Brook de su cama… I mean, look at her!

Prudence le dice que extraña mucho a Luke y sus (horribles y sexuales) poemas. Lo que más le preocupa es que, si no se casan al día siguiente, la van a deportar y vetar por siempre del país. Lizzy no entiende por qué no solo le dijo la verdad a Luke sobre su esposo, él lo hubiera entendido. Prudence le pregunta si nunca ha guardado un secreto que, en realidad no tenía por qué ser secreto, pero no lo decía porque le daba miedo lo que pensara la gente…. Sí, creo que Lizzy puede relacionarse con esto.

Por su parte, Luke se ha estado quedando en casa de Marcus, quien, como buen mejor amigo, lo abraza mientras llora. Pero a cambio, Marcus necesita un favor. Quiere que Luke le haga segunda en su cita con una chica y su amiga. En ese momento, Lizzy llega para llevarle el traje de su boda, pero Luke le dice que no puede casarse con Prudence si no confía en ella. Lizzy le dice que Prudence se sentía avergonzada de la verdad y esto es algo que ella entiende. Luke no comprende por qué Lizzy está defendiendo a Prudence, si quiso deshacerse de ella desde el principio. Incluso cree que trajo a Martin a propósito para sabotear su matrimonio. Así que no, no se va a casar.

Lizzy no puede creer que Luke piense que quiso arruinar su relación a propósito, ella no es una mala persona. Pero Leisha le dice que sí puede serlo y le recuerda cuando mató a su pez solo porque sus papás la mandaron a ella y no a Lizzy, al campamento de baile de Paula Abdul. Entonces Lizzy admite que, quizá, en algún nivel, sí intentó sabotear la relación. Pero no sabe cómo podrá hacer que se arreglen si Luke no quiere ni hablar con Prudence. Leisha le dice que cuando ella se enoja con Roy, solo recuerda el por qué se enamoró de él… lo cual es más difícil de lo que suena. Lizzy decide que lo único que tiene que hacer es juntarlos en el mismo lugar y recrear el momento en el que se conocieron.

Luke decidió acompañar a Marcus en su cita y pretender, junto con él, que es un detective del FBI y atrapó a Hannibal Lecter. La chica con la que está Luke es una cajera de Target, extra hueca, que no tiene idea de lo que está pasando.

Luke le dice a Marcus que ese bar le recuerda a Prudence, porque fue donde se conocieron y pasó la mejor noche de su vida. En ese momento, Luke ve a Prudence detrás de la barra, igual que en el primer episodio, gracias a que Lizzy la llevó ahí. La pareja se reencuentra, se dicen que se aman y quieren estar juntos. Pero, justo cuando se van a reconciliar, aparece Jackie la cajera. Prudence se enoja porque, mientras ella estuvo llorando todo este tiempo, él estaba por ahí saliendo con mujeres. Le dice que si es tan fácil seguir adelante, es mejor que la olvide.

Luke y Lizzy siguen a Prudence hasta el departamento y la encuentran empacando sus cosas, pues si ya la van a deportar, es mejor que se vaya de una vez. Luke le asegura que quiere estar con ella y no la engañó. Prudence le cree, pero no sabe si quiera quedarse. Quiere que la relación funcione pero no está segura de que él pueda volver a confiar en ella. Luke le dice que quiere confiar en ella, así que si hay algo más que tenga que confesarle, ahora es el momento. Prudence se desahoga de todas las cosas raras de su vida y la pareja se reconcilia.

Luke corre a ponerse su traje para la boda, pero cuando llega al departamento de Marcus, se encuentra a Jackie esperándolo. Jackie usa su chantaje emocional (porque mujer) para que Luke no se vaya y cuando lo tiene cerca, lo esposa a ella y realmente no quieren saber en dónde escondió la llave. Luke le ruega para que lo deje ir, pero la mujer está tan borracha/drogada que se desmaya antes de poder darle la llave.

Mientras tanto, Lizzy súper adornó todo para la boda, pero solo les quedan 55 segundos antes de que la visa expire. (Ya sé, no tiene sentido, just go with it) Como Luke no aparece por ningún lado, Lizzy decide hacer un sacrificio por la felicidad de su mejor amigo, ella se casará con Prudence. Prudence está sorprendida de la decisión de Lizzy, pues creía que no la quería ahí. Lizzy le dice que sí, hay momentos en que no le cae bien, pero ha aprendido a quererla.

OBH6

Justo después de pronunciarlas mujer y mujer, Luke llega con Jackie aún desmayada y esposada a él. Prudence le quita las esposas (porque asistió al curso de pick locking de Spencer Hastings) y le cuenta de lo que hizo Lizzy por ellos. Nuestra disfuncional y poco convencional familia se abraza felizmente.

Y así cerramos esta temporada. Realmente espero que suceda un milagro y NBC apueste por la visibilidad y la novedad que ofrece One Big Happy. Y, más allá de eso, creo que es una serie que aún tiene mucho potencial por ser explotado. Cuando tienes a personas como Ellen Degeneres y Liz Feldman detrás de una serie, sabes que tiene muchas oportunidades de crecer y llegar a ser de las favoritas de la gente.

Mejores frases:

  • Prudence (a Lizzy): Teach me how to be alone.
  • Prudence: Beneath that icy shell, is a slightly less cold, additional shell.
  • Luke: It is always gay pride day with you, isn’t it? (También me lo han dicho)
  • Luke: She just peed outside, that is not my thing!
    Jackie: Not yet.
  • Prudence: Yet, somehow, Simon Cowell walks free. (Me encanta que metieran esta frase por la rivalidad que existe entre Kelly y Simon)
  • Leisha: Dude, my sister married your wife.
    Roy: Yeah man, I think Lizzy may be your mom now.

 

¿Cuál fue su opinión sobre One Big Happy? ¿Les gustaría que le dieran una segunda temporada a la serie?

Compartan en los comentarios de abajo.

Anuncios

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s