Recomendación: LOVE

En unos días estará de regreso LOVE. Y porque sabemos que muchos de ustedes aún no han visto esta joyita original de Netflix, creemos que aún estamos a tiempo de convencerlos de cancelar todos sus planes y binge-watchear la primera temporada antes del 10 de marzo, día en que se estrena la 2da. temporada. Así que ahí les van todas las razones por las que no se la pueden perder:

1. Judd Apatow

Si les gustan series como Freaks & Geeks, Crashing, GIRLS, o clásicos como Super Cool, Virgen a los 40 o Pineapple Express, entonces seguro disfrutarán el humor de la serie, la cual es escrita, dirigida y producida por Apatow, quien ha estado involucrado en proyectos como los que les mencionamos anteriormente.

2. Aborda las relaciones actuales de una manera poco vista en televisión

Love sigue la historia de Gus y Mickey, personajes completamente distintos uno del otro, con personalidades que incluso chocarían y pocos gustos en común. Sin embargo, al conocerse se da una pequeña chispa (nada forzada) que ni ellos mismos consiguen explicarse. Mientras ella es todo un caos y está lidiando con un break-up bastante fresco y dejando a un lado sus adicciones al alcohol y a las drogas; él es introvertido, serio y bastante “peculiar” a la vista. A lo largo de los diez capítulos de la primer temporada, ambos van cambiando y corrigiendo sus errores para evolucionar en adultos totalmente distintos a los que conocimos en un inicio.

3. Gillian Jacobs

Por si no lo sabían, Gillian Jacobs (famosa por su papel de Britta en Community) es la protagonista de esta historia y la encargada de dar vida a Mickey.

4. La roomie de Mickey

Bertie (Claudia O’Doherty) es una chica Australiana bastante sencilla pero muy divertida, que con todas sus catch-phrases y su humor un tanto bobo, es la roomie que todos quisiéramos tener.

5. No es una historia romántica

Love deja a un lado todos los estereotipos de las series de su género. Sí, habla del amor en la actualidad y de las dificultades de las relaciones hoy en día, pero en ningún momento caricaturiza a sus personajes ni abusa de los clichés.

6. Inevitablemente te identificarás con los protagonistas

Todos hemos sido un poco Mickey o un poco Gus en algún momento de nuestras vidas, por ellos, es inevitable que los amemos o los odiemos al identificarnos en ellos o relacionarnos con alguna pareja (o prospecto) que se haya atravesado por nuestro camino.

 

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s