Bates Motel Recap (5.02): The Convergence of the Twain

Después de haberse enterado de que  el sheriff Romero fue quien envió al hombre a matarlo, Norman decide hacerle una breve visita a su padrastro en la cárcel. Entre amenazas y “my penis is bigger than yours”, Romero le dice a Norman que no se ponga tan cómodo, pues no ha terminado con él.

Por su parte, Caleb decidió hacerle caso a Emma y se fue de la ciudad, dejando solo una nota como explicación para Dylan. Era obvio que el siguiente lugar que visitaría Caleb sería el Bates Motel y así lo hace, solo para encontrar una casa semi abandonada llena de platos sucios y cosas de Norma regadas por todos lados.

Mientras tanto, Norman está espiando a Madeline al puro estilo de Mona Vanderwaal. “Casualmente” la chica entra al café y se pone a platicar con el joven y termina invitándolo a una cita doble con su esposo y una amiga. Norman acepta, viéndolo como una oportunidad de “conocer” más a Madeline. La plática es interrumpida por Sam, el esposo de la rubia, quien resulta ser el mismo hombre que rentó un cuarto en el motel en el capítulo anterior.

En la cárcel, Romero se mete en una pelea con otro recluso y alega que lo atacaron porque descubrieron que es policía, lo cual no es verdad, pero su objetivo es ser transferido a otra prisión o ser liberado bajo el programa de protección para poder vengarse de Norman. Esto ya se está volviendo un pedo muy Bart-Bob Patiño.

Mientras Norman se alista para su cita, vemos que Norma está aprendiendo francés en línea, porque si va a estar muerta, por lo menos tiene que gastar su tiempo en algo útil. Claro, después de enterarse que Norman saldrá con una mujer, los dos comienzan una nueva discusión hasta que alguien toca a la puerta. Es Chick, el vecino enfadoso de Dylan y enemigo mortal de Caleb, quien resulta que ha estado visitando regularmente a Norman desde la muerte de su madre.

Chick va a la casa con otra motivación más que solo ver cómo está el chico, quiere proponerle un negocio: él le lleva animales muertos, Norman los diseca, Chick los vende y se reparten las ganancias 50/50. Norman acepta el trato.

Después de no encontrar a nadie en la casa, Caleb se va a otro de los moteles locales para rentar una habitación, ahí el dueño le da la triste noticia: su hermana lleva más de un año muerta. Caleb, incrédulo, va al cementerio sólo para descubrir que es cierto y llora en la tumba de Norma.

Antes de irse a la cena, Sam visita a Norman para advertirle que no debe meterse en sus asuntos privados y comparar el tamaño de sus penes. (Tantas competencias de penes en este capítulo).

Ya en el restaurante, a Norman no podría importarle menos la amiga de Madeline y sólo está interesado en lo que ésta tiene que decir (y en comparar su pene con el de Sam). En esta escena podemos ver algo muy interesante y curioso, cuando norman ordena otra botella de vino, lo hace con un acento francés muy estudiado, ¿por qué? Porque “Norma” estaba estudiando francés unas horas antes, mindfuck. Hasta el mismo Norman se queda extrañado de lo que acaba de suceder.

A partir de eso, Norman empieza a sentirse un poco mal y se va al baño en donde se encuentra a (sí, adivinaron) su madre. Norman la regaña y se preocupa porque está en un lugar público y todo el pueblo piensa que está muerta, así que le da las llaves del auto y le dice que lo espere ahí escondida. Norma obedece y aprovecha para preguntarle a su hijo si aún la quiere.

Al salir del restaurant, Norman se sube al auto, donde lo está espando impaciente su madre, quien al ver a Madeline resalta el gran parecido que tiene con ella, lo cual le causa un gran disgusto y hace que salga del carro y hacia un bar. En el bar, podemos ver una dualidad, por un lado la realidad en la que es Norman quien está sentado en la barra y por otro lado la realidad interna del joven en la que es su madre quién está hablando con el cantinero. Norma le cuenta que trabaja como cuidadora de una persona con problemas mentales y ya está cansada de su trabajo pues cree que esta persona ya no la quiere y por eso mismo se mete en tantos problemas, los cuales dificultan su trabajo. El cantinero le dice que seguramente esta persona la quiere y está agradecido por todo lo que hace por él, sólo le es complicado externarlo.

Mientras tanto, en otro bar vemos a Chick escribiendo un libro que parece ser de Norma/Norman y su trastorno de personalidad. Como era de esperarse, se encuentra con Caleb y comienzan a discutir, hasta que Chick se da cuenta que acaba de enterarse de la muerte de su hermana y siente lástima por él.

Caleb, dentro de su enojo, sospecha que Norman tuvo algo que ver con la muerte de Norma, ya que no cree que ella sería capaz de cometer suicidio, así que decide ir a buscarlo. Entra violentamente a la casa y la recorre sin encontrar al joven, pero termina encontrando algo más interesante, el altar de Norma con todo y el cuerpo.

En ese momento, Norman aparece vestido como su madre, ¡con todo y peluca rubia! y golpea a Caleb en la cabeza, sólo para darse cuenta que Chick está detrás de él y fue testigo de todo.

Es tan interesante el rumbo que le están dando a esta temporada y ver las escenas de Norma/Norman es un deleite para el público, especialmente por las actuaciones tanto de Freddie como de Vera. Esperemos que esa escena final sea un indicio de que cada vez veremos más a Norman personificar a su madre y todas las consecuencias que eso traerá. Also, ¡ya queremos ver a Rihanna como Marion Crane!

 

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s