GIRLS Recap (6.09): “Goodbye Tour”

el

El penúltimo episodio de la serie lleva por título “Goodbye tour” y, debo admitir, que así se ha sentido toda la temporada, como un ‘adiós’ a esta serie creada por Lena Dunham y que sin duda, pese a sus altas y bajas, dejará una huella dentro del género. Ninguna despedida, en especial de GIRLS, puede estar completa sin que todas sus protagonistas se reúnan una última vez antes de despedirse por siempre – al menos de la pantalla chica – y “Goodbye tour” brinda el momento perfecto de reunión y aceptación para las cuatro amigas que han estado juntas desde el comienzo. Aunque, a decir verdad, la única pregunta que nos queda después de estos treinta minutos y de tantas confesiones es ¿alguna vez fueron en realidad ‘amigas’?

Hannah tiene una entrevista en una universidad al norte del estado, lejos de Nueva York. Todo marcha increíble y la directora del programa, quién ve en Hannah a la candidata perfecta para enseñarle a los jóvenes a utilizar el Internet para el bien, le ofrece sin dudar el puesto. Hannah está feliz ante la oferta pero le pide 24 horas para meditarlo, como cualquier adulto coherente haría.

De regreso a NY, Elijah es el primero en enterarse de su partida y la felicita a pesar de estar rompiendo su promesa de quedarse a vivir por siempre en NY y ser pobres y felices juntos. Una a una, Hannah intenta localizar a sus amigas para despedirse/contarles sobre su nuevo cambio de planes pero tiene problemas lográndolo. Marnie, as always, ignora la llamada y la envía a buzón, mientras que Shosh ha cambiado su número de teléfono sin explicación. En vista del éxito no obtenido, se dirige al departamento de Shosh para contarle en persona y se encuentra con un fiesta en la cual no fue requerida. Y no, no es cualquier fiesta, es la engagement party de Shoshanna y todos, incluido Elijah, fueron invitados menos ella.

Sorprendida, confronta a Shosh sobre lo ocurrido, pero Hannah no está en posición de reclamar nada, pues ella misma ha contribuido en enfriar su amistad pues ni siquiera se molestó en contarle que estaba embarazada.

“Yeah, I did. Which would be strange, except you’re having a baby, and you neglected to tell me after you literally told everyone else on the face of the earth. So, I guess that just kind of says who we are to each other.”

Si de por sí ya se sentía la tensión, la cosa empeora cuando Jessa aparece de entre la multitud. Marnie, en su eterno afán por intentar arreglar las cosas, llama a una reunión de emergencia en el baño.

A regañadientas, las cuatro se ven reunidas en un cuarto miniatura, tratando de arreglar sus problemas con Marnie como guía, sin embargo, Shosh es la única lo suficientemente adulta y realista (extrañamente) como para aceptar la situación actual: Desde hace tiempo, las cuatro se han ido distanciando cada vez más y sus propias personalidades problemáticas y narcisistas no han hecho más que complicar la situación, por lo que, a su parecer, es mejor aceptarlo, agradecer lo que pasó y seguir cada una por su rumbo. En vista del éxito no obtenido, incluso Marnie se da por vencida y todas vuelven a la fiesta, porque pues, ya no queda de otra.

Sin embargo, no todo está perdido. Jessa se acerca a Hannah para disculparse, ahora, honesta y sinceramente, todo lo contrario a aquella ocasión en que fue a su departamento para reclamarle por no haberle contado sobre su embarazo. Igualmente, Hannah acepta la disculpa y ella también le pide perdón por como fueron sucediendo las cosas. Quizá la intervención de Marnie no dio resultado, pero este pequeño acercamiento entre ambas, quienes quizá, de entre todas, tenían los mayores problemas y tensión, les permite perfectamente volver a reconectarse sin que este intercambio se sienta forzado ni mucho menos deshonesto. Finalmente, Jessa le regala a Hannah un mini vestido que compró para su bebé y Hannah le agradece, a pesar de que, sorpresivamente, no está esperando una niña – solo queda esperar que sea el gayest boy in the entire world. Una vez aliviada la tensión, deciden dejar a un lado todo y pasar a divertirse, como sólo ellas pueden, dentro de una fiesta tan uptight como la de Shosh.

Highlights:

  • Jessa y Hannah finalmente haciendo las pases. Honestamente, creí que esto sería algo imposible de ocurrir, sobre todo después del episodio anterior donde Hannah se reuniera brevemente con Adam (solo para darse cuenta que lo suyo estaba más que enterrado) y luego éste volviera a los brazos de Jessa.

  • La última aparición de Shosh, Jessa y Elijah. Sadly, este fue nuestro cierre para estos tres personajes. Quizá no sea el que soñamos, pero cada uno tuvo un cierre a su storyline: Shosh ahora a punto de casarse y esforzándose por tener la vida que siempre quiso, Jessa poniéndole pausa a su carrera como terapeuta y arreglando sus problemas con Hannah y nuestro favorito, Elijah, obteniendo la parte en el musical “White Men Can’t Jump”. 
  • Elijah covereando “Cool for the summer” para ayudar a que Hannah se pueda dormir, desde otra habitación. Urge un spin-off de Elijah.
  • Hannah adoptando el full-mom-look.

  • Catherine regresando y apareciendo, muy brevemente, junto a Sample para darle la bendición a Hannah en su nueva vida como madre.

  • Hannah finalmente dando un paso más serio en su carrera profesional y mudándose lejos de Nueva York, aceptando su nuevo papel como futura madre y adulto que sin duda avergonzará un poco a las nuevas generaciones de estudiantes.

Mejores frases:

  • Elijah: “Hannah, you’ve made so many wonderful friendships here.” Y los dos mueren de risa por el sarcasmo de la situación.
  • Shosh: “With the help of Byron, who has completed all 12 steps of Al-Anon, I have come to realize how exhausting and narcissistic and ultimately boring this whole dynamic is. And I finally feel brave enough to create some distance for myself. If you guys happened to notice all of those really pretty girls out there who have, like, jobs and purses and nice personalities, those are now my friends. Not you guys. I think we should all just agree to call it.”
  • Shosh: “We can’t hang out together anymore because we cannot be in the same room without one of us making it completely and entirely about ourselves. In this instance, in particular, it happens to be Hannah, who has decided to crash my engagement party by showing up dressed like a member of the “Teen Mom” cast.”
  • Hannah:  “We were all just doin’ our best. The worst best.” 
  • Jessa: “I think it turns out that I wasn’t as ready to help people as I thought. I just needed to take a long, hard look in the mirror, as my mother would say.”
    Hannah: “What’d you see?”
    Jessa: “A fucking bitch.”
  • Elijah: “I just don’t understand why you would want to leave New York, okay? That’s like something your family makes you do when you’re too deep into crack to stop them. It’s not something that a young, vibrant, albeit pregnant, person does.”

 

 

Throw a pie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s