GIRLS Recap (6.08): “What Will We Do This Time About Adam?”

el

Oh si, el momento que todos temíamos, por fin llegó. Ya lo veíamos venir con la “película” de Adam y si tuvieron la oportunidad (o infortunio) de ver promocionales del episodio como yo, entonces ya sabían que, a dos episodios de que la serie termine, llegaría el turno de que Adam y Hannah se reencontraran para cerrar ciclos y darnos un emotivo episodio que nos dejó con el corazón hecho rollito, muy a la “The Panic in Central Park.”

Empezamos con Adam abriéndose ante Jessa, diciéndole que tiene mucha historia con Hannah como para no intentarlo otra vez y que desea, de verdad, criar a su hijo o hija a su lado.  De una manera u otra, Jessa ya lo sospechaba, por lo que toma esta confesión muy serena, lo cual sorprende a Adam. “Di algo, enójate, golpéame en el rostro”, le dice Adam, pero Jessa le responde calmada: “¿Por qué haría eso? No has hecho nada malo.”

“Why would I do that? You haven’t done anything wrong.”

Mientras, en el departamento de Hannah, el calor de NY está tan insoportable que ella y Elijah se pasean por el cuarto solo en ropa interior. Mejor dicho, solamente en calzones. Con tan altas temperaturas y el aire acondicionado descompuesto, Hannah baja a la tienda para surtirse de paletas heladas y es aquí justo donde Adam, quien la había ido a buscar, se la encuentra. Obviamente, Hannah se saca de onda, aún más cuando Adam le dice que quiere hablar con ella, pero aún así insiste en que hablen ahí mismo. De inmediato, Adam le lanza la bomba: Han vivido muchas cosas como para borrarlas así de fácil, y aunque creyó que ya había cerrado su ciclo, el escuchar que está esperando un bebé le ha hecho darse cuenta que la extraña y que quiere ayudarla a criar a su bebé. ¡PUM!

Adam: I want to raise your child with you. I miss you and I miss being with you. And I thought I could move on, but hearing about the baby made me realize we don’t have any more time to waste. Let me show you who I’ve become. I want to be there for you as you become a mother. I want to watch you blossom and love this baby more than anyone has ever loved a living thing. I don’t want to be away from you any longer.

Ya con la bomba lanzada, Adam le pide si pueden seguir hablando en su departamento. Debo admitir que me sorprendió que Hannah lo aceptara de vuelta tan pronto. Por Adam, lo entiendo. ¿Quién no ha tenido un evento como un accidente, una noticia fuerte o enterarte que tu ex está embarazada que le ha dado darse cuenta de la fragilidad de la vida y el tiempo? Nosotros no…

Aunque bueno, después de darle otra pensada, también comprendo la actitud de Hannah. Está asustada. Intenta ser fuerte y mostrarse firme con su decisión pero el hacerse cargo de un hijo sola, con un trabajo no tan estable, en sus 27 y viviendo con su mejor amigo que, aunque se la pasen en calzones, a la primer provocación sugiere abortar al bebé, no lo hace nada sencillo.

A partir de aquí, comienza el cuento de hadas, un día “perfecto”, la ilusión de lo que un futuro juntos podría traer… si no supieran de antemano que son perfectamente tóxicos el uno para el otro. Compran “jarritos” (nuestra querida y artificial bebida mexicana), caminan por las calles de Nueva York, visitan una tienda y hacen compras para el cuarto del bebé, discuten sobre la cuna y el ropero que Adam construirá, e incluso, Hannah se abre con Adam y le cuenta sus inseguridades sobre si será una buena madre o no.

La que en realidad no lo está pasando tan bien es Jessa. Pese a mostrarse tranquila tras el rompimiento con Adam, ahora vaga por la zona de Hannah para visitar a Laird (quien, recordemos, vive un piso abajo), pero el solo ver a su bebé (hija de Catherine, hermana de Adam, quien los abandonó just because) le mueve demasiado. ¿Será porque se identifica con su propia infancia? ¿O porque las náuseas y vómito que tuvo minutos antes indican un posible embarazo? Ojalá no sea esta segunda, y las náuseas sean solo causa del estrés post-break up. Con tanta ansiedad, decide irse del depa de Laird, no sin antes confesarle que Hannah está embarazada.

