FICM Crítica: La Cumbre Escarlata (Crimson Peak).

13-FICM

Con casi siete años de retraso es que por fin Crimson Peak llega convertida en realidad a las salas de cine, y de qué mejor manera que inaugurando nuestro querido Festival de Cine de Morelia.

La cinta que Guillermo del Toro hubiese terminado de escribir justo al finalizar El Laberinto del Fauno en 2006 tuvo que verse aplazada por diversos proyectos del director – como ya es costumbre para del Toro – y la verdad es que valió la pena la espera. Como el mismo del Toro afirma, hay proyectos que deben hacerse de manera independiente, como El Laberinto del Fauno, y otros que no hubieran sido posibles de ningún modo sin una ayudadita de Hollywood, como es el caso de Pacific Rim y de Crimson Peak.

cumbre-escarlata-del-toro-mia-wasikowska

La Cumbre Escarlata, como fue llamada en nuestro país, inicia a principios del siglo XX, en un Nueva York antiguo donde Edith Cushing, una chica independiente que no teme decir lo que piensa, luchar por vencer los estereotipos de su género y conseguir que su novela sea publicada, sin tener que ceder a los intereses de las editoriales. Edith, pese a ser joven, siempre ha estado intrigada por lo sobrenatural. Cuando era aún niña, fue visitada por el fantasma de su madre, quien “cariñosamente” le advirtió algo que en un futuro no muy lejano le sería de mucha utilidad: “Cuidado con Crimson Peak.”

Un día, su padre recibe la visita del Baronet Thomas Sharpe, quien ha llegado a Nueva York junto con su hermana para hacerle una propuesta de negocios y pedirle apoyo para construir una máquina que lo ayudará a extraer los minerales de la mina que existe en su natal Allerdale Hall. Pese al rechazo de su padre, la atracción crece entre Edith y Thomas, y ella termina yéndose con él, al otro lado del océano, para compartir su misteriosa casa en Crimson Peak. Es aquí cuando Edith comprende la advertencia de su madre y el misterio detrás de los enigmáticos hermanos comienza a salir a la luz.

cumbre-escarlata-edith-thomas-sharpe

Como ya bien del Toro nos había dicho, Crimson Peak no es una historia de terror ni de fantasmas. Es un romance gótico perverso, o como dijera el personaje de Edith, “it’s a story with a ghost in it.” Pese a haber sido influenciada por grandes obras, como el Resplandor o el Exorcista, la Cumbre Escarlata se siente muy distinta. Conforme transcurre la cinta, la trama se vuelve cada vez más predecible, haciendo cada vez más obvio su desenlace, al tiempo que el personaje de Edith, quien se supone funge como la protagonista y heroína de la cinta, decae considerablemente. Edith comienza siendo una joven independiente y temeraria, pero en cuanto llega a Crimson Peak, se ve completamente opacada por Jessica Chastain, quien como siempre otorga una gran actuación en su papel de Lucille Sharpe, mientras que el personaje de Edith se limita a correr por la antigua casa, conversar con los fantasmas de la casa y beber té.

Como ya lo habíamos mencionado, la producción es, por mucho, lo mejor de la cinta. El diseño de vestuario, la casa – la cual fue creada desde cero -, los efectos visuales y, como ya es su sello, el maquillaje y los personajes sobrenaturales. Tan solo la mansión en Crimson Peak, donde lo mismo tienen la vajilla más fina como un agujero en el techo por donde caen las hojas de invierno, termina siendo un personaje más de la cinta, que vive, respira y tiene una historia que contar.

jessica-chastain-cumbre-escarlata

Guillermo del Toro termina entregándonos una cinta que, vista en comparación con la calidad de sus historias previas, la fuerza de sus personajes anteriores y el suspenso al que nos tenía acostumbrados (mucho más allá de simples “sustos” ocasionados por un alma en pena apareciendo detrás de una puerta), la Cumbre Escarlata nos queda debiendo muchísimo, pasando a formar parte de la filmografía del director como, quizá, la más débil, predecible y hollywoodense de las historias que han salido de su mente.

Calificación: 2 cerealitos

2 cerealitos

Anuncios

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s