Mientras Laird corre escaleras arriba para proponerle a Hannah que ambos críen a sus hijos juntos, lo más absurdo que hemos escuchado en buena parte de los episodios, Jessa vaga en busca de un bar que solía visitar con Adam. Pide un Spritz, el cual no toca, y va directo al baño a intentar seducir al único cliente del bar. Es aquí donde tenemos el momento más honesto, real y conflictivo de Jessa. Después de que el extraño entre al baño con ella, toda su fortaleza se rompe. “I don’t want you”, le dice, pero en el fondo no sabemos si se refiere a él, o a sus sentimientos por Adam.

“I don’t want you.”

En una trama alterna, Shosh está pasando la tarde con Ray cuando se encuentran con Abigail, su ex-jefa cuando estuvo en Tokio (lo único que pensé todo ese momento fue “Yay! Aidy Bryant is back!). A Shosh le es imposible ocultar lo poco feliz que la hace encontrársela (recordemos que fue ella la que la despidió y la hizo regresar a su vida normal, lejos de la emoción de Tokio) y mucho menos aún cuando se une a su plan vespertino con Ray. Por extraño que parezca, y Shosh no nos dejará mentir, la química entre estos dos es inevitable. Ambos se interesan por cuentos antiguos rusos, la restauración de cintas antiguas, la historia de Brooklyn en décadas pasadas y tienen la misma respuesta a la pregunta de “¿preferirías vivir en un edificio bonito con vista a uno horrendo, o en uno horrendo con vista a un edificio increíble?”. Finalmente Shosh cae en cuenta que está de mal tercio y los deja para que sigan juntos entrevistando viejos brooklynitas, practiquen las habilidades sociales de Ray y terminen en la cita-no cita más linda y awkward de la vida.

Volviendo a la trama Hannah-Adam, nos los encontramos teniendo un gran momento en una cafetería. Los planes y la plática a futuro sigue in crescendo. Ya hablaron sobre muebles y el cuarto del bebé, ¿pero dónde vivirán? Hannah no piensa correr a Elijah de su casa y Adam es feliz de dejar a un lado su departamento. ¿Deberían casarse? Tal vez podrían mudarse juntos. Adam tiene un sitio perfecto pero se encuentra en waiting list desde hace tiempo, sin embargo, si se casaran, seguro podrían obtenerlo muy pronto. Claro que Hannah tendría que hacerse cargo de la administración de esta nueva familia pues él no es el mejor con los números.

La plática continúa y poco a poco, los dos se dan cuenta de lo poco real que es la situación. Sí, tuvieron un día perfecto juntos donde ambos escaparon de su realidad para vivir una ilusión. Así que ante esta realización, Hannah se despide para volver a casa, mientras que Adam vuelve a su departamento, con la esperanza de que Jessa se encuentre ahí pues ha perdido sus llaves.

Highlights del episodio:

  • Este momento. Cuando se dan cuenta de lo absurdo que es todo. Se me pone el ojo Remi y se me vuelve a romper el corazón nada más de acordarme.
  • Ray y Abigail. ¿Quién lo hubiera imaginado? Al menos, Shoshanna no. Estamos felices con esta extraña química y con tener a Aidy Bryant de nuevo en el show. Además, ¿cómo no morirte de amor con este momento tan awkward pero lindo?
  • Jessa. Conforme pasan los episodios y las temporadas, pareciera que GIRLS se preocupa más por hacerla ver como “un villano” que como una más de las chicas. Quizá tenga más problemas y un poco más de sociópata que el resto, pero también es un humano y no todo en su vida es frivolidad. Este episodio nos da justo lo que tanta falta nos hacía: Nos muestra el lado sensible de Jessa y cómo, por más fuerte y desconectada que actúe, en realidad es tan frágil como el resto del grupo. Lo único que me pasa por la cabeza en estos momentos es “por favor, Lena Dunham. No hagas que Jessa también esté embarazada”. 🙏

Mejores frases:

  • Adam: “I’m happy to give my apartment up. It’s month-to-month anyway.”
    Hannah: “It’s month-to-month? You’ve lived there for like eight years.”
    Adam: “Yeah, it’s a good deal.

Y bueno… para cerrar, y para que sigan dándole vueltas a este triste episodio, les compartimos el “Inside the Episode” con Lena Dunham.

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s